La falta de vitamina D puede causarte depresión y problemas hormonales

La vitamina D, que se puede adquirir a través de la exposición a la luz solar o suplementos, es reconocida como un componente crucial para mantener una salud óptima. La falta de vitamina D puede causar depresión entre otros padecimientos.

falta de vitamina D

La falta de vitamina D puede causarte depresión y problemas hormonales

La mayoría de las personas saben que la vitamina D es importante para tener una buena salud ósea. Sin embargo, muchas veces no se dan cuenta de que la vitamina D también es esencial para muchas otras funciones que nos mantienen fuertes y saludables. Por ejemplo, la vitamina D juega un papel importante en el apoyo de la salud inmunológica y hormonal.

De hecho, varios estudios han demostrado que existe una correlación clara entre la falta de vitamina D y un mayor desarrollo de enfermedades.
Se ha demostrado que la vitamina D puede ser particularmente importante para las personas con problemas de salud como:

  • Osteoporosis
  • Función inmune debilitada
  • Problemas cardiovasculares
  • Problemas de azúcar en la sangre
  • Fatiga crónica
  • Depresión
  • Tiroiditis
  • Enfermedad inflamatoria intestinal (EII)
  • Otras enfermedades relacionadas con la inflamación.
  • Tumores de fibromas uterinos
  • Fibromialgia

Además, la vitamina D tiene un efecto directo positivo sobre el equilibrio hormonal en el cuerpo. La vitamina D interactúa con la hormona paratiroidea, que es responsable de regular el calcio en el cuerpo.

Una deficiencia de vitamina D puede conducir a la producción anormal de la hormona paratiroidea, lo que eventualmente puede ocasionar un desequilibrio hormonal.

La vitamina D también afecta a la glándula pituitaria, responsable de regular muchas hormonas diferentes, incluidas el estrógeno, la progesterona y la testosterona.

Un estudio publicado en “Brain Pathology” descubrió que la vitamina D es esencial en la regulación del crecimiento de las células pituitarias. Esto es importante porque si las células pituitarias crecen de manera anormal, pueden formarse tumores pituitarios, que a menudo dan como resultado el desequilibrio hormonal y, eventualmente, enfermedades.

El estudio indica que esta vitamina podría ayudar a tratar algunos tumores pituitarios y que en algunos casos podría ayudar a prevenir un desequilibrio hormonal pituitario.

Evitar la deficiencia de vitamina D

Está claro que la vitamina D es esencial para nuestra salud. Pero ¿cómo sabemos si estamos recibiendo suficiente vitamina D? La sorprendente realidad es que la mayoría de las personas hoy en día tienen muy poca. Muchas personas tienen deficiencia de vitamina D y ni siquiera lo saben.

La forma más natural de obtener vitamina D es exponiendo tu piel desnuda a la luz solar (rayos B ultravioleta). Esto puede ser muy rápido y sencillo, particularmente en el verano. No necesitas broncearte o quemarte la piel para obtener vitamina D. Solo necesitas exponer tu piel por aproximadamente la mitad del tiempo antes de que empiece a ponerse rosa y comience a arder.

La cantidad de vitamina D que se produce a partir de la luz solar depende de la hora del día, la parte del mundo en la que estás, y el color de tu piel. Mientras más piel expongas, más vitamina D recibirás. También puedes obtener vitamina D tomando suplementos. Esta es una buena manera de tener más vitamina D si no puedes recibir suficiente luz solar o si te preocupa exponer tu piel.

La vitamina D3 es el mejor tipo de suplemento que puedes tomar. Viene en varias formas diferentes, como tabletas y cápsulas.

La realidad es que la mayoría de nosotros no tenemos tiempo o vivimos en un lugar donde el clima no nos permite exponer nuestra piel durante todo el año. Incluso si tuviéramos tiempo para estar al aire libre, la mayoría de las personas dudan, considerando la evidencia asociada con la exposición al sol y el cáncer de piel o el envejecimiento prematuro.

¿Quién está en riesgo?

Adolescentes. Los adolescentes de hoy también reciben cada vez menos exposición directa a la luz solar. La pubertad es un momento muy crítico ya que en esta etapa se empieza a acumular hasta la mitad de la masa ósea que se necesitará para la adultez, y la vitamina D ayuda a garantizar que las personas tengan los niveles de calcio en la sangre que son necesarios para este importante proceso.

Afroamericanos. Los afroamericanos tienen el mayor riesgo de deficiencia de vitamina D porque la piel oscura necesita de 5 a 10 veces más luz solar que la piel caucásica para producir la misma cantidad de vitamina. Un estudio encontró que el 42 por ciento de las mujeres afroamericanas en los EE.UU. sufren de deficiencia de vitamina D.

Adultos mayores. Los adultos mayores también pueden tener un riesgo particularmente alto. Después de los 50 años de edad las necesidades mínimas de vitamina D se duplican debido a que el cuerpo es menos capaz de producir su propia vitamina D.

En un informe publicado en el Journal of the American Geriatrics Society en febrero de 2004, investigadores de la Universidad de Basilea en Suiza comprobaron que las mujeres de edad avanzada que tomaron un suplemento de vitamina D junto con calcio durante tres meses redujeron su riesgo de deficiencia en un 49% en comparación con el consumo de calcio solo.

Aquellos que experimentan una rápida pérdida de peso. Probablemente sea obvio que una dieta extrema o el estrés pueden conducir a una nutrición inadecuada. La dieta puede reducir las calorías totales o las fuentes de nutrientes, mientras que el estrés puede causar pérdida de apetito o hábitos alimenticios poco saludables.

El problema en ambas circunstancias es que pueden conducir a la pérdida de masa ósea debido a la falta de vitamina D y otros nutrientes. La pérdida de energía a menudo equivale a la pérdida de masa, incluida la del hueso. En esta situación, lo ideal es tomar un suplemento de vitamina D que también sea de apoyo para la salud ósea.

¿Qué hay de la dieta para ganar vitamina D?

Lamentablemente no puedes obtener toda la vitamina D que necesitas solamente a través de la dieta. A diferencia de otras vitaminas, hay sorprendentemente pocos alimentos que sean lo suficientemente altos en vitamina D para realmente mantener los niveles que la mayoría de nosotros necesitamos.

Los huevos, algunos tipos de pescado y los alimentos fortificados contienen pequeñas cantidades de vitamina D, pero en su mayor parte, necesitamos suplementarnos a menos que podamos exponer nuestros cuerpos a suficiente luz solar para generar niveles suficientes de vitamina D.

Revisa tus niveles de vitamina D

Ya sea que estés considerando la administración de suplementos de vitamina D como medida preventiva, o añadiéndola a un plan de tratamiento, siempre es una buena idea que te hagas una prueba de sangre para medir tus niveles de vitamina D. Las cantidades ideales serían entre 40-80 mg.

Acerca del autor

Avatar

Tay Cuéllar

Soy Tay Cuellar, administradora de Vida Lúcida y diversos blogs de temática salud, superación personal y bienestar. Te invito a mi espacio donde podamos compartir información y aprender sobre dietas saludables, ideas de ejercicios y motivación para mujeres (y hombres) que estén padeciendo enfermedades crónicas o autoinmunes. ¡Encuéntrame en mis redes sociales!