Dietas

Dieta para el hígado graso y qué alimentos no consumir

Para conocer los efectos que una dieta tiene sobre le hígado graso, es necesario conocer qué es el hígado graso y cómo los alimentos pueden ayudar a prevenir complicaciones.

¿Qué es el hígado graso?

Qué dieta es recomendable si tengo hígado graso

El llamado hígado grasoes la acumulación excesiva de ácidos grasos y colesterol en el tejido hepático.Puede ser originado por el consumo de alcohol en forma constante, antes de laaparición de Cirrosis hepática.

Sin embargo, hay otra forma de hígado graso o Enfermedad hepática grasa de origen no alcohólico, de la cual comentaremos en este artículo.

El hígado graso de origen no alcohólico está relacionado con la ingesta excesiva de grasas, particularmente grasas “trans” y poliinsaturadas, además de estímulos hormonales y alteraciones en la tolerancia a los azúcares, entre otros trastornos metabólicos.

Medidas para mejorar el hígado graso

  • La principal medida es bajar de peso, se estima que una disminución entre el 5 y 10 % del peso corporal total, genera por sí sola, una mejoría notoria del hígado graso.
  • Tambien el ejercicio físico es una delas principales medidas a tomar.
  • Disminución de peso a través de dietas bajas en calorías.

Dieta para el hígado graso

Hay varias consideraciones aparte de bajar las calorías que se deben tener en la dieta para el hígado graso.

Restricción de carbohidratos

Varios estudios han revelado  que la restricción de carbohidratos, mejora los niveles de insulina, disminuyen triglicéridos y el nivel de glucosa o azúcar en la sangre, aumentando el llamado colesterol bueno o HDL.

Consumir mayor cantidad de fibra

Alimentos ricos en fibra indicados en la dieta para el hígado graso

Se ha demostrado que las dietas ricas en fibra tienen efectos metabólicos benéficos, como lo son, el incremento en la sensación de saciedad, reducción en la absorción de carbohidratos, efectos antiinflamatorios, mejoría del nivel de glucosa o azúcar en la sangre y mejora la microbiota o anteriormente conocida flora intestinal.

Grasas

El incremento de las grasas en la dieta está relacionada con altos niveles de insulina, alteraciones en el metabolismo de los lípidos en sangre y en la progresión del hígado graso.

Se ha demostrado ampliamente el impacto de los ácidos grasos de la dieta con el hígado graso. Hay que distinguir entre diferentes tipos de ácidos grasos.

Los ácidos grasos monoinsaturados:

Tienen efectos positivos para el organismo. Están asociados a una mejoría en el control de la glucosa en sangre, al aumento del colesterol bueno (HDL) y a la disminución de los triglicéridos. Entre los alimentos ricos en este tipo beneficioso de ácido graso tenemos:

  • Aceite de oliva.
  • Aguacates.
  • Aceitunas.
  • Almendras.
  • Nueces.

Ácidos grasosdenominados poliinsaturados

Están otro tipo de ácidos grasos denominados poliinsaturados, que son esenciales, y deben ser incluidos en la dieta, debido a que el organismo no los produce. Básicamente son los omega 3 y 6, que se consiguen en pescados, aceites vegetales de semillas de soya y girasol.

Grasas saturadas

Por último, tenemos las grasas saturadas y las grasas “trans” que están asociadas a la resistencia a la insulina en los tejidos, disminución del colesterol bueno (HDL) y a la elevación en sangre de los niveles de colesterol malo (LDL).

La dieta para hígado graso, necesariamente debe restringir al grupo de alimentos ricos en estos componentes:

Grasas “trans”:

  • Alimentos congelados, las pizzas, el yogur helado.
  • Productos alimenticios empaquetados industrialmente.
  • Productos fritos.
  • Alimentos embolsados o enlatados como papas fritas.
  • Galletas con rellenos de crema.
  • Tortas.
  • Margarina.
  • Comida rápida.
  • Sustitutos de crema no lácteos.

Grasas saturadas:

  • Aceite de coco.
  • Leche y sus derivados.
  • Chocolate.
  • Mantequilla y margarinas.
  • Carnes rojas: res y cerdo.
  • Manteca de cerdo.
  • Carne blancas: pollo.
  • Huevos.

Los alimentos ricos en colesterol están asociados al hígado graso, por lo que debemos evitar las carnes rojas, embutidos grasos, quesos madurados, mayonesa y mantequillas como alimentos ricos en colesterol.

Otras medidas que se deben aplicar en la dieta:

  • Se debe reducir el consumo de bebidas gaseosas y azucaradas.
  • Evitar los jugos envasados que frecuentemente tienen un altocontenido en fructosa.
  • Es recomendable incluir suplementos de vitamina E y D

Como se puede apreciar la dieta para el hígado graso requiere de mucha atención, además de modificar hábitos de vida y peso corporal, dado que por los momentos,  no se ha desarrollado medicación efectiva para mejorar esta enfermedad.

Referencias

  • Freidoony, L.,& Kong, I. D. Practical approaches tothe nutritional management of nonalcoholic fatty liver disease. IntegrativeMedicine Research 2014, 3(4), 192–197. http://doi.org/10.1016/j.imr.2014.09.003.
  • Ferolla, S. M.,Silva, L. C., Ferrari, M. de L. A., da Cunha, A. S., Martins, F. dos S., Couto,C. A., & Ferrari, T. C. A. (2015). Dietary approach in thetreatment of nonalcoholic fatty liver disease. World Journal of Hepatology7(24), 2522–2534. http://doi.org/10.4254/wjh.v7.i24.2522.
  • Kargulewicz, A.,Stankowiak-Kulpa, H., & Grzymisławski, M. (2014). Dietary recommendationsfor patients with nonalcoholic fatty liver disease. Przegla̜d Gastroenterologiczny9(1), 18–23. http://doi.org/10.5114/pg.2014.40845.
  • Zelber-Sagi, S.,Ratziu, V., & Oren, R. (2011). Nutrition and physical activity in NAFLD: Anoverview of the epidemiological evidence. World Journal of Gastroenterology : WJG17(29), 3377–3389. http://doi.org/10.3748/wjg.v17.i29.3377.

Leer con atención:
Los contenidos publicados en Vida Lúcida son exclusivamente con fines informativos. Los temas de salud, nutrición y dietas no deben sustituir el diagnóstico ni la consulta con un Médico Profesional.
5/5 (2 Reviews)