Hipoglucemia Salud

Cuáles son los síntomas de la hipoglucemia y sus riesgos

La glucosa es la principal fuente de energía para el cerebro y los demás órganos de nuestro cuerpo.  Cuando los niveles de glucosa en sangre descienden por debajo de los límites normales, es decir, cuando la concentración de glucosa es menor a 70 mg/dl se dice que estamos en presencia de una hipoglucemia.

Una mujer joven con síntomas de hipoglucemia

Cuando disminuye el aporte de glucosa en el cuerpo, se activan una serie de mecanismos compensadores, que hacen que el organismo pueda recuperar la energía necesaria para el funcionamiento de los órganos. Estos mecanismos compensadores generan síntomas propios de una hipoglucemia.

Es relevante decir, que los síntomas de la hipoglucemia dependerán de la gravedad de la carencia de glucosa. Por lo que, mientras más bajo estén los niveles de glucosa en sangre, más graves serán los síntomas.

¿Cuáles son los síntomas de la hipoglucemia?

Los síntomas de la hipoglucemia pueden variar de una persona a otra, dependiendo de la frecuencia de su ocurrencia, la forma en que aparece la hipoglucemia y los niveles de glucemia. Es decir, que si una persona presenta hipoglucemia diariamente, es posible que tolere niveles más bajos de glucemia que otra persona que esté presentando hipoglucemia por primera vez.

Los síntomas de hipoglucemia se describen en la triada de Whipple, caracterizada por niveles bajos de glucemia, aparición de síntomas y desaparición de los síntomas al mejorar las cifras de glucosa en sangre.

En el contexto de una hipoglucemia leve (niveles de glucosa entre 70 a 55 mg/dl) aparecen síntomas como la sensación de hambre repentina, temblor distal, sensación de hormigueos en las manos y cara, ansiedad, taquicardia y sudoración (debido a la liberación de catecolaminas como respuesta compensatoria). En esta etapa, también pueden aparecer síntomas neurológicos leves como cansancio y dolor de cabeza (o cefalea).

También puedes leer:  Cocinar alimentos con papel aluminio afecta la salud

Ante una hipoglucemia moderada (entre 55 a 40 mg/dl) se acentúan los síntomas antes descritos, asociándose palidez cutánea mucosa, somnolencia, mareos, zumbidos en los oídos y visión borrosa.  Los síntomas neurológicos en esta etapa están dados por cambios de conducta asociados a estados de irritabilidad, poca expresividad o lenguaje lento (bradilalia).

Cuando continua el descenso de la glucemia y la hipoglucemia se hace severa (menor a 40 mg/dl) ocurre la neuroglucopenia, siendo el cerebro el principal órgano afectado, el paciente se torna estuporoso, con lenguaje incoherente, inclusive, puede llegar a presentar convulsiones  y  pérdida del estado de conciencia (desmayos y estado de coma) hasta llegar a la muerte.

¿Cómo se activan las respuestas compensatorias ante la hipoglucemia?

Al disminuir la concentración de glucosa en sangre se activan los mecanismos sensores a nivel del sistema nervioso central y periférico, enviando señales al hipotálamo.

Estas señales activan a las neuronas reguladas por glucosa que a su vez, envían señales químicas que producen en el páncreas disminución de la secreción de insulina y aumento de la producción glucagon, además aumentan la producción de adrenalina, lo cual genera aumento de síntesis de glucosa en los músculos y la producción de ácidos grasos que son convertidos en glucosa por el hígado.

Algunas de estas respuestas químicas se traducen en síntomas, por ejemplo, la liberación de adrenalina produce vasodilatación (sudoración y palidez), taquicardia, temblores, sensación de hormigueo, entre otros.

¿Cuáles son los riesgos de la hipoglucemia?

Los principales riesgos de la hipoglucemia se relacionan a la pérdida de las funciones cerebrales.

También puedes leer:  7 estiramientos para aliviar el dolor en la espalda baja

Al no llegar suficiente aporte de glucosa al cerebro, no se establecen las señales sinápticas necesarias para su funcionamiento, por lo que se pierden desde las funciones mentales superiores (pensamiento, conducta, memoria, atención, etc) hasta los centros reguladores de la temperatura (puede haber hipotermia), centro regulador de la respiración (puede inclusive a haber paro respiratorio) y el centro regulador del sueño (somnolencia, estupor), entre otros.

Al haber un descenso severo de la glucemia pueden ocurrir convulsiones (debido a la alteración de la excitabilidad de la corteza cerebral) y una vez que se alcanzan niveles extremos de glucosa en sangre, ocurre la pérdida total de la conciencia y el estado de coma, inclusive este estado puede llegar a ser letal.

¿Por qué se producen las hipoglucemias?

Son numerosas las causas de hipoglucemia, la principal es el ayuno prolongado y la descompensación de la diabetes por estados infecciosos o isquémicos. Otras causas son: el incremento de los niveles de insulina en el hiperinsulinismo (por ejemplo, en el Síndrome de Ovario Poliquístico) en un insulinoma o un tumor secretor de insulina, la falla renal (que condiciona que la insulina circule por mayor tiempo en la sangre porque no se depura adecuadamente a nivel renal), pacientes diabéticos con exceso de dosis de insulina o de hipoglucemiantes orales, uso de alcohol, insuficiencia hepática, exceso de ejercicios, cirugía bariátrica, entre otras.

Si usted ha presentado alguno de estos síntomas es importante que consulte a su médico para descartar una causa subyacente de hipoglucemia.

0/5 (0 Reviews)