10 maneras de deshacerte de las pulgas en tu hogar sin veneno

Si eres una de esas personas amantes de los animales, entonces siempre estarás en buena compañía. En la gran mayoría de los hogares por todo el mundo habrá al menos una mascota. 

Perro con pulgas rascándose

Tener una mascota puede traer mucha alegría así como otros beneficios tanto para la salud física como mental, sin embargo, uno de los mayores problemas de tener un animal en casa son las molestas pulgas.

Las pulgas han estado con nosotros por un largo tiempo

Estas pequeñas amenazas tienen una larga historia dentro de la civilización. La ciencia moderna ha identificado al menos 2.000 especies, incluidas las notorias pulgas de rata y las que mortifican a los gatos, perros y humanos. 

Debido a que estos insectos que pican son chupasangres, se sabe que transmiten enfermedades letales a humanos y animales.

Algunos de los primeros registros históricos mencionan pequeñas plagas que invadieron hogares e infligían mordeduras al hombre y las bestias. Estas plagas causaron muerte y enfermedades siglos antes de que se descubrieran los microbios. Quizás la pandemia ocasionada por pulgas más mortal registrada fue la Peste Negra en el siglo XIV.

A medida que aumentó la población de los países europeos, también lo hizo la falta de higiene y sanidad adecuada. Los desechos humanos y la basura a menudo se tiraban en las calles, lo que contaminaba aún más el agua potable. Con tanta suciedad y caos, las ratas infestadas de pulgas prosperaban y vivían de lujo.

Estos insectos mordían a las ratas infectadas y después se alimentaban de sangre humana. Debido a que tanto las ratas como los insectos transportaban la bacteria bubónica letal, Europa estalló en una plaga que duró casi siete años, con un costo estimado de 50 millones de personas.

Casi tres siglos después, la peste bubónica llegó a Gran Bretaña y se cobró al menos 100,000 vidas. Las mismas condiciones y otra infestación de ratas mordidas por pulgas fueron las causas de esta tragedia. 

La peste bubónica puede no ser una amenaza en la mayoría de los países en el mundo moderno, pero aún así todavía continuamos luchando contra estos insectos que afectan el bienestar de nuestras mascotas y nuestro hogar.

Algunas datos sobre estos pequeños monstruos

Estos chupasangres pueden ser pequeños, pero son insectos robustos para su tamaño. Al igual que la mayoría de los insectos, su ciclo de vida se divide en cuatro etapas: huevo, larvas, pupa y adulto. ¿Sabías que la pulga promedio puede saltar al menos 150 veces la longitud de su cuerpo?

Si un humano de 1.8 metros de altura tuviera la misma habilidad, podría saltar hasta 270 metros, que es la longitud de 2.5 campos de fútbol. No es de extrañar que estas plagas parásitas no tengan problemas para saltar del suelo hacia animales y humanos. 

Dado que las pulgas pueden vivir hasta tres meses y una hembra generalmente pone de 20 a 30 huevos a la vez, las infestaciones pueden ocurrir en cuestión de días.

Estos insectos infernales usan a tus queridas mascotas para invadir tu hogar, pero también pueden colarse en tus zapatos, ropa o incluso a través de puertas y ventanas. Como requieren la sangre de sus anfitriones para poner huevos y sobrevivir, no discriminan entre mamíferos peludos o humanos.

Las pulgas a menudo dejan múltiples picaduras en sus anfitriones que causan hinchazón, enrojecimiento, ardor y picazón severa. Una señal muy importante de que tu pequeño amigo peludo está infestado con chupasangres es un rascado crónico, pérdida de pelaje, piel irritada y manchas de materia fecal en su pelo.

Las pulgas no solo representan una amenaza en cuanto a enfermedades transmitidas por la sangre para los animales y las personas, sino que también pueden causar anemia, infecciones y enfermedades de la piel. 

Estas pueden hospedarse en tu alfombra, muebles, y sábanas. Los chupasangres pueden sobrevivir hasta dos semanas sin una alimento parasitario.

Combate estas plagas de manera natural

Desde que estos espantosos parásitos empezaron a atormentar a las civilizaciones, la gente ha intentado erradicarlos de numerosas maneras. En los primeros tiempos, las personas dependían de remedios naturales como el polvo alumbre, el azufre o la sal simple para el control de insectos. 

Estos fueron finalmente reemplazados por soluciones químicas que a menudo eran inútiles o demasiado venenosas.

¿Estás buscando una manera de erradicar las pulgas sin dañar a tu familia, mascotas o el medio ambiente? Puedes detener la constante picazón y otros peligros potenciales de una infestación de manera segura, eficiente y orgánica. Para librar a tu hogar de estos molestos insectos, prueba estos diez remedios caseros simples.

1. Usa una aspiradora frecuentemente

Despertarse por la mañana, levantarse de la cama y colocar los pies sobre una alfombra suave es una sensación reconfortante. Esta no solo agrega una capa adicional insuladora a tus pisos, sino que brinda belleza y textura a toda la casa. Desafortunadamente, tu hermosa alfombra puede servir como el refugio perfecto para ciertas plagas como las pulgas.

Para reducir al máximo la presencia de estas invasoras, aspira tus alfombras diariamente con una aspiradora de calidad. Usa una herramienta para grietas y bordes para poder llegar a las esquinas y a lo largo de los zócalos. 

Después de cada limpieza, coloca la bolsa de limpieza desechable en una pequeña bolsa de basura sellada y deséchala en un recipiente al aire libre. Si tienes una aspiradora sin bolsa, vacía el contenedor de recolección de la misma manera.

2. Una pizca de sal

La deshidratación significa una muerte segura para los insectos molestos, incluidas las garrapatas y otros insectos chupasangre. 

Para una forma rápida y económica de deshidratarlos, espolvorea un poco de sal fina en tus pisos o alfombras, y deja que repose durante al menos 24 horas, lo cual matará a todas las pulgas adultas. Después aspira tu alfombra y repite, si es necesario.

3. Tierra de diatomeas

La Madre Naturaleza suministra algunos de los mejores insecticidas disponibles, como la tierra de diatomeas o DE. Hace millones de años, organismos microscópicos llamados diatomeas murieron en cuerpos de agua, dejando innumerables esqueletos fosilizados en el barro y la arcilla seca.

Durante siglos, las personas han usado la DE con fines medicinales y como un insecticida natural. Era fácil de recolectar alrededor de lagos, ríos y océanos. La DE es segura para humanos y animales pero mortal para los insectos invasores.

A diferencia de la mayoría de los miembros del reino animal, los insectos no tienen un esqueleto interno. En cambio, sus cuerpos están cubiertos con un caparazón llamado exoesqueleto que debe mantenerse húmedo y flexible. Si no, se romperá y el insecto se deshidratará y morirá.

Puedes comprar DE de grado alimenticio en la mayoría de las tiendas de jardinería o equipos agrícolas a muy buenos precios. Espolvorea la DE en tu patio o en tu casa para matar a los chupasangres y otros insectos dañinos. Los afilados granos de diatomeas microscópicos perforan los exoesqueletos, lo que matará a estas plagas.

4. Azufre

Conoces el aroma acre de este elemento si alguna vez has olido huevos podridos o repollo cocido. Las culturas antiguas como los egipcios apreciaban el azufre como medicina y cura para los piojos del cuerpo. Cuando uses azufre, asegúrate de rociarlo solo ligeramente, ya que huele muy fuerte y poner demasiado no es bueno para tu mascota.

5. Utiliza lo que te ofrece tu jardín de hierbas

Si estás buscando algo para librar a tus queridas mascotas y a tu hogar de los insectos chupadores de sangre, ¿por qué no dar un paseo por tu jardín de hierbas? 

Muchas de tus hierbas culinarias favoritas, como la albahaca, la lavanda, el orégano y la menta, son malas noticias para las plagas. Usa las hierbas frescas o sus aceites esenciales para hacer un repelente contra las pulgas muy efectivo.

6. Limones

Puede que disfrutes el aroma refrescante del jugo de limón fresco, pero los insectos y los chupasangres lo odian. Mientras experimentas con algunos insecticidas herbales naturales, mézclalos con jugo de limón fresco o ralladura. Después mezcla y vierte el líquido en una botella de spray.

El jugo de limón puede ser un blanqueador orgánico, así que pruébalo en una superficie poco visible antes de usarlo. Es un aerosol de olor agradable que incluso puede ser seguro para ti o tus mascotas. Vuelva a llenar la botella de spray con la mezcla según sea necesario.

7. Bicarbonato de sodio

Al igual que la sal y el azufre, el bicarbonato de sodio es un ingrediente natural que puedes rociar dentro o fuera de tu hogar para repeler todo tipo de bichos desagradables. También podrías espolvorear ligeramente a tus mascotas y tus sábanas para mantener a raya a los insectos chupasangre. 

Espolvorea bicarbonato sobre el piso y la tapicería, deja que repose durante la noche y luego aspíralo.

8. Vinagre de manzana

Los informes científicos abundan en cuanto a los beneficios del vinagre de manzana. Este no solo puede ser bueno para tu salud y ser útil en el hogar, sino que también puede repeler a las plagas chupasangre. Solo agrega un poco a una bola de algodón y déjala en lugares donde observes estas plagas.

Cuando bañes a tus mascotas, usa un poco de vinagre de sidra de manzana en el enjuague para repeler a las desagradables pulgas. El vinagre también puede combatir la caspa de las mascotas y hacer que sus pelajes sean suaves y brillantes. Es un remedio casero barato y totalmente natural.

9. Trampas con jabón líquido para platos

Dado que los chupasangres no son buenos nadadores, esta es una trampa sencilla muy efectiva que podrá limpiar tu casa en poco tiempo. 

Solamente vierte un poco de agua en un plato poco profundo y agrega unas gotas de jabón líquido para lavar platos, luego colócalo donde notes la actividad de los insectos. Las plagas saltarán en grandes números para nadar un poco, sin embargo no saldrán con vida.

10. Aceite de neem

¿Tus preciosas mascotas tienen piel sensible o están lidiando contra insectos chupadores de sangre? Los veterinarios han recomendado el aceite de neem orgánico durante años como una forma natural de tratar con los insectos y curar las enfermedades de la piel de los animales. 

Todo lo que necesitas hacer es frotar un poco en su piel y pelaje para ver resultados impresionantes.

Acerca del autor

Equipo Editorial

Equipo Editorial

Equipo editorial de Vida Lúcida. Somos un equipo de trabajo comprometido con la propuesta de temas informativos y redacción basada en fuentes serias y confiables para asegurar un artículo de calidad a nuestros lectores.