Nutrición

Beneficios del aceite de hígado de bacalao y cómo aprovecharlo

El aceite de hígado de bacalao es, como indica su nombre, el aceite obtenido del hígado de este pez: en particular, del Gadus morhua, el bacalao típico del océano Atlántico Norte. Es el mismo pescado que se utiliza para la preparación de bacalao y stoccafisso (pescado seco).

Conociendo los beneficios del aceite de hígado de bacalao

El aceite de hígado de bacalao, destinado a ser tomado como suplemento alimenticio, debe ser refinado y clarificado por un proceso de filtrado, que tiene lugar a unos 0°c.

El aceite de bacalao es uno de los remedios naturales más antiguos conocidos en la farmacia. En el pasado, su uso fue indispensable para combatir el raquitismo, un trastorno esquelético típico de la niñez, debido a una ingesta reducida de vitamina D. En el adulto esta enfermedad toma el nombre de la osteomalacia. La terapia recomendada para esta condición es la administración de la vitamina D, y el aceite de hígado de bacalao es particularmente rico en esta vitamina.

El raquitismo hoy en día es una enfermedad bastante rara, en el pasado, sobre todo en Europa, eran casos mucho más comunes de malnutrición, una de las principales causas de esta enfermedad de la niñez temprana.

Beneficios del aceite de hígado de bacalao

Veamos cuáles son los beneficios del aceite de hígado de bacalao y de qué manera puedes sacarle sus mayores ventajas.

Valores nutricionales del aceite de bacalao

Este aceite es conocido por su alto contenido de vitaminas liposolubles, especialmente los ácidos grasos esenciales A, D y e, yodo y Omega 3. Estos valores nutricionales se refieren a 100 g de aceite:

  • KCAL: 902;
  • Vitamina A: 100.000 IU;
  • Vitamina D: 10.000 IU;
  • Ácidos grasos Omega 3:20,72 g;
  • Colesterol: 560 mg.

La ingesta diaria recomendada para niños mayores de 5 años de edad es de 5 ml por día, mientras que la dosis diaria efectiva para un adulto es de 10 ml. Para estimular la absorción de micronutrientes es mejor tomarlo con el estómago lleno.

En comparación con el requisito diario recomendado para un individuo adulto, una dosis de aceite de hígado de bacalao proporciona:

  • 460 Μg de vitamina A, 58% RDA;
  • 9,2 Μg de vitamina D, 184% RDA;
  • 9,2 Μg de vitamina E, 77% RDA.

Dada la excelente aportación de estos micronutrientes, el aceite de hígado de bacalao se sigue utilizando como suplemento dietético: sin embargo, debido al sabor poco agradable que posee, se vende en perlas o cápsulas de aceite de hígado de bacalao, las cuales son más fáciles de tragar.

Beneficios del aceite de hígado de bacalao

Gracias a la cantidad de Omega 3 y de los ácidos grasos esenciales presentes, el aceite de bacalao es un excelente antitrombótico y antiinflamatorio. También es muy interesante la eficacia de este aceite como complemento dietético en la prevención de fracturas óseas por osteoporosis: el alto contenido de vitamina D favorece la absorción de calcio y fósforo.

1. Posee grasas saludables

Los ácidos grasos Omega-3, que se encuentran en el aceite de hígado de bacalao, promueven la salud de la piel, aumentando la absorción de vitaminas y minerales, también puede fortalecer el sistema inmunológico.

La grasas saludables te mantienen lleno. Cuando consumes grasa, tu cerebro recibe una señal para apagar tu apetito.

Comer grasas saludables con una comida ayuda a disminuir la degradación de los carbohidratos en el azúcar. Esto ayuda a mantener los niveles de azúcar en la sangre estables. El cerebro necesita grasa para funcionar correctamente.

2. Reduce los dolores de artritis

El aceite de hígado de bacalao es un suplemento general para los que tienen artritis. El uso de aceites marinos, como el aceite de hígado de bacalao, es recomendado para ayudar a tratar la artritis reumatoide.

Se sabe que los aceites de pescado reducen la inflamación, estudios de renombre han descubierto que el dolor, la sensibilidad, la inflamación y la rigidez se han reducido por la suplementación dietética de aceites de pescado.

3. Reduce la degeneración macular relacionada con la edad

Algunos estudios han sugerido que los aceites omega-3 apoyan la salud ocular y previenen la degeneración macular relacionada con la edad. Un consumo mayor de los nutrientes en el aceite de hígado de bacalao, como el ácido eicosapentaenoico (EPA) y el ácido docosahexaenoico (DHA), lleva a una menor o tardía incidencia de degeneración macular.

El aceite de hígado de bacalao es rico en carotenoides, lo que ayuda a producir vitamina A.

4. Previene la enfermedad de la arteria coronaria

La ingestión diaria de aceite de hígado de bacalao puede ayudar a prevenir la aterosclerosis coronaria. Hay ácidos grasos en el aceite de hígado de bacalao que actúan como antioxidantes fuertes.

La acumulación de placa en el sistema circulatorio es una consecuencia de la inflamación.

Por lo tanto, la ingestión regular del aceite de pescado puede ayudar a proteger contra arteriosclerosis. También proporcionan protección contra los coágulos de sangre.

5. Mejora el rendimiento mental

El aceite de hígado de bacalao contiene una gran cantidad de vitamina D. Un acoplamiento entre la vitamina D y el funcionamiento cognoscitivo fue identificado en un estudio en ratas. Los investigadores concluyeron que la vitamina D podría desempeñar un papel clave en el mantenimiento de una buena función cerebral en la vejez.

En 2011, los científicos Rattenleberöl, que sometieron a estrés crónico a las ratas, le dieron aceite de hígado de bacalao. Los resultados de las pruebas de memoria, habilidades locomotoras y comportamiento ansioso, mostraron que el aceite de hígado de bacalao ayudó a prevenir el deterioro cognitivo.

Contraindicaciones y efectos adversos del aceite de hígado de bacalao

El aceite de hígado de bacalao debe tomarse de acuerdo con las instrucciones del médico y en las dosis recomendadas.

La sobredosis de la vitamina A o D puede ocasionar la aparición de diferentes efectos secundarios.

  • Un exceso de vitamina A se manifiesta con sequedad de la piel, fragilidad de las uñas y el cabello, pérdida del apetito y agrandamiento del hígado.
  • La sobredosis de vitamina D implica el desarrollo de depósitos de calcio y, por lo tanto, la formación de cálculos en los riñones y también en las arterias, especialmente en la aorta.

El aceite de hígado de bacalao no debe tomarse durante el embarazo debido a riesgos teratogénicos potenciales relacionados con la sobredosis de la vitamina A.

En la práctica, es un suplemento alimenticio que debe ser tomado según la indicación exacta del doctor y en caso de necesidades verdaderas.

5/5 (2 Reviews)