Psicología Salud emocional

5 emociones negativas que pueden estar atrapadas en tu cuerpo

Como ya sabrás, todos los pensamientos y sentimientos llevan consigo una cierta vibración o frecuencia energética. Los pensamientos positivos pueden aumentar tu frecuencia en 10 Hz, mientras que los pensamientos negativos o emociones negativas disminuyen tu energía en 12 Hz o más.

emociones negativas

Si tu “frecuencia” es demasiado baja, tu cuerpo se convierte en el entorno perfecto para que la enfermedad prospere, y esto puede manifestarse en forma de depresión, ansiedad, síndrome del intestino irritable y cándida, por nombrar solo algunos. La enfermedad simplemente no puede existir en un cuerpo y mente que opera en una “frecuencia más alta”, porque las células expandidas y oxigenadas evitan las enfermedades. Por otro lado, las células contraídas desoxigenadas alimentan la enfermedad, y con una tasa tan alta de enfermedad, es importante para todos nosotros elevar nuestra “frecuencia energética”, para que podamos recuperar nuestra salud física, emocional y espiritual.

De hecho, tu mente puede enfermarte y mantener esas emociones permite que la enfermedad se propague debido a las energías más bajas asociadas con estos pensamientos y sentimientos.

5 emociones negativas que pueden estar atrapadas en tu cuerpo

Entonces, ¿cuáles son las principales emociones negativas que debes tener en cuenta y cómo puedes liberarlas? Aquí hay 5 emociones negativas que podrían quedar atrapadas en tu cuerpo (y cómo liberarlas).

1. Ansiedad

La ansiedad ocurre cuando nos enfocamos demasiado en el futuro, lo que nos lleva a tener miedo de lo desconocido, y una sensación de aprensión a menudo supera a los que se sienten ansiosos. Cuando te fijas en el futuro, se manifiesta como un estado abrumador de preocupación y meditación en el cuerpo, y esto puede causar una gran cantidad de enfermedades, incluida la EPOC (Enfermedad pulmonar obstructiva crónica) y las enfermedades del corazón.

También puedes leer:  Señales que indican que padeces el Síndrome de Burnout

Remedio: Movimiento. Simplemente mueve tu cuerpo y mente y permitirte fluir con el momento puede liberar cualquier tensión acumulada y permitir que tu alma se cure. Puedes hacer algún tipo de ejercicio que disfrutes, como yoga o ciclismo, o simplemente caminar por tu vecindario con un amigo. Muchos estudios han encontrado que el ejercicio funciona tan bien como los medicamentos para la ansiedad para aliviar los síntomas y reducir el estrés y las emociones negativas.

2. Tristeza

Contrariamente a la ansiedad, la tristeza a menudo se aloja en nuestras células cuando reflexionamos sobre el pasado, ya sea que se trate del dolor por la pérdida de seres queridos, la tristeza por una ruptura o cualquier otra cosa que nos haga sentir deprimidos. Muchas veces, la gente en realidad ni siquiera sabe que albergan estos sentimientos porque no se han dado la oportunidad de reconocerlos. Por ejemplo, todavía pueden sentir dolor por una ruptura en el pasado, pero nunca se dieron la oportunidad de atravesar el proceso de duelo debido a las responsabilidades y demandas de la vida.

Remedio: Quema salvia. Quemar hierbas es en realidad una práctica antigua utilizada por las culturas indígenas para limpiar la energía en una habitación o persona. Es una “limpia”. Consiste en quemar un haz de salvia u otras hierbas para eliminar la energía negativa e invitar a más energía edificante a la habitación o al cuerpo.

3. Ira

La ira puede ceñirse a nuestros campos energéticos cuando retenemos nuestros sentimientos, guardamos rencor o sentimos resentimiento hacia una persona o situación. La ira puede alcanzar nuestras mentes y cuerpos, perturbando nuestra paz y distorsionando nuestra visión del mundo. Nos puede llevar a involucrarnos en conflictos innecesarios e incluso violentos con las personas si estos profundos sentimientos de odio y furia no se resuelven.

También puedes leer:  Cómo superar o vencer la timidez

Remedio: Expresa tus sentimientos o escríbelos. La ira puede acumularse fácilmente si no expresas cómo te sientes de una manera tranquila. Una vez que te hayas calmado, asegúrate de hablar con la persona con la que tuviste un desacuerdo y explicar de manera racional y lógica cómo te siente. O bien, si no puede hablar con la persona directamente, o los sentimientos no son directamente hacia una persona, escríbelos en un diario. Sin embargo, siempre asegúrate de respirar profundamente y pensar en lo que dices antes de hablar para asegurarte de que la conversación transcurra sin problemas y de que se resuelvan los conflictos.

4. Autodesprecio

El odio hacia uno mismo generalmente es el resultado de un diálogo interno negativo y descuida las propias necesidades. También puede ser el producto de una crianza difícil o traumática, donde uno no recibió la atención y el amor que necesitaba para establecer la autoestima. Muchos de nosotros permitimos que otros definan nuestro valor, lo que significa que solo vemos nuestro valor a través de los ojos de los demás.

Remedio: Afirmaciones positivas. Para eliminar estos sentimientos de inutilidad alojados, debes contrarrestar cualquier pensamiento negativo con uno positivo. Entonces, si te levantas diciendo que te odias a ti mismo la mayoría de las mañanas, comienza a decir “me amo a mí mismo”. O bien, podrías decir: “Yo soy digno” o cualquier declaración que te haga sentir bien contigo mismo.

0/5 (0 Reviews)