Alimentación sana Nutrición

6 alimentos que no deberías comer en tu desayuno

Si deseas tener mejores hábitos alimenticios, es importante empezar con el desayuno. ¿Por qué? La primera comida del día permite obtener la energía necesaria para las actividades que se realizarán. Además, reponen la carencia de 8 horas sin ingerir algún alimento que se produce con el sueño.

una persona comiendo un desayuno con celereales azucarados

Alimentos que es mejor no consumir en el desayuno

Conoce cuáles son los 6 alimentos principales que no deberías comer en tu desayuno si quieres estar sano. Algunos de estos alimentos, muchas veces, vienen “disfrazados” de alimentos saludables, pero entendiendo cuál es su efecto en tu cuerpo podrás saber si son o no adecuados para ti.

1. Alimentos ricos en grasas saturadas

Los alimentos que venden en la mayoría de puestos de comida rápida están compuestos principalmente de grasa. Por su precio y sabor adictivo, además de la rapidez de su preparación, muchos los prefieren como desayuno.

Sin embargo, estas preparaciones están llenas de calorías vacías que no aportarán los nutrientes necesarios para mantener el organismo. Evita los alimentos y bebidas compuestos principalmente de harinas, grasas y azúcares.

2. Embutidos

es mejor no incluir embutidos en nuestro desayuno

Todo tipo de alimentos embutidos (jamones, bologna, carnes, entre otros), contienen aditivos químicos que dañan el aparato digestivo. Su consumo como primer alimento del día puede resultar práctico y delicioso, pero causará reflujo a largo plazo.

También puedes leer:  El estrés puede hacer que engordes, aprende a reducir su impacto

Además, en organismos más susceptibles, puede generar inflamación en el área abdominal, así como flatulencias y cuadros de hipertensión. Eso es debido a la cantidad de sodio y grasas que contienen estos alimentos.

3. Cereales azucarados

Aunque este es uno de los desayunos más promovidos por la industria y la publicidad, no es de los más sanos. Se basa en la presentación de cereales azucarados, que presentan así, una gran cantidad de calorías, pero pocos nutrientes.

El uso de colorantes en muchos de estos también afecta el metabolismo del consumidor, dañando por demás, sus paredes gástricas. En sustitución, es recomendable el consumo de avena o granola. Acompaña con leche o frutas enteras.

4. Zumos de fruta industriales

una mujer está mostrando un zumo con ingredientes artificiales

Sin duda, los zumos realizados en casa no se pueden comparar a los adquiridos en la panadería o el supermercado. Estos últimos dicen estar enriquecidos con vitaminas, lo cual no sería necesario en un verdadero zumo de frutas.

En cambio, estos jugos procesados están cargados de azúcar industrial, además de sustancias químicas como conservantes que dañan el organismo. Suele ser mucho más económico y delicioso comprar frutas frescas para hacer el zumo en casa, antes de desayunar.

5. Yogurt con sabor de frutas artificial

Los yogures son muy saludables, pero los que están producidos industrialmente, contiene sabores artificiales de fruta. El consumo de estos puede provocar acidez, debido al exceso de preservantes utilizados.

También puedes leer:  Limpiar el hígado de manera natural

Además, los nutrientes que posee son muy pocos, en comparación con el yogurt natural. Sin embargo, tampoco se aconseja el consumo exclusivo de este último para desayunar porque puede producir inflamación, y producción de flemas.

6. Mermeladas de fruta industriales

La mermelada es un delicioso acompañante para el desayuno, pero el fabricado de forma industrial contiene aditivos dañinos. Los cuales reducen su calidad nutricional de forma considerable.

Por otra parte, el nivel de azúcar industrial utilizado es excesivo, produciendo efectos negativos en el consumidor. Realizar la mermelada en casa, con frutas frescas y miel o fructosa resulta una opción mucho más saludable. También toma en cuenta el consumirla con moderación de azúcares, aunque estas sean naturales.

0/5 (0 Reviews)