Porqué debes escuchar tu canción favorita si estás estresado

¿Te sientes feliz al instante cuando escuchas los primeros compases de tu canción favorita? Según una encuesta que examinó el estado emocional de las personas en Estados Unidos, más del 55 por ciento de la población de los EE. UU., informó haber experimentado algún grado de estrés en su vida diaria.

música favorita

Y esto fue aproximadamente un 20 por ciento más alto que el promedio mundial del 35 por ciento. Si bien cualquier forma de estrés puede afectar tu salud mental, el estrés crónico puede afectar tu salud física.

Dicho esto, vale la pena señalar que los adolescentes y adultos estadounidenses luchan con el estrés crónico más que nunca. Para ayudar a aclarar la diferencia entre el estrés de bajo nivel y el crónico, debemos analizarlos individualmente. En resumen, las personas que experimentan formas de estrés de bajo nivel o leves en sus vidas pueden estar lidiando con estos problemas:

  • Episodios de ansiedad
  • Depresión
  • Fatiga
  • Insomnio

Aquellos que tienen estrés crónico en sus vidas están luchando con los mismos síntomas; sin embargo, también están lidiando con cambios fisiológicos que también pueden poner en peligro su salud.

Cómo afecta el estrés crónico a tu salud física

Ahora que comprendemos algunas de las diferencias fundamentales entre el estrés crónico y de bajo nivel, profundicemos aún más en el estrés crónico. Además, veamos cómo puede afectar potencialmente la salud física.

Antes que nada, tanto si hablamos de estrés de bajo nivel o crónico. Ten en cuenta que los dos tipos de “estrés” no son tan diferentes. De hecho, ambos son un subproducto de la reacción del cuerpo a lo que percibe como una situación perjudicial o difícil.

Respuesta de “lucha y huida”

Para poner esto en perspectiva, cuando nos encontramos con tiempos difíciles en nuestras vidas, tanto el cerebro como el cuerpo entrarán en lo que se conoce como respuesta de “lucha o huida”.

Esta respuesta de “lucha o huida” desencadena sentimientos de pánico o angustia que generalmente nos motiva a encontrar formas de superar esos momentos difíciles en nuestras vidas. Sin embargo, en algunos casos, podríamos elegir huir de tales problemas.

Y al hacerlo, les permitimos consumirnos hasta el punto en que el estrés, la depresión y la ansiedad comienzan a causar estragos en nuestras vidas. Desde un punto de vista físico, cuanto más tiempo permanezcamos en esta respuesta de “lucha o huida”, es más probable que seamos víctimas de cambios fisiológicos que pueden afectar nuestra salud.

Varios estudios muestran que las personas que enfrentan estrés crónico prolongado generalmente experimentarán los siguientes síntomas físicos.

Síntomas físicos del estrés:

  • Opresión muscular
  • Presión sanguínea elevada
  • Un aumento en la frecuencia cardíaca
  • Respiración más rápida
  • Problemas digestivos

Junto con estos síntomas, quienes no toman medidas para resolver el estrés crónico en sus vidas también experimentarán un aumento en el cortisol, una hormona del estrés que puede aumentar los niveles de glucosa en la sangre.

Este aumento en los niveles de cortisol y glucosa en la sangre puede tener un profundo impacto en el cuerpo, en la medida que potencialmente puede suprimir la función del sistema digestivo y alterar las respuestas del sistema inmune.

Además, el exceso de cortisol, cuando es provocado por un estrés crónico prolongado, puede afectar negativamente el sistema reproductivo e interrumpir los procesos de crecimiento natural del cuerpo.

El estrés crónico causa problemas de salud adicionales

La combinación de niveles elevados de cortisol y estrés crónico prolongado, también puede dar lugar a lo siguiente:

  • Problemas estomacales
  • Enfermedad cardiovascular
  • Disfunción del sueño
  • Tiempos de curación más lentos
  • Aumento de peso
  • Volverse cada vez más susceptible al resfriado común
  • Dolor de espalda, cuello y hombros

Cómo afecta el estrés crónico y de bajo nivel a tu salud mental

Desde un punto de vista psicológico, el estrés crónico y de bajo nivel puede afectar significativamente la salud mental si no se corrige. Según un estudio, más de 800,000 personas en todo el mundo se suicidan cada año.

Los amigos y familiares a menudo creen que el estrés jugó un papel en su decisión de quitarse la vida. Algunos de los eventos estresantes citados por esos familiares y amigos incluyen los siguientes:

  • Conflictos con compañeros de trabajo
  • Problemas familiares
  • Pérdida de empleo
  • Relaciones románticas problemáticas
  • Problemas financieros
  • Problemas legales

Cabe señalar que estos mismos problemas también contribuyeron a las ideas suicidas entre las personas que optaron por no dejar que el estrés los empujara a quitarse la vida.

Cómo lidiar con el estrés crónico y de bajo nivel

Después de pasar mucho tiempo detallando el costo físico y psicológico que el estrés puede tener en la vida de uno, tomemos un momento para abordar cómo reducirlo y tal vez incluso eliminarlo de nuestras vidas por completo. Hay una gran cantidad de cosas que pueden hacer que la vida cotidiana sea estresante.

Sin embargo, hay muchas maneras de reducir el estrés, y todas pueden mantenernos saludables física y mentalmente a largo plazo, algunas de las cuales incluyen la meditación, el ejercicio, escribir un diario y dormir lo suficiente.

Por supuesto, algunas de estas estrategias podrían funcionar mejor para unos que para otros. Por lo tanto, querrás probar varios enfoques diferentes hasta que encuentres uno que funcione mejor para ti.

¿Puede la música ayudar a reducir el estrés?

Al discutir formas de reducir o eliminar el estrés de forma natural, escuchar música debería ser parte de esa conversación. Según un estudio publicado por la Universidad de Nevada, una de las universidades públicas de investigación más antiguas de Estados Unidos, la canción correcta puede hacer mucho más que ponerte a bailar, golpear tus pies o sacudir tu cabeza.

El estudio encontró que una buena canción, que sea de aproximadamente 60 pulsaciones por minuto, puede sincronizar el cerebro con el tempo del ritmo. Y esta sincronización finalmente conduce al desarrollo de ondas cerebrales alfa, que son frecuencias que miden entre 8 y 14 hertz por segundo.

Según los científicos e investigadores involucrados en el estudio, cuando las personas con mucho estrés escuchaban su canción favorita que cumplía con estos criterios específicos, se relajaron notablemente. Más allá de eso, experimentaron una reducción significativa en sus niveles de estrés y ansiedad.

¿Qué canciones deberías escuchar si tienes estrés de bajo nivel o crónico?

Cuando se trata de escuchar música para aliviar el estrés crónico y de bajo nivel, puedes poner tu canción favorita o incluso una instrumental en repetición, ya que esto ayudará a eliminar el estrés. Después de todo, el poder curativo de la música, particularmente cuando se trata de aliviar el estrés, tiene mucho más que ver con el ritmo que con la letra real de la canción.

En el mismo estudio publicado por la Universidad de Nevada, se reveló que el siguiente tipo de música, con o sin letra, era muy eficaz para relajar la mente y reducir los sentimientos de estrés:

  • Música nativa americana
  • Música celta

El estudio también encontró que la música india, especialmente del tipo de batería, flauta o sonidos de instrumentos de cuerda, era bastante efectiva para calmar la mente y reducir el estrés.

Y el poder de la música no se detuvo allí. Los mismos investigadores y científicos involucrados en este estudio altamente sofisticado también señalaron al jazz como otra opción viable para aquellos que buscan aliviar el estrés al escuchar música.

Al igual que con cualquier otra forma de música, el jazz puede ser una mezcla agradable de melodías relajantes que componen una buena canción o un instrumento independiente. Sin embargo, la música de jazz que contiene sonidos atmosféricos, como lluvia ligera o viento, es más relajante entre quienes la escucharon para sobrellevar el estrés en sus vidas.

¿Una elección musical incorrecta podría intensificar tus niveles de estrés?

Desafortunadamente, la música a veces puede ser un arma de doble filo cuando se trata de ayudar a reducir o eliminar el estrés de la vida. Escuchar la música adecuada puede sacarte rápidamente de un estado depresivo, eliminar los sentimientos de ansiedad e incluso eliminar el estrés.

Sin embargo, la música incorrecta puede intensificar todos estos sentimientos y empeorarlos. Por ejemplo, si tu romance terminó y escuchas una canción triste de amor en la radio, podrías terminar sintiéndote aún más deprimido.

Por el contrario, si escuchas una canción inspiradora sobre el amor, te sentirás más optimista.

Lo mismo se aplica a los sentimientos de estrés. Ciertos tipos de música pueden empujarte más profundamente a la respuesta de “lucha o huida”.

Desafortunadamente, eso podría aumentar la tensión y causarte pánico. Idealmente, sería mejor buscar la experiencia de un musicoterapeuta que pueda aconsejarte sobre el tipo de música que funcione mejor para ti.

Acerca del autor

Equipo Editorial

Equipo Editorial

Equipo editorial de Vida Lúcida. Somos un equipo de trabajo comprometido con la propuesta de temas informativos y redacción basada en fuentes serias y confiables para asegurar un artículo de calidad a nuestros lectores.