¿Cómo evitar volverse neurótico en el ritmo de vida actual?

El estilo de vida moderno está asociado con un ritmo elevado: cambios constantes, las nuevas “multitareas”, estar de “aquí para allá”, una gran cantidad de trabajo y, como resultado, un intenso estrés psicoemocional, que podría volver neurítico a cualquiera.

Cómo evitar volverse neurótico

Neurosis y multitarea

Todo esto no pasa desapercibido para nuestra psique, con una exposición intensa y prolongada a los factores anteriores, combinados con malestar fisiológico en forma de falta de sueño, fatiga, mala nutrición, enfermedades crónicas, cualquiera puede desarrollar un trastorno mental llamado neurastenia.

¿Qué es la neurastenia?

Este trastorno, que pertenece al grupo de las neurosis, se manifiesta por un aumento de la irritabilidad, la fatiga y la pérdida de la capacidad para el estrés físico y mental prolongado.

La neurastenia comienza con una irritabilidad creciente: una persona se vuelve demasiado sensible a su entorno, literalmente, todo lo irrita: personas, sonidos, olores, luz, etc. Se vuelve desenfrenado e insatisfecho, a menudo se pelea con sus seres queridos, no puede concentrarse en el trabajo, no duerme bien por la noche.

Además, en el contexto de la agitación constante, la psique comienza a agotarse y se establece un período de fatiga pronunciada: la persona se siente abrumada todo el tiempo, está somnolienta durante el día, pero duerme mal por la noche y no siente vigor después de dormir, su capacidad de trabajo disminuye, su estado de ánimo disminuye y surge el llanto.

Neurosis y somnolencia

En las etapas iniciales de este trastorno, se utilizan para el tratamiento la igualación del régimen diario, la limitación racional de cargas y la psicoterapia. Con un estado neurasténico prolongado, se pueden usar medicamentos para suavizar el sueño, reducir la ansiedad y mejorar el estado de ánimo.

Cómo evitar la neurosis

¿Cómo no caer en las filas de los neuroesténicos? A continuación se ofrecen algunos consejos:

  1. Observa tu régimen de sueño-vigilia, tu sueño no debe ser inferior a 8 horas, incluso si duermes durante 5-6 horas es la normal.
  2. Estima la cantidad de trabajo y el grado de estrés durante el día, si son excesivos, redúcelos.
  3. Come bien, organiza una actividad física racional para poner tu cuerpo en movimiento.
  4. Presta atención a tu salud física, en presencia de enfermedades crónicas, ponlas como prioridad, desde allí comienza a trabajar otras áreas de tu vida, no al revés.
  5. Escúchate a ti mismo, observa los cambios negativos y los “factores desencadenantes” que provocan estos cambios. Lleva un diario y anota allí todo lo que pueda servirte para tener una idea más clara sobre ti mismo.
  6. Tómate un tiempo para el placer, reunirte con amigos, socializar con la familia.
  7. En caso de ineficacia de los esfuerzos independientes para cambiar el estilo de vida, consulta a un psicólogo o psicoterapeuta. La dirección de la terapia cognitivo-conductual es la más adecuada en este caso.

Si el nivel de trastorno es pronunciado, consulte a un psiquiatra para discutir la necesidad de terapia con medicamentos.

Bibliografía
  • Lee S. Estranged bodies, simulated harmony, and misplaced cultures:neurasthenia in contemporary Chinese society. PsychosomMed 1998;60:448-457. [PubMed] [Google Scholar]
  • American Psychiatric Association. Diagnostic andStatistic Manual of Mental Disorders, 4th ed (DSM-IV).Washington, DC: American Psychiatric Association;1994.
  • Abbey SE, Garfinkel PE. Neurasthenia and chronic fatigue syndrome:the role of culture in the making of a diagnosis. Am JPsychiatry 1991;48:1638-1646. [PubMed] [Google Scholar]
  • Kleinman A. Social Origins of Distress and Disease:Depression, Neurasthenia and Pain in Modern China. New Haven:Yale University Press; 1986.
  • Ware N, Kleinman A. Depression in neurasthenia and chronic fatiguesyndrome. Psychiatr Ann 1992;22:202-208. [Google Scholar]
  • Lee S. Neurasthenia and Chinese psychiatry in the 1990s.J Psychosom Res 1994;38:487-491. [PubMed] [Google Scholar]