Beneficios del consumo de altramuces y sus propiedades

Nutritivos y enérgicos, nuestros ancestros usaron el consumo de altramuces en su dieta por su gran poder saciante y sus múltiples beneficios. Conoce a continuación todas las propiedades y beneficios del altramuz.

Los beneficios de los altramuces en el consumo diario

La alimentación es una parte fundamental de nuestra salud, de ella depende en gran medida la calidad de las funciones de nuestro organismo. Por esta razón, es común que estemos buscando siempre alternativas para complementar nuestra alimentación, hacerla más saludable y balanceada.

Por ejemplo, las leguminosas son un alimento fácil de obtener y que contiene muchas propiedades beneficiosas para el organismo. Son semillas comestibles que crecen dentro de vainas. Se pueden comer crudas, tostadas, molidas, en harina, etc., y a cualquier hora del día.

Una semilla reconocida por sus propiedades

Una de las semillas más famosas entre las leguminosas es el altramuz, también conocido como tramuses, chocho, almorta o lupín. Los altramuces son las leguminosas o legumbres más conocidas internacionalmente, su consumo es común como snack en bares.

Aunque no lo parezca, este común alimento contiene numerosas propiedades que pueden llegar a tener un impacto muy positivo en el organismo.

Si quieres saber más sobre los beneficios de consumir altramuces, ¡sigue leyendo!

¿Qué son los altramuces?

El altramuz es una leguminosa o legumbre perteneciente a la familia Fabaceae y la subfamilia Faboideae. Es un fruto achatado y de color amarillo que crece en las vainas de la planta.

Existen varios tipos de altramuces, en su mayoría utilizados para alimentar el ganado ya que contienen componentes que amargan su sabor y pueden resultar tóxicos para los humanos cuando no se procesan de la forma correcta. A pesar de esto, estas semillas le proveen una buena digestión al ganado.

Su consumo en humanos es seguro siempre y cuando se le extraiga previamente el amargor. Esto se realiza dejándolos en remojo en agua con sal por 10 horas aproximadamente.

También se pueden dejar al sol para quitarles la toxicidad. Además, existe una variedad de ‘altramuces dulces’ que puede ser consumida por humanos sin tener que pasar por ningún proceso.

¿Cómo se cultiva?

El altramuz es una planta de fácil cultivo, puede desarrollarse fácilmente donde otras plantas no podrían. Tolera suelos arenosos, pobres y ácidos. Además, tiene una gran resistencia al frío y a la sequía, y, por si fuera poco, no necesita ser fertilizada.

Su temporada de siembra es de octubre a febrero en 50-180 kilogramos por hectárea cada año, mientras que su temporada de cosecha es de junio a agosto, con un rendimiento de 500-1500 kilogramos por hectárea.

Te puede interesar:
12 maneras que los alimentos fermentados sanan tu cuerpo y mente

En España, las regiones donde principalmente se cultiva el altramuz son Andalucía Occidental, Extremadura, Valencia, las Castillas y algo de altramuces amarillos en Galicia.

Propiedades de los altramuces

Una de las principales características de los altramuces es que son una excelente fuente de proteínas, que conforman el 38% de su composición.

Además, también contienen 24% de fibra vegetal, 24% de hidratos de carbono, 7,5% de minerales (potasio, magnesio, zinc y otros) y un muy bajo nivel de grasas, un 6%. Las grasas que contienen son las llamadas ‘grasas sanas’, compuestas por omega-6 y omega-3, aceites esenciales para el buen funcionamiento del sistema inmune y cardiovascular.

Asimismo, los altramuces contienen fitosteroles, una sustancia presente en algunos alimentos de origen vegetal que tiene una potente acción antioxidante, antiinflamatoria y que ayudan a regular los sistemas del cuerpo en general. También contienen altos niveles de vitaminas de los grupos A, C y B.

Pero más allá de eso, lo que distingue a los altramuces de otras semillas y alimentos es que tienen la mayor concentración de un elemento único llamado Lupanina, un alcaloide que reduce potencialmente los niveles de azúcar en la sangre.

Beneficios de los altramuces

  • Disminuye el colesterol y lo regula, por lo que es muy consumido entre la población vegana y vegetariana.
  • Reduce el riesgo de retener líquidos y hace que la liberación de agua sea más fluida por su alto contenido en agua.
  • Ayuda a bajar la hipertensión y a prevenir enfermedades cardiovasculares.
  • Previene la degeneración macular y protege de otros problemas de la visión.
  • Ayuda a proteger la próstata.
  • No contienen gluten, por lo que son un alimento ideal para personas celiacas, alérgicas o intolerantes al gluten.
  • Proveen una rápida sensación de saciedad, por lo que disminuyen el apetito y previenen el aumento de peso.
  • Son un alimento ideal para personas diabéticas porque ayudan a metabolizar la glucosa.
  • Contribuyen con el buen funcionamiento de los intestinos y proveen una buena digestión.

¿Cómo consumirlos?

Los altramuces son un aperitivo bastante tradicional en España y algunos países de Hispanoamérica como Argentina.

Suelen servirse en bares junto a los tragos de forma gratuita, pero también pueden ser incluidos en otras recetas.

Pueden ser preparados como potajes o en ensaladas, o comerlos en granos a modo de snack. También, estas semillas son utilizada como sustituto de la soja para la elaboración de salsas.

También existe la harina y la leche elaboradas a partir de altramuz, con la que se pueden realizar distintos platos como pastas, panes o pasteles.

Acerca del autor

Avatar

Dra María Paz de Andrade

Dra. María Paz de Andrade P. es especialista en Medicina Interna - Medicina del dolor - Ozonoterapia. Egresada de la Universidad Central de Venezuela.