Belleza Mujer remedios naturales

Remedios naturales para estrías rojas y blancas

remedios naturales para las estrias

Aunque parezca que las estrías son un problema sólo femenino debido a que las mujeres suelen desarrollarlas sobretodo durante el embarazo, los hombres también pueden tener estrías. Porque también aparecen al aumentar de peso con rapidez y por ello se hace importante le uso de remedios naturales para tratar tanto las estrías rojas como las blancas.

Cuando la piel de nuestro cuerpo se estira, las fibras que poseen menos elasticidad se terminan rompiendo y así se forman lo que se conoce como estrías. Suelen aparecer sobre todo en el abdomen, los muslos, las caderas, el pecho y las nalgas.
Podemos decir que la pérdida de colágeno y de elasticidad de la piel son las que terminan provocando el nacimiento de estas marcas que al principio son de un color rosáceo, luego pasan a un tono rojizo y al final terminan adquiriendo un color blanco.

Remedios naturales para estrías rojas a base de azúcar y huevos

Azúcar y aceite de oliva para tratar las estrias:

1. Uso del azúcar en el baño.

Vamos a usar el azúcar como un exfoliante que ayudará a mejorar la apariencia de la piel. Para ello usaremos una cucharadita de azúcar orgánica durante nuestro baño, aplicándola sobre la piel humedecida en forma de suaves masajes sobre las zonas con estrías.
Lo haremos durante 30 segundos y nunca superaremos el minuto para que la piel no termine irritándose.

No dejes de leer:
20 poderosos beneficios del aguacate para la belleza

Después, podremos ducharnos o bañarnos con total normalidad, teniendo cuidado de lavar, enjuagar y secar la zona con delicadeza procurando no irritar la piel que ha sido sometida al tratamiento.

2. Usar el aveite de oliva en la salida del baño.

Después de salir del baño aplicaremos aceite de oliva extra virgen puro (acidez máxima 0,6%) sobre las zonas con estrías.
Con 1 o 2 gotas o con una cucharadita aplicadas sobre la zona durante 10 segundos, será suficiente. Porque es un aceite natural y puro que será absorbido con rapidez por nuestra piel.
Podemos aplicarnos aceite dos veces al día. Así utilizaremos las propiedades de la vitamina E para curar estos problemas de la piel.

Tratamiento efectivo con huevos:

La clara del huevo contiene importantes cantidades de aminoácidos y proteínas y será una forma natural para tratar las estrías.
Para ello bate las claras de dos huevos, aplícalas sobre la piel y déjalas allí hasta que sequen. Después, enjuaga con agua fría.
Puedes hidratar la zona con un poco de aceite de oliva y repetir este proceso durante dos semanas con regularidad.

Remedios naturales para estrías blancas a base aguacate y aloe vera

Aguacate remedio natural para las estrías

1. Crema de aguacate para estrías:

Los aceites naturales del aguacate ayudarán a mejorar la elasticidad de la piel y combinados con el aceite de oliva, ayudarán a regenerarla.

Ingredientes:
1 aguacate maduro.
Aceite de oliva

No dejes de leer:
Mascarillas de aguacate y sábila para cutis seco

Modo de preparación:
Mezclamos la pulpa bien machacada de un aguacate, con tres cucharadas de aceite de oliva.

Modo de empleo:
Se aplica todos los días dando masajes circulares y dejando actuar unos 40 minutos.
Se retira con abundante agua tibia.

2. Crema para estrías usando aloe vera:

El aloe vera junto con el aguacate tienen un alto poder regenerativo sobre los tejidos. El colágeno del aloe vera ayuda a recuperar las pieles dañadas, e hidrata el cuerpo.

Ingredientes:
Medio aguacate.
Una hoja de aloe vera.
Aceite de oliva.

Modo de elaboración y aplicación:
Se introduce el aguacate, el gel de aloe vera y una cucharadita de aceite de oliva en la licuadora.
Formaremos una pasta suave y homogénea con la que haremos masajes circulares dejando actuar durante 20 minutos sobre la zona.
Retiramos con agua fría.

-Alimentación adecuada para evitar las estrias

frutas y verduras como tratamiento natural para las estrías

Recuerda que los mejores remedios naturales para las estrías son aquellos que también tienen en cuenta la alimentación:
Debemos mantener nuestra piel hidratada a través del consumo de agua.
Es conveniente consumir frutas y verduras ya que mejoran la elasticidad de nuestra piel.
No debemos abusar de las grasas ya que éstas se terminan almacenando en el estómago y los glúteos.
Es bueno practicar ejercicio ya que contribuye a la elasticidad de la piel.

Redacción: Equipo de Vida Lúcida