Alimentación sana Dietas Salud

Remedios naturales para la prevención de hígado graso

Hígado graso

Los remedios naturales que pueden emplearse para la prevención del hígado graso o la aparición de grasa en el hígado, que es lo mismo, pueden ser un tratamiento muy efectivo para evitar las complicaciones hepáticas que puedan desencadenarse por esta condición de tener grasa en el hígado, que no es un problema menor.

¿Qué es el hígado graso?

La enfermedad del hígado graso no alcohólico es una condición cada vez más común marcada por la acumulación de grasa en las células del hígado. En algunos casos, el hígado graso puede causar inflamación y cicatrización e incluso conducir a insuficiencia hepática o cirrosis entre sus consecuencias graves de salud sobre nuestro organismo.

Cómo prevenir el hígado graso naturalmente

peso saludable para prevenir el hígado graso

Aquí hay cuatro maneras saludable de aumentar tus defensas contra la enfermedad del hígado graso y prevenir también que nuestro hígado se torne lleno de grasa, muchas veces producto del descuido en la alimentación y los malos hábitos adquiridos en nuestra pobre nutrición.

1) Mantener un peso saludable

Apegarse a una dieta saludable, basada en vegetales y hacer ejercicio regular puede evitar que la grasa se acumule en el hígado, bajar de peso de manera gradual puede ser de gran ayuda en estos casos, ya que de esta manera evitaremos el efecto rebote que muchas veces es el responsable del aumento de peso de manera abrupta y trae aparejado los problemas de acumulación de grasa en los diferentes tejidos incluidos el hígado.

Obtén más información sobre la búsqueda de una dieta que sea adecuado para ti y que pueda ayudarte, por ejemplo puedes conocer los 7 alimentos para limpiar el hígado naturalmente que pueden ayudarte a desintoxicarlo a medida que también son una forma de bajar de peso de manera sana sin poner en riesgo la salud, también es necesario enfocarse en cómo desintoxicar el Hígado.

No dejes de leer:
Aceites esenciales para ayudar en la menopausia

2) Limpiar tu cuerpo de toxinas

La exposición a toxinas (que se encuentra en los productos químicos industriales, algunos medicamentos, e incluso la comida) pueden debilitar la función del hígado y pueden contribuir al desarrollo de hígado graso. Además de mantenerse lejos de las sustancias tóxicas, considera un lavado de toxinas de tu sistema con la ayuda de una dieta de desintoxicación. Guía para un día de desintoxicación mental y física

3) Obtén tus antioxidantes

Las vitaminas E y C – ambos antioxidantes – pueden ayudar a promover la salud del hígado. En un estudio del 2005, los científicos descubrieron que tomar suplementos de vitaminas E y C ayudaron en los niveles de las enzimas que están normalmente elevados en las personas con enfermedad de hígado graso. No dejes de consumir un batido antioxidante que puede ayudarte a encontrar esas vitaminas y minerales que tu cuerpo necesita para prevenirse del hígado graso.

4) Usa la medicina herbal

Un remedio casero tradicional para los problemas del hígado es la leche de cardo, ya que esta puede aumentar la producción de enzimas que ayudan al hígado a eliminar toxinas. Sin embargo, es importante señalar que la FDA no ha aprobado el uso de la leche de cardo para mejorar la salud del hígado. Antes de comenzar a tomar cualquier tipo de hierba, encontrar la manera de utilizar los suplementos de forma segura y consulta con un especialista cualificado antes de emplear soluciones alternativas a problemas más serios de salud.

No dejes de leer:
Instrucciones para limpieza de hígado y vesícula biliar con aceite de oliva y toronja

Causa del hígado graso

La aparición del hígado graso a menudo ocurre en personas que tienen sobrepeso u obesidad, el hígado graso se ha relacionado con la diabetes, altos niveles de grasas en la sangre, y la resistencia a la insulina. De hecho, un estudio del 2009 sugiere que aproximadamente el 70% de las personas con diabetes tipo 2 puede tener hígado graso, y que la enfermedad puede seguir un curso más agresivo para los pacientes con diabetes.

Un análisis de sangre estándar solicitado por tu médico, debe indicar si tienes altos niveles de ciertas enzimas hepáticas, un marcador de hígado graso.

Tratamiento del Hígado Graso

Aunque no hay manera de tratar el hígado graso clínicamente hablando, la pérdida de peso y la reducción de tus niveles de grasa en la sangre podría ayudar a controlar la condición. Mantener el hígado graso bajo control es crucial para tu salud en general: Un par de estudios publicados en 2008 muestran que el exceso de grasa en el hígado puede dejar más vulnerables a las enfermedades cardiovasculares, además de la diabetes.

Redacción: Equipo de Vida Lúcida