Ensalada de calabaza y garbanzos ideal para el frío

Disfruta de una deliciosa ensalada de calabaza y garbanzos para la época de frío, especial para calentar el cuerpo y llenarnos de energía.

Ensalada de calabaza y garbanzos

Una ensalada fantástica con una diferencia que encantará a toda la familia, incluso a las personas que te dicen que no les gustan los garbanzos les encantará. No he tenido a nadie que me diga que esta ensalada no es fantástica y que pida la receta.

Los garbanzos, pertenecen a la familia de las leguminosas, que incluye una variedad de frijoles, maní, soja y lentejas. Optar por las legumbres en lugar de alimentos ricos en grasas saturadas podría reducir el riesgo de enfermedades del corazón, según el Instituto Linus Pauling. Los garbanzos también ofrecen beneficios específicos para la salud, y consumirlos regularmente aumenta la ingesta de algunos nutrientes clave.

Propiedades medicinales de los garbanzos

El alto contenido de fibra, potasio, vitamina C y vitamina B-6, junto con la falta de colesterol que se encuentra en los garbanzos, todos apoyan la salud del corazón. Los garbanzos contienen cantidades significativas de fibra, lo que ayuda a disminuir la cantidad total de colesterol en la sangre, lo que disminuye el riesgo de enfermedades del corazón. Debido a su alto contenido de fibra, los garbanzos ayudan a prevenir el estreñimiento y promueven la regularidad para un tracto digestivo saludable.

Ensalada de calabaza y garbanzos

Ingredientes

  • 1/2 calabaza cortada en trozos.
  • 1/2 cebolla roja grande cortada en rodajas finas.
  • 400 g de garbanzos lavados.
  • 2 cucharadas de aceite de oliva.
  • 1 cucharadita de cilantro molido.
  • 1 cucharadita de comino molido.
  • 250 g de lonchas de tocino.
  • 1 pizca de cilantro fresco * para servir.
  • 1 cucharada de aderezo de ensalada de sésamo y soja.

Método

  1. Precalentar el horno a 200C. Enmanteca ligeramente una asadera grande.
  2. Combina la calabaza, 2 cucharadas de aceite, el cilantro molido y el comino en un tazón grande. Condimenta con sal y pimienta.
  3. Transfiere a la sartén preparada. Asa por 20 minutos o hasta que la calabaza esté tierna y luego deja enfriar.
  4. Cortar en dados el tocino y freír hasta que esté crujiente.
  5. Combina la calabaza, los garbanzos, el tocino, la cebolla y el cilantro picado en un tazón grande.
  6. Cubre ligeramente con salsa de soja, sésamo y jengibre.
  7. Agrega hojas frescas de cilantro antes de servir.

Acerca del autor

Nutrición y Vida

Nutrición y Vida

Somos un equipo de redacción orientados en temas de nutrición y estilo de vida saludable. La información que compartimos tiene solamente un propósito informativo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.