10 remedios caseros para quitar los ronquidos

¿Quién no querría saber cuáles son los mejores remedios para dejar de roncar? El ronquido es un problema que molesta tanto al que lo padece como a la persona con quien comparte el cuarto o la cama la persona afectada. De hecho, el ruido molesto que se emite con los ronquidos pueden interrumpir fácilmente el sueño.

Una mujer con problemas de ronquido

Cómo dejar de roncar

Con remedios naturales se pueden aliviar, e incluso quitar completamente los ronquidos que caracterizan el sueño de los afectados por la roncopatia. La medicina alternativa, la homeopatía, la acupuntura, los aceites esenciales y preparados caseros ofrecen muchas posibilidades para probar.

1. Aromaterapia y aceites esenciales

Hay muchos aceites esenciales que, gracias a sus propiedades descongestivas, emolientes y desinfectantes, pueden tener un efecto beneficioso sobre las membranas mucosas y facilitar la ventilación nasal incluso de noche.

Un método muy efectivo es preparar una mezcla de aceite esencial de eucalipto, pino de montaña y enebro y menta.

Instrucciones:

  1. Se emplean 25 ml de cada uno.
  2. Vierte unas gotas de la mezcla en un paño húmedo y rocia el cuarto, la cama o ponlo en algún lugar donde se pueda ventilar  mezcla por el dormitorio.
  3. Alternativamente, es posible poner unas gotas directamente en los humidificadores o en los difusores de aroma.
  4. Durante la noche, los aceites esenciales emitirán un aroma beneficioso capaz de abrir los conductos nasales facilitando la respiración.

2. Lavados nasales

Para optimizar el efecto, antes de irte a la cama, puedes intentar liberar la nariz con una bomba especial cargada con agua y sal marina.

También puedes leer:  Excelente receta para fulminar un resfriado

Esta irrigación nasal, realizada todas las noches antes de dormir, desinfecta y despeja las membranas mucosa.

3. Plantas medicinales

En fitoterapia una planta perenne utilizada para este trastorno del sueño es la perilla. También llamada ‘albahaca de China’ es una planta aromática muy similar a nuestra albahaca.

De sus semillas se extrae un aceite de múltiples virtudes, rico en omega 3 y 6 de flavonoides complejos. Por este motivo, la perilla se recomienda cada vez más como un remedio natural contra las alergias.

En general, está indicado para los trastornos respiratorios más generalizados, considerando sus efectos antiinflamatorios y antialérgicos beneficiosos.

4. Infusión de ortiga

  • Una taza de agua
  • 1 cucharadita de ortiga seca

La preparación es muy simple, se debe dejar que se infunda la ortiga en la taza de agua caliente, y puede ser usada dos veces al día.

5. Aceite esencial de menta

Si los ronquidos nocturnos son causados ​​por una congestión de la nariz o por el frío, puedes recurrir al aceite esencial de menta. Su efecto balsámico alivia la congestión y el dolor de garganta. La liberación del tracto respiratorio también te ayudará a dejar de roncar. Es cierto que no se trata de una enfermedad grave, pero el ronquido generalmente por la noche puede tener consecuencias que socavan la calidad de vida durante el día.

6. Aceite esencial de eucalipto

A veces los ronquidos pueden ser causados ​​por aire excesivamente seco. En este caso, puede ser una buena idea colocar un deshumidificador o vaporizador en el dormitorio. Puedes añadir unas gotas de aceite esencial de eucalipto. De esta manera, el aire estará menos seco y también lleno de buen aroma balsámico.

También puedes leer:  El aceite de coco ayuda a quitar bacterias que causan caries

7. Solución salina

Puedes preparar gotas nasales para despejar las vías respiratorias e hidratar la faringe. Disuelve media cucharadita de sal en una taza de agua. Ponlo en una botella pequeña con nebulizador y rocía una vez en la nariz y la garganta. Para liberar la nariz, también mezcla 2 gotas de aceite esencial de limón con 2 gotas de aceite de almendras dulces e inhala 1 gota de mezcla en cada fosa nasal.

8. Bebe un té de salvia

La salvia es un excelente remedio natural para despejar las vías respiratorias y dejar de roncar. Prepara una infusión agregando algunas hojas en una olla con agua hirviendo y dejándola reposar durante al menos 10 minutos.

9. Duerme de lado

Dormir de lado: cuando duermes boca abajo, todos los tejidos se relajan, especialmente los del paladar blando que comienzan a vibrar. Descansar acostado de lado es una buena solución porque reduce el riesgo de obstrucción de la tráquea. Para hacer esto, use una almohada adicional o cose en la parte posterior de las pelotas de tenis.

10. Evita el alcohol

El alcohol es el peor enemigo de los que roncan. Evita beber hasta cinco horas antes de irte a dormir. De hecho, la cerveza, el vino y los cócteles relajan los tejidos de las vías respiratorias superiores, aumentando las vibraciones y produciendo ronquidos con mayor facilidad. El cambio de ciertos hçabitos, como el de consumir alcohol por la noche, puede ser de gran ayuda para eliminar los molestos ronquidos.

5.0
02

Acerca del autor

Avatar

Marcela Diaz Andrade

Me gusta compartir mi conocimiento y llevarlos a formar un artículo que pueda brindar consejos para vernos mejor físicamente como también a nivel emocional. Soy maquilladora profesional y me dedico a la redacción de artículos de moda y belleza.