El mejor desayuno antiinflamatorio, según los nutricionistas

Un desayuno antiinflamatorio y equilibrado se considera uno de los criterios importantes para un día exitoso. La comida que consumimos en el desayuno es capaz de cargarnos con vigor, sintonizarnos con el estado de ánimo de trabajo y poner en marcha el correcto funcionamiento del sistema digestivo.

Desayunos para no sentirse inflamado

Es ella quien tiene una gran influencia en el estado de ánimo de una persona, así como en el estado general de su salud.

No toda la comida es buena para la mañana

Una pila de panqueques con carne o un sándwich con salchicha y tocino pueden deleitarnos y hacernos sentir llenos por un tiempo, pero después de este tipo de desayuno, puedes sentirte letárgico muy rápidamente. Por lo tanto, se recomienda que elijas alimentos ricos en nutrientes que sean bajos en azúcar y grasas saturadas para el desayuno.

Para mantenerse alerta y sentirse bien durante todo el día, es mejor comer alimentos en el desayuno que puedan reducir la inflamación en el cuerpo. Idealmente, la primera comida debe ser una fuente de proteínas, fibra y frutas, bayas, verduras y semillas ricas en antioxidantes.

¿Qué incluir en un desayuno antiinflamatorio?

Para el desayuno, por ejemplo, puedes comer huevos con aguacate y frambuesas frescas o un tazón de avena rica en proteínas junto con arándanos y semillas de lino.

Cuando se produce un desequilibrio de radicales libres y antioxidantes en el organismo, puede producirse estrés oxidativo. Esta condición agrava enfermedades inflamatorias como la artritis reumatoide, la enfermedad de las arterias coronarias y algunos trastornos neurológicos.

Es importante evitar los alimentos que pueden aumentar el riesgo de inflamación crónica, sobre todo en el desayuno.

Estos incluyen alimentos ultraprocesados, alimentos fritos y alimentos con alto contenido de azúcar. Y los alimentos procesados ​​en exceso como las rosquillas y los productos horneados tienen un efecto particular en el cuerpo.

Según algunos nutricionistas, el desayuno debe contener proteínas, carbohidratos complejos ricos en fibra y grasas saludables. Los expertos han nombrado cinco ideas para un desayuno que no te hará sentir inflamado y que se puede preparar de forma rápida y sencilla.