Cómo cuidar los pies y heridas en personas con diabetes

Si tienes diabetes, es muy importante que cuides bien tus pies, lo que se considera como el pie diabético. El mal cuidado de los pies puede ocasionar problemas graves, cuyas consecuencias son tan graves que pueden llevar a una amputación del pie o la pierna.

Una persona con diabetes es más susceptible a los problemas de los pies porque esta enfermedad puede dañar tus nervios y reducir el flujo de sangre a tus pies. La American Diabetes Association ha estimado que una de cada cinco personas con diabetes que son atendidas en los hospitales son por problemas de pie diabético.

Al cuidar adecuadamente tus pies, podrás prevenir problemas más graves. Es importante que tu médico revise tus pies para buscar cualquier problema al menos una vez al año.

Cuidados para el pie diabético

Estos son algunos consejos para el cuidado de los pies durante la diabetes que puedes seguir:

  • Lava y seca tus pies diariamente
  • Usa jabones suaves
  • Usa agua tibia
  • Mantén tu piel seca; Trata de secar muy bien tus pies, especialmente entre los dedos
  • • Después del lavado, usa una loción hidratante en los pies para evitar que se agrieten. No dejes residuos de loción entre los dedos de los pies

Examina tus pies todos los días

  • Revisa siempre la parte superior e inferior de tus pies
  • Verifica si hay piel seca y agrietada
  • Busca la presencia de ampollas, cortes, rasguños u otras heridas
  • Comprueba si hay enrojecimiento, aumento de calor o sensibilidad al tocar un área de tus pies
  • Comprueba si hay uñas encarnadas, callos y callosidades.
  • Si tus zapatos te causan ampollas o heridas, no los uses. Aplica un vendaje y usa otro par de zapatos

Cuida las uñas de tus pies

  • Las uñas de los pies deben cortarse después de bañarse cuando están suaves
  • Corta las uñas para que queden rectas y después límalas
  • Evite cortar las esquinas de los dedos de los pies

Ten cuidado durante el entrenamiento físico

  • Camina y ejercítate utilizando zapatos cómodos
  • No entrenes si tienes heridas abiertas en los pies
  • Protege tus pies con zapatos y medias

Las elecciones de calzado adecuadas para las personas con diabetes

Para una persona que padece diabetes, es de gran importancia elegir el calzado adecuado, de esta manera se reducen las complicaciones que se suelen sufrir por el pie diabético. Haz esta simple prueba para ver si tus zapatos te quedan bien:

Te puede interesar:
El vinagre de sidra de manzana ayuda con la diabetes
  • Párate sobre una hoja de papel (asegúrate de estar pie y no sentado ya que la forma de los pies cambia)
  • Traza el contorno de tu pie
  • Posteriormente traza el contorno de tu zapato
  • Compara las formas: ¿el zapato está demasiado apretado? ¿Tu pie entra correctamente en el zapato? El zapato debe ser al menos 1/2 pulgada más largo que tu dedo más largo y tan ancho como tu pie

Si tienes diabetes, debes de tener en cuenta estas cosas al momento de elegir los zapatos correctos:

  • Compra zapatos cerrados;
  • Compra zapatos con parte superior de cuero, pero sin costura;
  • Asegúrate de que haya al menos 1/2 pulgada de espacio extra al final de tu dedo más largo;
  • El interior del zapato debe ser suave sin áreas ásperas;
  • La suela exterior debe estar hecha de material rígido;
  • Tu zapato debe por lo menos tan ancho como tu pie.

Consejos para mantener seguros tus pies

Esto es lo que puedes hacer para mantener tus pies seguros cuando tienes diabetes:

  1. No dejes pasar el tiempo cuando haya un problema menor con tu pie. Sigue las pautas de tu atención médica y aplica los primeros auxilios como es debido.
  2. Informa de las lesiones e infecciones de pie de manera inmediata a tu médico.
  3. Verifica la temperatura del agua con el codo, no con el pie.
  4. No uses almohadillas térmicas en tus pies.
  5. No cruces las piernas.
  6. No trates por tu cuenta tus callos, callosidades u otros problemas en los pies. Acude a tu médico o enfermera para tratar estas afecciones.

Cuándo debes contactar a tu médico

Consulta a tu médico si tienes diabetes y ocurre alguno de los siguientes problemas relacionados con el pie diabético:

  • Pie de atleta (grietas entre los dedos)
  • Heridas en los pies
  • Uñas encarnadas
  • Entumecimiento o dolor
  • Callos
  • Enrojecimiento
  • Ennegrecimiento de la piel
  • Infecciones
  • Dedos en maza o dedo del pie en martillo (cuando las articulaciones medias de los dedos de los pies están dobladas permanentemente hacia abajo)

Acerca del autor

Equipo Editorial

Equipo Editorial

Equipo editorial de Vida Lúcida. Somos un equipo de trabajo comprometido con la propuesta de temas informativos y redacción basada en fuentes serias y confiables para asegurar un artículo de calidad a nuestros lectores.

1
Deja tu comentario

avatar
1 Hilo de comentarios
0 Hilo de respuestas
1 Seguidores
 
Comentario con más reacciones
Hilo de comentarios más caliente
1 Autores de comentarios
Angela Autores de comentarios recientes
  Subscribirse  
más reciente último más votado
Notificar
Angela
Invitado
Angela

Me interesa lo publicado.