Frutas y Verduras Nutrición

Qué son las bayas y cuáles son los beneficios en la dieta

Las bayas o también llamadas frutos del bosque, son frutas pequeñas, carnosas y crecen en arbustos silvestres. Desde el punto de vista de la botánica, las bayas no solo son frutas, también incluye verduras muy comunes en nuestro uso cotidiano como pepino, berenjena, o tomate también incluye otras frutas como uva, limón o sandía, pero, popularmente son los frutos del bosque o frutos rojos como fresas o frutillas, moras, arándanos, frambuesas, cerezas, calafate. Son pulposas, blandas, de colores diversos, de sabor dulce con un cierto grado de acidez y poseen pequeñas semillas.

Un plato de bayas y frutos del bosque que aporta beneficioso para la dieta

Diversos estudios e investigaciones, han demostrado que los colores intensos de sus pigmentos contienen antioxidantes muy poderosos, antiinflamatorios y anticancerígenos que les confieren propiedades nutricionales muy beneficiosas para la salud.

Poder antioxidante

Esta es una de las características más importantes que tienen las bayas, mantienen los radicales libres a raya evitando que actúen sobre las células y combaten la inflamación producto de estas sustancias.

Los radicales libres son células inestables que se producen como subproducto normal del metabolismo. El exceso de estas células en el cuerpo puede dañar a las células produciendo diversos efectos negativos y terminar causando enfermedades cardiovasculares, cáncer, neurodegeneración y otras enfermedades degenerativas.

¿Qué beneficios aportan a la salud?

  • Disminuyen el aumento de peso: son frutas bajas en grasas y por lo tanto en calorías, por lo que es útil como recurso para no aumentar de peso. Pero este beneficio no es solo por eso sino por la presencia de antocianina; esta sustancia es un poderoso antioxidante capaz de alterar la actividad de los genes que están en las células grasas.
  • Previenen el cáncer: las bayas son especialmente ricas en ácido fólico, fibra y diversos fitoquimicos como la antocianina, el ácido  elagico y resveratrol que colaboran en la prevención de diversos cánceres.
  • Favorecen la vista: especialmente las frambuesas y arándanos, son muy ricas en luteína, un carotenoide muy importante para la salud ocular y más específicamente para la prevención de cataratas.
  • Mejora los niveles de azúcar en sangre: se ha demostrado en diversos estudios que mejora la respuesta de la insulina y por lo tanto los niveles de azúcar en sangre en un 25%.
  • Previenen el estreñimiento: su alto contenido en fibra, especialmente la insoluble, aumenta el volumen de la materia fecal en el colon y, por lo tanto, favorecen el tránsito intestinal.
  • Previenen el envejecimiento: ayudan a reducir las arrugas y los daños en la piel provocados por los radicales libres. También se demostró que podrían bloquear la producción de enzimas que dañan el colágeno.
  • Mejora la salud del corazón: las bayas han demostrado favorecer la función endotelial de los vasos sanguíneos disminuyendo la presión arterial y evitando que la sangre se coagule.

De qué forma se pueden incluir en la alimentación

Estas deliciosas frutas pueden consumirse solas, frescas; pero también por su sabor dulce y ligeramente acido se pueden realizar diversas preparaciones con ellas, por ejemplo licuados, jugos, batidos con leche, con yogurt, combinarlas con otras frutas frescas o secas. También se pueden hacer mermeladas, salsas, tartas o país rellenas con ellas, helados, mousses o agregarlas a ensaladas para incluirlas en almuerzos o preparaciones saladas.

5/5 (1 Review)