Neumonía Salud Tratamientos

Bronconeumonía: Causas, tratamiento y prevención

La bronconeumonía es una enfermedad infecciosa en la cual se afectan las vías aéreas y los pulmones, a diferencia de la neumonía que se limita al pulmón y suele ser más localizada.

causas de la bronconeumonía

Puede ser ocasionada por distintos tipos de microorganismos. Su gravedad es variable dependiendo de factores como el agente causal y el estado de salud previo de la persona afectada.

Esta condición se caracteriza por la presencia de síntomas como la fiebre, dificultad para respirar, tos y expectación de secreciones de características purulentas. Es posible que exista además decaimiento y debilidad. Estas manifestaciones no permiten diferenciar una neumonía de una bronconeumonía por lo que es necesario practicar estudios de imagen como la radiografía de tórax para poder diferenciarlos.

Causas de la bronconeumonía

Este trastorno se debe a la colonización del tracto respiratorio inferior por diversos gérmenes.  En la mayoría de los casos corresponden a virus y bacterias, sin embargo también es posible que esta infección sea producida por algunos hongos.

Cada tipo de microorganismo se relaciona con un patrón de lesión característico en los estudios radiológicos de tórax.  Las bacterias como haemophilus y estafilococo producen áreas densas de consolidación llenas de secreciones que son propias de la neumonía, otras bacterias como el estafilococo producen lesiones difusas y el derrame de líquido en el espacio pleural, mientras que el micoplasma, los virus y algunos hongos producen una afectación difusa generalizada más propia de la bronconeumonía.

La bronconeumonía es más común cuando hay alguna condición que constituya un factor de riesgo, estas incluyen:

  • Presencia de enfermedades crónicas debilitantes como es el caso de la diabetes mellitus, cardiopatías y alcoholismo.
  • Antecedente de enfermedades respiratorias que comprometen el flujo de aire, como el asma y la EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica).
  • Enfermedades que restringen la expansibilidad pulmonar, como la fibrosis pulmonar y las neumoconiosis.
  • Obstrucción de la vía aérea por tumores, ganglios aumentados de tamaño o cuerpos extraños.
  • Presencia de áreas de infarto pulmonar.
  • Estados de inmunosupresión (uso de medicamentos para prevenir el rechazo de trasplantes, infección por el virus de inmunodeficiencia humana, así como el uso de medicamentos para tratar enfermedades autoinmunes o el cáncer).
  • Enfermedades neurológicas que afecten la deglución facilitando la aspiración de los alimentos hacia la tráquea.
  • Pacientes con cáncer.
  • Adultos mayores de 65 años.
  • Pacientes portadores de traqueostomía.
  • Hospitalización prolongada.
  • Pacientes encamados.

Tratamiento de la bronconeumonía

Esta enfermedad amerita tratamiento, ya que por lo general la afección bronquial lleva a que exista un mayor compromiso de la ventilación por la obstrucción de los bronquios debida a las secreciones y a la inflamación bronquial que puede ocasionar complicaciones que pueden llegar a ser graves.

Por lo general el paciente con una bronconeumonía amerita su ingreso a un centro hospitalario. Esto garantiza que permanezca de reposo y sea vigilado estrechamente por el personal del equipo de salud con la finalidad de monitorear la evolución, así como detectar y tratar oportunamente las complicaciones que pudieran presentarse.

El tratamiento por lo general incluye:

  • Suministro de oxígeno por mascara o bigote, dependiendo de las concentraciones de oxígeno y dióxido de carbono en sangre.
  • Nebulización con medicamentos broncodilatadores.
  • Antibioticoterapia por vía intravenosa que dependerá de los resultados obtenidos en los cultivos de esputo o aspirado bronquial, así como en los hemocultivos cuando estos son tomados, ya que cada microorganismo tiene un esquema de tratamiento distinto.
  • Manejo de las secreciones respiratorias (pueden ameritar percusión torácica y aspiración de secreciones).
  • Hidratación., ya que muchas veces la fiebre y el decaimiento que lleva a la pérdida del apetito pueden llevar a desarrollo de un estado de deshidratación.

En el caso de desarrollarse cuadros como la insuficiencia respiratoria puede ser necesario llevar a cabo la ventilación mecánica para lo cual el manejo en una unidad de cuidados intensivos.

Prevención de la bronconeumonía

La bronconeumonía es una condición que puede prevenirse. Para ello es necesario adoptar algunas medidas entre las que se incluyen:

  • Evitar la exposición a personas con infecciones respiratorias, especialmente en el caso de pacientes con un sistema inmunológico debilitado.
  • Adecuado control de las enfermedades respiratorias de base como es el caso del asma bronquial y la EPOC.
  • Suspender el hábito de fumar cigarrillos y evitar exponerse al humo como fumador pasivo.
  • Realizar un programa de fisioterapia respiratoria en el caso de tener alguna enfermedad pulmonar de base.
  • Aplicación de vacunas contra el neumococo y el haemophilus en los niños, en personas que han sido sometidas a una cirugía para retirarles el bazo y en los adultos mayores a partir de los 65 años de edad.
  • Aplicación de la vacuna antigripal (contra el virus de la influenza) anualmente.

Leer con atención:
Los contenidos publicados en Vida Lúcida son exclusivamente con fines informativos. Los temas de salud, nutrición y dietas no deben sustituir el diagnóstico ni la consulta con un Médico Profesional.
5/5 (2 Reviews)