Deficiencia de vitamina A – causas, síntomas y soluciones

Las fuentes más importantes que mantienen el cuerpo y la salud mental juntas son las vitaminas. Entre las vitaminas fundamentales, la vitamina A es de gran importancia para el cuerpo humano.

Síntomas deficiencia de vitamina A

¿Qué es la vitamina A ? ¿En dónde se encuentra? ¿Para qué sirve la vitamina A? ¿Cuáles son las causas de la deficiencia de vitamina A y cómo reconocemos sus síntomas? Sigue leyendo para conocer todos los detalles.

La vitamina A compone una variedad de sustancias que tienen un efecto fisiológico similar. Se distingue en vitamina A₁ (retinol) y vitamina A₂ (retina). Ambas formas surgen del precursor herbario betacaroteno. El betacaroteno pertenece al grupo de carotenoides y también se conoce como provitamina A.

Descubrimiento de la vitamina A

Los investigadores Stepp, McCollum y Hopkins descubrieron la vitamina en 1910. El equipo de investigación recogió animales experimentales sin vitamina A y descubrió que sufrían de estancamiento del crecimiento y conjuntivitis.

Los síntomas desaparecieron cuando el equipo alimentaba a los animales con hígado, mantequilla y leche. El investigador alemán Willhelm Stepp tuvo la idea de este diseño experimental original. Tres años más tarde, la vitamina fue aislada por primera vez por Elmer McCollum. El químico suizo Paul Karrer descubrió la estructura química de la vitamina A1 en 1931.

Aunque la investigación sobre la vitamina A comenzó a principios del siglo XX, el uso de la vitamina ocurría desde antes. Los chinos usaron hígado y miel en 1500 a. C. para curar la ceguera nocturna. Incluso los antiguos egipcios sabían que comer hígado mejora la visión.

La ciencia ahora ha descubierto que la vitamina A realiza muchas tareas en el cuerpo de una persona. Es importante para los ojos, la piel, las membranas mucosas, el crecimiento, la defensa inmune y desempeña un papel en el desarrollo del embrión.

¿Cómo es absorbida y procesada la vitamina A por el cuerpo?

Tu cuerpo absorbe uno de los dos precursores de la vitamina A a través de los alimentos. El betacaroteno se encuentra en las plantas y el retinilo en las fuentes animales. Ambas formas se convierten en retinol en el intestino y el hígado.

Después de eso, el hígado almacena el retinol como una sustancia de reserva o el retinol entra en el torrente sanguíneo. El retinol se transporta a través del torrente sanguíneo al tejido objetivo. Allí, la división enzimática del retinol en ácido retinoico tiene lugar, que luego está presente activamente en las células.

Los productos finales del metabolismo se excretan por el riñón a través de la orina. Los alimentos que contienen vitamina A deben tomarse con grasa. La grasa ayuda a liberar la vitamina de los alimentos. [²]

Las funciones más importantes de la vitamina A

La vitamina A hace mucho trabajo en tu cuerpo. A continuación encontrarás las cinco tareas más importantes.

Esta vitamina es eficaz contra la ceguera nocturna y ayuda a tratar los trastornos oculares, juega un papel activo contra algunos tipos de cáncer y proporciona una piel, uñas y cabello sanos.

1. Ayuda a mejorar nuestra visión

La vitamina A puede ayudarnos a mejorar significativamente nuestra visión. La vitamina A es un componente crucial del pigmento visual rodopsina. La rodopsina es una proteína y se encuentra en la retina de los ojos. Es responsable del ajuste claro-oscuro y de la percepción de los tonos grises.

Actúa como un sensor de luz y reacciona a los cambios más pequeños en la luz. Cuando las unidades de luz (fotones) golpean la proteína, esta cambia su forma. Esto pone en marcha una serie de procesos bioquímicos que nos permiten ver mejor en la oscuridad. Además, la vitamina A participa en la formación del líquido intraocular.

2. Interviene en la construcción y protección de la piel

La vitamina A participa en el desarrollo y la protección de la piel: la vitamina A regula el crecimiento celular de la piel. Los retinoides actúan en la epidermis (capa superior de la piel). Allí se producen las células córneas.

La vitamina A regula los procesos de queratinización de la piel y también se usa contra el acné. El retinol también desempeña un papel en la regulación de la producción de sebo y en la formación de colágeno. El colágeno se encuentra en las capas inferiores de la piel y garantiza que la piel se mantenga suave.

También puedes usar la vitamina A para combatir el envejecimiento de la piel: como antioxidante, captura los radicales libres y previene las arrugas o las manchas de la edad.

3. La vitamina A es la base del crecimiento

La vitamina A puede inhibir o promover el crecimiento de las células. Además, influye en la diferenciación celular. En la diferenciación celular, las células se reconstruyen estructuralmente para que puedan hacer su trabajo.

La vitamina A diferencia especialmente las células nuevas de la piel y las membranas mucosas. También desempeña un papel en el desarrollo y formación del cabello, ojos, linfáticos, gametos, dientes y huesos. Un síntoma de la deficiencia de vitamina A es la formación de tejido óseo en sitios donde generalmente no hay huesos. Esto se debe a una diferenciación errónea de las células.

4. Mejora nuestras defensas

La acción de la vitamina A sobre la piel y las membranas mucosas nos protege contra virus dañinos. La piel y las membranas mucosas actúan como barreras, por lo que los virus no pueden ingresar al organismo en absoluto.

La vitamina A también participa en la formación y diferenciación de los glóbulos blancos, cuya tarea principal es la defensa contra los patógenos. Además, la vitamina A afecta a las células T reguladoras. Estas previenen reacciones inmunitarias excesivas y, por tanto, reacciones autoinmunes.

5. Tiene un papel importante en la reproducción

La vitamina regula la formación de las hormonas sexuales testosterona y estrógeno. La testosterona a su vez tiene un efecto positivo en la calidad y el número de espermatozoides. La investigación sobre este tema reveló que la deficiencia de vitamina A afecta la producción de esperma.

Además, la vitamina A tiene un efecto regulador en el desarrollo embrional. Está involucrado en la formación de nuevas células y apoya el desarrollo de los pulmones. Sin embargo, demasiada vitamina A en el embarazo puede conducir a malformaciones. Por lo tanto, las mujeres embarazadas deben abstenerse de comer alimentos que contengan mucha vitamina A.

Como puedes ver, la vitamina A está involucrada en muchos procesos bioquímicos en el cuerpo. El suministro insuficiente de la vitamina perturba estos procesos y, por lo tanto, perjudica la salud.

Causas de la deficiencia de vitamina A

La deficiencia de vitamina A se observa cuando existen algunas deficiencias nutricionales o una dieta muy desequilibrada. Sin embargo, la deficiencia de vitamina A no es común, y por lo general se presenta con más frecuencias en bebés y mujeres que recién dieron a luz.

  1. Ingesta inadecuada de alimentos.
  2. Fiebre, infecciones crónicas.
  3. Glándula tiroides afectada.
  4. Trastorno de fibrosis quística (una enfermedad genética que afecta a las glándulas secretoras externas).
  5. La enfermedad celíaca y la enfermedad de Crohn pueden ocasionar estas deficiencias.

Síntomas y consecuencias de una deficiencia de vitamina A

Si bien la vitamina A se considera la vitamina ocular, los síntomas de la deficiencia de vitamina A no se limitan únicamente a los ojos. Los síntomas no específicos aparecen primero, como ocurre con la mayoría de los síntomas de deficiencias nutricionales. Estos incluyen dolores de cabeza, palidez, mareos, fatiga y dificultad para concentrarse.

Te puede interesar:
12 enfermedades por deficiencia de vitamina D

La causa de estos síntomas es la anemia. En la anemia, la concentración de glóbulos rojos en la sangre es demasiado baja. La vitamina A regula la formación de glóbulos rojos. Los glóbulos rojos transportan oxígeno desde los pulmones hasta los órganos. Si se transporta menos oxígeno a los órganos, esto se refleja en las pérdidas de rendimiento.

La deficiencia de vitamina A debilita el sistema inmunológico, interfiere en el desarrollo de los huesos y ocasiona daño en los dientes.

1. Crecimiento interrumpido

La deficiencia de vitamina A puede conducir a trastornos del crecimiento en los niños, ya que la vitamina participa en la formación y diferenciación de nuevas células. También es esencial para construir y mantener huesos y dientes. Un síntoma de deficiencia es la formación de hueso en los sitios donde los huesos normalmente no deberían estar. Además, una deficiencia puede conducir a un desarrollo pulmonar perturbado o retrasado.

2. Ceguera nocturna y visión reducida

El síntoma más común de la deficiencia de vitamina A es la ceguera nocturna. Es difícil para los afectados ver al momento del atardecer. En la oscuridad, como en la noche, la persona afectada no ve nada en absoluto. Esto se debe a la falta de rodopsina, que permite que haya visión de luz-oscuridad.

La visión es generalmente perturbada. La imagen se vuelve borrosa y sin brillo. Dado que la vitamina A es importante para la formación de líquido intraocular, una deficiencia puede hacer que la conjuntiva se seque.

Esta deshidratación debida a la deficiencia de vitamina A se llama xeroftalmía. Además, a menudo hay manchas blancas visibles, llamadas manchas de bitot. Sin tratamiento médico, la ceguera se produce debido a la fusión de la córnea (queratomalacia).

3. Favorece el desarrollo de psoriasis

Debido a la deficiencia de vitamina A, la piel se seca y se desarrolla la psoriasis. Otro síntoma es la caída del cabello. Además, una deficiencia promueve el desarrollo del acné. Asimismo, se afecta el tejido pulmonar.

Las células de la mucosa se reconstruyen en las células de la córnea, lo que puede llevar a dificultades respiratorias. Esta transformación también afecta las membranas mucosas de la nariz y el tracto respiratorio. Esto puede llevar a la muerte de las células (necrosis) o neumonía.

4. Deficiencia de vitamina A en el desarrollo embrionario

Como resultado de la deficiencia de vitamina A se pueden dar malformaciones del embrión. Los genitales, el tracto gastrointestinal, los dientes y las orejas del embrión son afectados.

Sin embargo, estas mismas malformaciones también pueden ocurrir con un consumo excesivo de retinol. El retinol es la forma biológicamente activa de la vitamina A y se encuentra solo en productos animales. Por lo tanto, debes abstenerte de esta forma de vitamina durante el embarazo y tomar vitamina A en forma de hierbas. El betacaroteno se puede almacenar en el hígado hasta que se necesite. Esto no puede llevar a una sobredosis.

Propagación de la deficiencia de vitamina A

La falta de suministro de vitamina A es uno de los problemas alimentarios más grandes del mundo. Esto se debe principalmente a la escasa oferta en los países en desarrollo, cuya dieta se basa principalmente en el arroz. [¹]

El arroz blanco no contiene vitamina A. Esto a menudo causa un aumento en la dificultad visual en estos países. De acuerdo a ciertas investigaciones, entre 250,000 y 500,000 niños se quedan ciegos cada año como resultado de la deficiencia de vitamina A.

Otra investigación sugiere que 2 millones de personas mueren cada año por deficiencia de vitamina A. [¹] Una contramedida es el desarrollo de un arroz modificado genéticamente, el llamado arroz dorado.

La escasez no solo ocurre en los países en desarrollo. Incluso en los países industrializados puede conducir a síntomas de deficiencia.

¿Quiénes son más propensos a la deficiencia de vitamina A?

La falta de vitamina A es muy peligrosa para los niños, ya que todavía están en desarrollo. Los niños también tienen un hígado más pequeño y, por lo tanto, pueden absorber menos vitamina A. Sin embargo, las mujeres embarazadas, las personas mayores de 65 años y los atletas de alto rendimiento tienen una mayor necesidad. Estas personas necesitan más vitamina A debido a los cambios físicos.

Otro grupo de riesgo son los vegetarianos, veganos o personas que están a dieta. Comen menos vitamina A debido a su dieta y deben tener cuidado de incluir alimentos que contengan vitamina A en la dieta.

Las enfermedades pueden prevenir o dificultar la ingesta de vitamina A. Estos incluyen principalmente enfermedades del hígado y el tracto gastrointestinal.

Las personas con obesidad o problemas con el alcohol a menudo sufren de problemas hepáticos (hígado graso, cirrosis hepática). Esto dificulta la ingesta de vitamina A.

¿Cómo revertir la deficiencia de vitamina A?

La falta de vitamina A es rara en los países industrializados. Pero una vez que se trata de una deficiencia, puede ser peligroso. Por lo tanto, es importante prevenir una deficiencia.

Prevención con la dieta adecuada.

Una dieta variada es la base para prevenir muchas enfermedades. Sin embargo, la vitamina A no está incluida en todos los alimentos. Especialmente los vegetarianos y veganos deben prestar atención a su dieta.

Los siguientes alimentos contienen mucha vitamina A:

  • Verduras: zanahorias, col rizada, brócoli, batatas, rúcula, espinacas, achicoria.
  • Frutas: melón, sandía, cerezas, albaricoques, mango, papaya
  • Productos animales: aceite de hígado de bacalao, hígado, huevo, caballa, atún, carne de ave.

La biodisponibilidad de la vitamina A aumenta con la adición de grasa. La biodisponibilidad se refiere a la capacidad del cuerpo para absorber y procesar un nutriente en particular. Algunos alimentos contienen grasa de forma natural, lo que garantiza la biodisponibilidad.

Otros alimentos, especialmente frutas y verduras no tienen grasa. Por lo tanto, siempre debes agregar algo de grasa, como aceite, en la preparación. También es importante que la comida esté bien triturada. La biodisponibilidad de la vitamina A de las zanahorias picadas es aproximadamente del cinco por ciento.

Suplementos en caso de deficiencia existente

La ingesta de suplementos de vitamina A puede prevenir una deficiencia o compensar una deficiencia existente. Para los síntomas muy graves, como la ceguera nocturna, definitivamente debes acudir a un médico para descartar otras afecciones. Además, es importante encontrar la causa de la deficiencia de vitamina A.

La mayoría de los suplementos de vitamina A están en forma de cápsula. Puedes llevar las cápsulas contigo durante una comida.

Existen cápsulas de betacaroteno y cápsulas de retinol. El betacaroteno tiene la ventaja de que no puede provocar una sobredosis. El cuerpo no convierte el exceso de betacaroteno en vitamina A, sino que lo almacena en el hígado.

Bibliografía:
  1. Humphrey, JH, West, KP, Jr, y Sommer, A. (1992). Deficiencia de vitamina A y mortalidad atribuible en menores de 5 años. Boletín de la Organización Mundial de la Salud , 70 (2), 225-232.
  2. Gilbert C. (2013). What is vitamin A and why do we need it?. Community eye health, 26(84), 65.
  3. AAP. (1993). American academy of pediatrics committee on infectious diseases: Vitamin a treatment of measles. Pediatrics. 91:1014–1015. [PubMed]

Acerca del autor

Equipo Editorial

Equipo Editorial

Equipo editorial de Vida Lúcida. Somos un equipo de trabajo comprometido con la propuesta de temas informativos y redacción basada en fuentes serias y confiables para asegurar un artículo de calidad a nuestros lectores.