Consejos para podar rosas de manera correcta sin dañar la planta

La poda de rosales no tiene que ser difícil o intimidante. Los arbustos de rosas deben podarse de una manera especial, por lo que deberás hacer que la poda sea más eficiente con estos consejos para podar rosas de forma correcta.

Aprende cómo podar las rosas

Las rosas tienen la reputación de ser difíciles de cultivar, sin embargo siempre que las mantengas y las podes correctamente, no deberías tener demasiados problemas con estas flores tan conocidas.

Consejos para podar rosas adecuadamente

La poda es un elemento vital para el cuidado de las plantas de rosas y la longevidad de la planta. En general, podarás rosales justo antes de que la planta rompa la latencia después de la última helada de primavera. Esto será a principios de año en climas cálidos, y en cualquier momento entre enero y abril en climas fríos.

Cuando podes rosas, corta primero las hojas muertas, te ayudará a «ver» la forma de la planta sin distracciones. Es una buena idea visitar un jardín de rosas público y encontrar especímenes de rosas que estés cultivando, eso te servirá para ver cómo los jardineros las han podado.

En climas fríos de invierno, la poda de rosas en primavera a menudo se reduce a una opción: simplemente cortar o que se ha secado durante el invierno. En climas cálidos, la poda se puede hacer en cualquiera de los tres niveles, dependiendo del propósito.

La poda severa (cortada para dejar tres o cuatro bastones, de 6 a 10 pulgadas de alto) produce menos flores pero más grandes. La poda moderada (cinco a 12 bastones cortados a 18 a 24 pulgadas) hace que el arbusto sea más grande. Y la poda ligera (menos de un tercio de la planta se adelgaza) aumenta la cantidad de flores de tallo corto que se producirán.

¿Qué herramientas necesitaremos para podar las rosas?

Invierte en un par de tijeras de podar de alta calidad con ambas cuchillas curvadas. (Aquellas con un «yunque» plano en una hoja tienden a aplastar los tallos, no a cortarlos.) Esta es una herramienta en la que el precio realmente marca la diferencia.

En algunos casos serán necesarias una sierra o serrucho para eliminar grandes bastones leñosos, estas herramientas le darán un corte limpio sin dañar la unión del brote.

Finalmente, compra un buen par de guantes de cuero fuertes o guantes que sean a prueba de pinchazos. Ahora, estás listo para comenzar a podar rosas.

¿Por qué se recomienda podarlas?

Estas son algunas de las ventajas que nos brinda la poda de los rosales.

  1. Salud:  las ramas muertas o dañadas de cualquier rosa deben cortarse a fines del invierno o principios de la primavera antes de que la planta reanude el crecimiento. Retira las ramas enfermas cuando las encuentres, esto mejora la circulación de aire eliminando los bastones que crecen en el centro de la planta.
  2. Control:  Algunas rosas crecen con abandono salvaje. Recortar rosales elimina tallos y bastones enfermos y muertos y reduce el tamaño total de la planta. Mantenlos dentro de los límites podando sus puntas o bastones enteros en cualquier momento. Las tardes más frías producen flores moteadas y mal formadas y follaje amarillento que a menudo comienza a caerse. Los escaramujos, que pueden interrumpir el próximo ciclo de floración, pueden resultar si no se eliminan las flores ya secas.

¿Cómo podar rosas?

  1. Realiza los cortes de poda en un ángulo de 45 grados, aproximadamente 1/4 de pulgada por encima del eje de una hoja.
  2. En la época de primavera, evalúa tu planta y ten en cuenta tanto su forma natural como la salud en general de sus hojas, tallos y flores. Lo siguiente que deberías hacer es buscar las ramas secas y muertas en el centro de la planta, córtalas y abre el centro de la planta para permitir la circulación de luz y aire.
  3. Elimina ramas secas y enfermas. Siga la rama seca hasta encontrar un extremo sano o verde. Córtalo en un ángulo de 45 grados, teniendo cuidado de exponer el interior blanco. Si al cortar descubres que el interior de la rama no es blanco, deberás buscar un corte más abajo, ya que esa parte aún no está sana.
  4. Elimina tallos finos, ya que no crecerán muy bien y darán pocas flores.
  5. Poda los nuevos crecimientos, esto hazlo con cuidado y tomando en cuenta la forma que quieres dar a la planta. Realiza los cortes limpios en un ángulo de 45 grados, aproximadamente 50 cm por encima de un brote que está orientado hacia el exterior de la planta.

Una vez que hayas terminado la poda, quita el follaje restante de los bastones y limpia los restos de alrededor del arbusto. Desecha todo el follaje y no lo uses en el montón de compost.

Acerca del autor

Equipo Editorial

Equipo Editorial

Equipo editorial de Vida Lúcida. Somos un equipo de trabajo comprometido con la propuesta de temas informativos y redacción basada en fuentes serias y confiables para asegurar un artículo de calidad a nuestros lectores.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.