Cáncer de piel Salud

Síntomas del cáncer de piel y alternativas médicas de tratamiento

La piel es el órgano más extenso del cuerpo humano. Como órgano, realiza funciones de protección y control de la temperatura corporal, además de ser  el órgano del sentido del tacto.

Médico revisando un cáncer de piel

La piel puede ser asentamiento de enfermedades tales como cáncer, infecciones bacterianas, virales y también de lesiones por traumatismo y quemaduras.

El cáncer de piel

El cáncer de piel es una formación de células tumorales que causa cambios en la piel y que debe ser atendida a tiempo, ya que puede extenderse e invadir otras partes del cuerpo.

El cáncer de piel  es uno de los tipos de cáncer más comunes en el mundo, según la Organización Mundial de la Salud.  Se estima que anualmente se diagnostican alrededor de 200.000 casos en el mundo entero.

El principal factor de riesgo que produce la mutación y proliferación de las células de la piel es la exposición a los rayos ultravioleta (bien sea por exposición solar o radiaciones dentro de una cámara bronceadora), además de otros factores predisponentes como ser de tez clara, el consumo de tabaco y alcohol y la baja ingesta de frutas y verduras.

Los tipos más comunes de cáncer de piel  son los de células basales y de células escamosas, seguidos del melanoma.

Síntomas del cáncer de piel

La proliferación de células malignas en la piel genera siempre cambios en la apariencia de la piel, por lo que el cáncer de piel es un tipo de tumor que se puede diagnosticar a tiempo si la persona consulta al médico apenas note estos cambios.

Los síntomas del cáncer de piel  son: aparición de lesiones con características sospechosas como asimetría y cambios de coloración; crecimiento acelerado de lunares preexistentes, lesiones sangrantes en piel, presencia de llagas que no sanen en el tiempo, placas brillantes u opacas, parición de lunares o lesiones costrosas con rápido crecimiento en párpados, plantas y palmas, entre otras.

También puedes leer:  10 Buenas razones para comprar a granel bicarbonato de sodio

La Academia Americana de Dermatología sugiere que para evaluar el órgano de la piel se debe seguir el llamado ABCDE de la piel, el cual consiste en:

  • A: Asimetría. Las lesiones tumorales no son uniformes en su extensión, pudiendo ser de colores y formas distintas en un lado con respecto a otro. Incluso, pueden producir dolor o sangrar en un solo segmento del tumor.
  • B: Los bordes de las lesiones cancerígenas son irregulares, espiculados (forma de espinas alrededor de la lesión) u ondulados.
  • C: El cáncer de piel puede ser de distintos colores: rojo, marrón, azul, blanco o, negro, variando de tono en la extensión de la lesión.
  • D:Diámetro. Son llamativas las lesiones que miden más de 10 mm de diámetro, aunque hay algunos cánceres de piel, como los melanomas puntiformes que pueden ser hasta de 2mm.
  • E:Evolución. Las lesiones cancerígenas de la piel crecen en el tiempo, pudiendo cambiar de características también en el tiempo. Esta característica se aplica para los lunares que pueden variar en el tiempo, convirtiéndose en lesiones sospechosas.

Otros signos de alarma son: sangrado, picazón, dolor y la aparición de vellos en lunares previamente existentes.

¿Cuáles son las alterativas de tratamiento médico?

Apariencia del cáncer de piel

El tratamiento indicado por el médico oncólogo dependerá del estadio (es decir, de la extensión de la enfermedad) y del tipo de cáncer de piel que reporte un estudio diagnóstico denominado biopsia, que es la toma de una muestra de un segmento o del tumor completo más los márgenes de la lesión.

Por lo general, en estadios tempranos, el tratamiento del cáncer de piel  es quirúrgico, removiendo el tumor, más un segmento adicional de piel sana para resecar la mayor parte de las células tumorales posibles.

También puedes leer:  Hongos vaginales. ¿Qué los causa? ¿Cuál es el tratamiento correcto?

Existen algunos tipos de cáncer de piel tan pequeños que con la toma de biopsia, mediante escisión simple o con cirugía de Mohs (que es la resección en capas del tumor) ya son removidos por completo.  Sólo luego de realizar una biopsia otras técnicas de resección de tumores pequeños son: la criocirugía (que congela con nitrógeno líquido la lesión y destruye el tejido anormal), curetaje y electrodesecación (extracción con cureta y quemado con electrodo) y cirugía láser (que emplea una luz láser para realizar el corte del tejido).

En algunos estadios es necesario el empleo de otros tratamientospara evitar el riesgo de recurrencia (de que vuelva a aparecer el tumor). En estos casos, existen opciones como la radioterapia, la terapia fotodinámica (que funciona marcando químicamente las células cancerígenas y destruyéndolas por la activación química posterior a la aplicación de rayos láser), la quimioterapia y la inmunoterapia.

La quimioterapia evita la replicación de las células tumorales y dependerá del tipo histológico de cáncer. Por ejemplo, para el cáncer de células basales es empleado el 5-fluoracilo tópico. A diferencia de otros tipos de cáncer, la quimioterapia no suele ser tomada ni inyectada, sino que es tópica, en crema o loción, tratando directamente el área de la lesión tumoral.

En cuanto a la inmunoterapia, ésta es usada de manera endovenosa o tópica en ciertos tipos y estadios del cáncer. La misma consiste en aplicar una terapia como el interferon alfa, interleucina 2 y el imiquimod, a fin de estimular las propias células del sistema inmunológico a que destruyan las células tumorales.

A pesar de las múltiples opciones terapéuticas, el médico dermatólogo, conjuntamente con el oncólogo seleccionarán el mejor tratamiento para cada caso.

5/5 (1 Review)