Hogar Jardín

Cómo crecer botes llenos de pimientos fácilmente

No hay nada más hermoso que una canasta llena de pimientos de cosecha propia. Cultivar pimientos en el jardín realmente nunca decepcionará a nadie. Hay muchas razones para amar los pimientos además de su belleza. Para empezar, son realmente fáciles de cultivar, están cargados de valor nutritivo y saben increíblemente crudos y cocinados. Si estás de jardinero por primera vez, los pimientos son una manera perfecta para comenzar.

pimientos rojos

Los pimientos, también conocidos como pimientos dulces, pueden ser rojos, amarillos, naranjas, verdes o incluso lavanda y blancos. Los pimientos son los únicos miembros del género Capisicum que no produce capsaicina, el químico extremadamente picoso con el que estamos familiarizados en pimientos picantes. Los pimientos son nativos de México, América Central y el norte de América del Sur.

Para cultivar esta planta tierna de estación cálida tropical, puedes comenzar con plantar las semillas en el interior o comprar plantas después de que haya pasado el riesgo de las heladas. Solo aquellos que viven en climas muy cálidos como el sur pueden comenzar a cultivar semillas al aire libre.

Sembrar semillas de pimiento en el interior

Comenzar con las semillas en el interior te ahorrará dinero y te dará una ventaja en la temporada de crecimiento. Esto es particularmente útil si vives en un área con una corta temporada de crecimiento. Las semillas deben comenzar alrededor de 8-10 semanas antes de la fecha de la última helada de primavera.

1. Elige semillas orgánicas de alta calidad para obtener mejores resultados.
2. Llena las macetas pequeñas de inicio con tierra orgánica para macetas. Las macetas biodegradables que se pueden plantar directamente en el suelo son una excelente opción.
3. Coloca tres semillas en cada maceta y cubre con una capa ligera de tierra.

4. Coloca en un área cálida con mucha luz, las semillas de pimiento germinarán a 22° C y más caliente.
5. Mantén el suelo húmedo, pero no saturado.
6. Una vez que las plántulas comiencen a crecer, deja de darle atención a la más débil y deja que crezcan las otras dos.

creciendo pimientos desde la semilla

7. Catorce días antes del trasplante, comienza a fortalecer tus plantas. Para hacer esto, riega primero las plantas y colócalas al aire libre en un lugar protegido. Si tienes un marco frío o un invernadero sin calefacción esto funciona muy bien. Asegúrate de fortalecerlas los días cuando la temperatura es estable. Deja tus plantas afuera por dos horas el primer día, cuatro horas el segundo día con más sol directo. Aumenta gradualmente la cantidad de tiempo que las plantas pasan al aire libre bajo la luz solar directa. Haz esto durante dos semanas. Puedes dejar las plantas afuera toda la noche solo si no hay peligro de heladas.

8. Agrega abono orgánico o abono envejecido a tu suelo de jardín una semana antes de trasplantar las plantas de pimiento.
9. Trasplanta las plantas de semillero al aire libre después de que haya pasado toda la amenaza de las heladas. El suelo debe tener al menos 18° C o las plantas no resistirán. Si necesitas calentar tu suelo, coloca una capa de plástico negro durante aproximadamente dos semanas antes de plantar. Coloca las plantas a una distancia de 18 a 24 pulgadas, pero mantén las plantas que compartieron un recipiente cerca para que se toquen.

También puedes leer:
10 diseños de patios modernos para compartir en familia

10. Coloca tres fósforos en el hoyo con cada planta y agrega una cucharadita de fertilizante orgánico. Esto dará azufre a las plantas que les ayuda a crecer.
11. Una vez que los pimientos obtienen sus hojas verdaderas, fertiliza semanalmente hasta que aparezca la fruta.
12. Riega los pimientos regularmente pero no los satures.

Inicio de plantas de pimiento

creciendo pimientos

Si comienzas con más plantas de pimiento maduras, colócalas a 18 pulgadas de distancia en un suelo de jardín que sea rico en materia orgánica. Los pimientos también crecen bien en camas elevadas y contenedores. Agrega fertilizante orgánico de liberación lenta al hoyo cuando esté plantando. Para cultivar pimientos grandes y saludables, las plantas necesitan entre 6 y 8 horas de luz solar al día. Riega las plantas inmediatamente y proporciona de 1 a 2 pulgadas de agua por semana, más si el clima es más cálido. Alimenta las plantas cada tres semanas después de que la fruta se pone con un fertilizante orgánico para promover el crecimiento. Aplique mantillo o paja alrededor de cada planta para ayudar a retener la humedad. Brinda apoyo a las plantas de pimiento a medida que crecen.

Cosecha del pimiento

  1. Cosecha los pimientos tan pronto como alcancen un buen tamaño.
  2. A medida que los pimientos se quedan en la vid, se vuelven más dulces y también contienen más vitamina C.
  3. No arranques los pimientos de la vid a mano, en su lugar usa tijeras afiladas y limpias o un cuchillo afilado y limpio para quitar la fruta de la planta.

Almacenamiento de pimientos

almacenando pimientos

  1. Coloca los pimientos en una bolsa de plástico y refrigera por hasta diez días después de la cosecha.
  2. También puedes secar los pimientos en un horno convencional. Primero, lava los pimientos y quita todas las semillas. Córtalos en tiras de media pulgada. Cuece al vapor las tiras durante diez minutos y extiéndelas en una bandeja para hornear. Coloca el horno a 140 grados y seca los pimientos hasta que estén quebradizos. Una vez que los pimientos estén frescos, colócalos en bolsas de almacenamiento.
  3. La congelación de pimientos también es una excelente manera de almacenar tu cosecha. Puedes usarlos en sopas y guisos todo el invierno. Primero lava los pimientos y corta los tallos. Corta los pimientos por la mitad y quita las semillas y las membranas. Cortar en tiras o incluso dados y colocar en una bandeja para hornear galletas. Coloca la bandeja para hornear en el congelador durante aproximadamente una hora o hasta que se congele. Coloca los pimientos congelados en una bolsa de congelador, eliminando la mayor cantidad de aire posible.
También puedes leer:
25 Ideas de diseños rústicos para decorar el patio

Consejos para pimientos más grandes y sabrosos

trasplante de pimientos a maceta

  • Elige siempre semillas y plantas de pimiento de alta calidad.
  • Nunca plantes plantas de semillero en un suelo fresco y húmedo. A los pimientos les gusta el calor.
  • Fertiliza con té de compost o emulsión de pescado para plantas robustas.
  • Usa un sistema de riego por goteo para un suministro regular de agua.
  • Pizca algunas de las primeras flores.
  • Quita todos los retoños.
  • Quita la hierba alrededor de las plantas de pimiento regularmente.
  • Para frutas más grandes, rocía las plantas con una mezcla de una cucharada de sales de Epsom en un galón de agua una vez cuando las plantas florezcan y una vez cada diez días después.
  • Para mantener calientes las nuevas plántulas, coloca una jaula a su alrededor y envuelve el plástico alrededor de la jaula. Esto crea un mini invernadero.

Beneficios para la salud de los pimientos

pimientos de colores

Aunque a menudo pensamos en los pimientos como vegetales, en realidad son una fruta. El valor nutricional de los pimientos depende del color que elijas. Un pimiento rojo, por ejemplo, contiene más de ocho veces la cantidad de vitamina A que un pimiento verde.

Todos los pimientos contienen una gran cantidad de antioxidantes. Un pimiento contiene el doble de la cantidad diaria recomendada de vitamina C y mucha vitamina B6.

Otras vitaminas y nutrientes en los pimientos incluyen:

Vitamina B1
Vitamina B2
Vitamina B3
Vitamina E
Vitamina K
Manganeso
Magnesio
Fósforo
Potasio
Molibdeno
Fibra

género de los pimientos

Observa los pimientos de su parte posterior para descubrir su género. Los que tienen cuatro abultamientos son femeninos y los que tienen tres son masculinos. Los pimientos femeninos están llenos de semillas, pero más dulces y mejores para consumir crudos, y los masculinos son mejores para cocinar.

Carotenoides: los pimientos rojos obtienen su hermoso color de un antioxidante especial conocido como licopeno. Este carotenoide ayuda a combatir los radicales libres de las toxinas. Investigaciones han demostrado que el licopeno puede ayudar a prevenir ciertos tipos de cáncer, incluidos la próstata, los pulmones y el estómago. Los carotenoides que se encuentran en los pimientos amarillos y anaranjados ayudan a proteger contra las enfermedades cardiovasculares.

Realidad: Un estudio de 2008 descubrió que los pimientos al vapor mejoraron su “capacidad de unión de ácidos biliares”. Esto da como resultado menos ácidos biliares recirculados, mejor uso de colesterol y menor absorción de grasas, lo que reduce el riesgo de enfermedad cardíaca.

Los pimientos son una gran fuente de potasio: todos los pimientos son una gran fuente de potasio. El potasio es un mineral de equilibrio esencial que ayuda a regular la presión arterial y la función muscular.

Los pimientos también contienen fibra que ayuda a regular el colesterol y ayuda en la digestión, así como el ácido fólico que es esencial para el funcionamiento de los glóbulos rojos.

Comparte esto:
Suscribirte al Boletín
Recibe en tu correo las últimas publicaciones de Vida Lúcida Totalmente gratis!
También podrás recibir novedades y noticias sobre salud y los temas de interés que tratamos.
2016 (C) Derechos reservados
   
* No olvides revisar tu bandeja de entrada para confirmar tu suscripción.
Vida Lúcida Social!
Forma parte de Vida Lúcida Social. Crea tu cuenta gratis y comienza a conectar con más personas que buscan el bienestar y mejorar su calidad de vida.
2018 (C) Vida Lúcida