Consejos Salud

Estar siempre resfriado puede ser por estas 10 posibles razones

Si sientes que tu invierno es una larga y prolongada temporada de frío, ciertamente no estás solo. Sí, podrías ser más propenso a los resfriados que otras personas, pero también hay una serie de cosas que podrías estar haciendo que aumentan tus probabilidades de tener problemas de salud, además de transmitir tus gérmenes a otras personas. Si pareces estar siempre resfriado, pon atención porque podrían ser debido a estas 10 razones.

estar siempre resfriado

“El resfriado común es muy transmisible”, dice Benjamin Tweel, MD, otorrinolaringólogo del Hospital Mount Sinai. “Sus virus (generalmente los rinovirus) se diseminan mucho por contacto como a través del aire; puedes captar el estornudo de alguien simplemente con la respiración”.

Los síntomas típicos incluyen congestión nasal, dolor de garganta, dolores corporales, dolores de cabeza, estornudos y fiebre leve. (La gripe, otro tipo de enfermedad respiratoria, causará síntomas similares, pero serán más frecuentes e intensos).

Estar siempre resfriado y sus 10 posibles causas

1. No te lavas las manos lo suficiente

La manera de prevenir los resfriados es lavarse las manos con agua y jabón tradicional. El lavado de manos debe durar 20 segundos, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

Si te encuentras en una situación en la que no estás seguro si realmente es necesario lavarse las manos. El CDC enumera algunas veces cuando es imprescindible:

  • Antes, durante y después de preparar la comida
  • Antes de comer comida
  • Antes y después de cuidar a alguien que está enfermo
  • Antes y después de tratar un corte o herida
  • Después de usar el baño
  • Después de cambiar pañales o limpiar a un niño que ha usado el baño
  • Después de sonarse la nariz, toser o estornudar
  • Después de tocar un animal, alimento para animales o desperdicios de animales
  • Después de manipular alimentos para mascotas o golosinas para mascotas
  • Después de tocar basura

2. Tocar mucho tu cara te provoca contagios de gripe más seguido

Si tienes las manos con gérmenes y te estás tocando la cara, estás aumentando significativamente el riesgo de enfermarte. Eso es porque los virus de la gripa ingresan a tu cuerpo a través de tus ojos, nariz y boca. Mantén una política de no intervención: es mejor para tu piel también.

3. No estás durmiendo lo suficiente

Tu sistema inmune no puede combatir la infección causada por virus del resfriado si no estás durmiendo lo suficiente. De hecho, un pequeño estudio de 2017 con 11 pares de gemelos descubrió que escatimar en tu sueño en realidad suprime tu sistema inmunológico. “Descansar mucho, dormir y llevar una dieta saludable ayuda al sistema inmunitario a resistir estas infecciones cuando circulan”, dice el Dr. Parodi. Los adultos necesitan al menos siete horas de sueño por noche. No dormir bien es una de las causas de estar siempre resfriado, así es que, si eso te está sucediendo, empieza a mejorar tus hábitos de sueño y lo más seguro es que empieces a recuperar tu salud.

También puedes leer:  Por qué se obstruyen las arterias y cómo limpiarlas

4. Estás deshidratado podría tenerte con constantes gripes

El Dr. Tweel enfatiza la importancia de la hidratación, ya sea que estés tratando de prevenir un resfriado o luchar contra uno. Si bien, no hay mucha investigación que demuestre que beber líquido extra te ayudará a vencer un resfriado, la deshidratación debilita el sistema inmunitario y te hace más susceptible a los resfriados. Mantenerse adecuadamente hidratado (alrededor de 15.5 tazas de agua por día para los hombres y 11.5 tazas para las mujeres) ayuda al cuerpo a funcionar al máximo.

5. Tener alergias subyacentes empeora las gripes

Cuando las alergias están causando una nariz tapada, incluso un frío leve puede sentirse insoportable. “Si alguien tiene alergia al polvo, por ejemplo, podrían tener más obstrucción nasal en general”, dice el Dr. Tweel. “Un resfriado pequeño se sentirá mucho peor”.

Si tu resfriado no parece mejorar dentro del tiempo estándar (generalmente de 7 a 10 días), el Dr. Tweel recomienda consultar a un especialista, como un otorrinolaringólogo (ORL) o un alergólogo para identificar la fuente de tus síntomas

6. Tu trabajo te expone constantemente a los gérmenes

Cuando estás rodeado de docenas de niños estornudando y que no son tan buenos para cubrirse la boca o lavarse las manos, probablemente te enfermes. Los maestros siempre van a tener más resfríos “, dice el Dr. Tweel. “Para algunas personas, el riesgo de contraer la gripa se reduce a su entorno de trabajo”.

Trabajar en una guardería, en una oficina o viajar con frecuencia para hacer negocios, también puede aumentar tu riesgo de enfermarte.

Obviamente, no puedes simplemente cambiar de trabajo, así que mantente vigilante cuando se trata de lavarte las manos: incluso el uso de desinfectante de manos a base de alcohol puede ayudar a mantener las manos limpias en caso de apuro.

7. Estás en cuartos cerrados provoca resfriados constantes

Ya sea que estés en el trabajo o no, probablemente pases más tiempo cerca de otras personas durante la temporada de resfriados y gripe. “Tendemos a pasar más tiempo en el interior durante el invierno, compartiendo gérmenes entre nosotros a través de la tos y el estornudo”, dice el Dr. Erich Voigt, otorrinolaringólogo de NYU Langone Health. También dice que la mejor manera de combatir esto es con el sueño y la hidratación adecuada. Los descansos diarios en épocas de encierro por invierno, y si estás teniendo jornadas de trabajo pesadas, hace que el sistema inmunológico trabaje mejor, eso evitará constantes decaimientos con los resfriados de las que muchas personas son víctimas.

También puedes leer:  8 molestias en el cuerpo que las mujeres no deben ignorar

8. Estás haciendo menos ejercicio

El Dr. Voigt también enfatiza la importancia de sudar a diario. El ejercicio regular moderado, incluso solo una caminata diaria, puede mejorar la salud inmunológica. En un estudio publicado en el American Journal of Medicine, los investigadores encontraron que las mujeres con sobrepeso que hicieron ejercicio moderado durante 45 minutos cinco días a la semana contrajeron significativamente menos resfriados en el transcurso del año que las mujeres que simplemente hacían estiramientos durante 45 minutos una vez a la semana. De hecho, al final del estudio, el grupo de estiramientos tenía un riesgo tres veces mayor de resfriarse.

¿Por qué? Hacer ejercicio puede aumentar los niveles de inmunoglobulina A (IgA) en la saliva, un anticuerpo que se encuentra en el moco y que es crucial para la función inmune adecuada, señalan los investigadores.

9. Tienes un sistema inmune comprometido

“Ciertas personas que tienen sistemas inmunológicos comprometidos, ya sea por una enfermedad específica del sistema inmune, ciertos tipos de cáncer que atacan al sistema inmunológico (como el linfoma o la leucemia) o que toman medicamentos que suprimen el sistema inmunológico (como la quimioterapia) son más susceptible a las infecciones, incluidos los resfriados “, dice el Dr. Parodi.

El Dr. Voigt agrega que las deficiencias en el sistema inmune pueden variar de sutiles a severas. Esto realmente incluye niveles bajos de IgA en la sangre, lo que lo pone en un mayor riesgo de infecciones respiratorias, dice.

Por supuesto, la edad también juega un papel en la fortaleza de tu sistema inmune y tus habilidades para combatir las gripes. “Los bebés y los ancianos tienen un riesgo mucho mayor de infecciones más graves debido a problemas inmunes”, dice el Dr. Voigt.

Cómo prevenir y tratar un resfriado

Además de lavarse las manos con frecuencia y mantenerlas alejadas de tu rostro, hay otras cosas que puedes hacer para prevenir un resfriado: desinfectar tu teléfono y tu teclado, encontrar el momento para relajarte y dormir bien, y comer los alimentos ricos en vitamina D (como el salmón, los huevos y la leche fortificada, todo orgánico), el zinc (como la carne de res y el cereal fortificado) y los probióticos harán maravillas para combatir resfriados constantes en la temporada de gripes.

Leer con atención:
Los contenidos publicados en Vida Lúcida son exclusivamente con fines informativos. Los temas de salud, nutrición y dietas no deben sustituir el diagnóstico ni la consulta con un Médico Profesional.
5/5 (1 Review)