El magnesio ayuda con la depresión de estas 5 formas

El magnesio es un tipo de mineral del cual nuestro cuerpo depende para cumplir numerosas funciones. Este mineral es esencial en más de 300 sistemas enzimáticos, por lo cual ayuda a múltiples reacciones bioquímicas, como la función muscular y nerviosa, la regulación de la presión arterial, la síntesis de proteínas y el control de la glucosa en sangre. El magnesio ayuda con la depresión y otras enfermedades asociadas con la depresión, y eso es otro de sus papeles importantes que hay que tener en cuenta.

magnesio ayuda con la depresión

El magnesio se clasifica como un macromineral. En el cuerpo, es el segundo electrolito más común. Las deficiencias relacionadas con este mineral no son poco comunes en el mundo moderno. Investigadores han relacionado la deficiencia de magnesio y la depresión en múltiples estudios.

Las personas que sufren de depresión pueden considerar aumentar su ingesta de magnesio para determinar si la deficiencia de este mineral esencial es lo que los está afectando en primera lugar.

¿Cómo afecta el magnesio en la depresión?

En 2016, el Instituto Nacional de Salud Mental de Estados Unidos concluyó que aproximadamente 16.2 millones de adultos estadounidenses han experimentado al menos un episodio de depresión mayor.

Un episodio de depresión mayor ocurre cuando durante al menos dos semanas, el individuo ha tenido pérdida de interés o un estado de ánimo deprimido junto con al menos otros cuatro síntomas que alteran su capacidad de funcionar normalmente.

Los otros síntomas pueden incluir problemas de sueño, energía, autoimagen, alimentación, concentración o pensamientos suicidas o de muerte.

Las personas con depresión también pueden experimentar una multitud de síntomas físicos que pueden complicar aún más este padecimiento. Estos pueden incluir:

  • Síndrome premenstrual
  • Dolor de espalda
  • Migrañas y dolores de cabeza generales
  • Dolor en el pecho (particularmente durante un ataque de ansiedad)
  • Dolores musculares
  • Problemas digestivos
  • Dolor en las articulaciones
  • Fatiga y agotamiento

El magnesio ayuda con la depresión de estas 5 formas

La depresión es algo complejo. Los expertos creen que los factores importantes que la causan son una combinación entre la química cerebral, rasgos heredados, diferencias biológicas y las hormonas. El magnesio tiene un impacto en la química del cerebro y las hormonas.

El magnesio es bueno para las hormonas

El equilibrio hormonal es imprescindible para tu estado de ánimo y bienestar general. La siguiente es una descripción de cómo el magnesio puede beneficiar a tus hormonas:

Este mineral juega un papel importante en la regulación de los niveles de cortisol, ya que previene la producción excesiva de cortisol debido a su capacidad para calmar el sistema nervioso.

Cuando se está en un estado de estrés, esto puede provocar que el cuerpo libere más cortisol. Mantener la calma del sistema nervioso puede reducir el impacto del estrés.

El equilibrio de esta hormona también es muy importante para mantener el equilibrio de la progesterona, la testosterona, la hormona luteinizante, el estrógeno y la hormona estimulante del folículo.

Cuando la tiroides no está activa, se pueden presentar los síntomas de la depresión, por lo que mantenerla saludable es una prioridad. El magnesio ayuda a la producción de hormona tiroidea. Y también puede proporcionar beneficios protectores a la tiroides con sus propiedades antiinflamatorias.

El magnesio es esencial en la creación de ciertas hormonas en el cuerpo, incluidos el estrógeno, la progesterona y la testosterona. Esto es importante para cuando los pacientes comienzan a envejecer y sus hormonas reproductivas comienzan a disminuir naturalmente.

Este mineral tiene una gran importancia para reducir los antojos de azúcar y equilibrar el azúcar en la sangre, ya que ayuda a controlar la producción de insulina. Si bien esto es importante para todos en generral, lo es aún más para quienes tienen padecimientos que pueden afectar negativamente a la insulina, como la diabetes o el síndrome de ovario poliquístico.

El magnesio para dormir bien y recuperar energía

La depresión a menudo contribuye a que haya una dificultad para dormir y bajos niveles de energía. El magnesio muchas veces se recomienda para aquellos que tienen dificultades para conciliar el sueño y descansar durante la noche.

Otra forma en que beneficia a la salud del sueño es que puede reducir la aparición de micción nocturna crónica, que ayuda a evitar que una persona no se levante con mucha frecuencia para ir al baño.

El magnesio ayuda con la depresión porque ayuda a mantener niveles saludables de GABA (ácido gamma-aminobutírico) que ayuda a tener un sueño más profundo y reparador de manera más fácil.

El GABA es el principal neurotransmisor inhibidor del sistema nervioso central (SNC). La activación de los receptores del GABA es importante para promover el sueño. Para que el cuerpo tenga suficientes niveles de GABA, necesita también las cantidades adecuadas de magnesio.

Varios medicamentos recetados para dormir funcionan en base al GABA para promover el sueño. Estos ayudan al GABA a unirse a los receptores cerebrales adecuados. El magnesio tiene el mismo efecto pero sin el riesgo de efectos secundarios significativos.

El síndrome de piernas inquietas es una condición que puede interrumpir significativamente el sueño porque se caracteriza por sensaciones incómodas en las piernas. Los afectados sienten que tienen que seguir moviendo las piernas para aliviar las sensaciones. En algunos casos, los brazos también pueden verse afectados. Se estima que el síndrome de piernas inquietas puede afectar hasta el 15 por ciento de la población adulta. A menudo se asocia con ansiedad y depresión.

Un estudio mostró que el magnesio puede ayudar a reducir los síntomas del síndrome de piernas inquietas. Los pacientes que participaron en el estudio dijeron que su síndrome de piernas inquietas e insomnio se aliviaron con los suplementos de magnesio.

Una de las formas más importantes en que el magnesio promueve los niveles óptimos de energía es ayudando a las personas a tener un sueño reparador. Este también calma el sistema nervioso y ayuda a aliviar la ansiedad. Sin embargo, también afecta directamente la energía a nivel celular.

El trifosfato de adenosina (ATP) depende del magnesio para su producción. Además, para que el ATP sea biológicamente activo, tiene que unirse esencialmente con el magnesio. Una vez que se lleva a cabo esta unión, se potencian numerosos procesos corporales. Esto incluye casi todos los procesos metabólicos, algunos de los cuales son necesarios para que el cuerpo pueda digerir los alimentos y convertirlos en energía.

El magnesio ayuda con la depresión porque estabiliza el estado de ánimo y reduce el estrés

Los efectos positivos del magnesio sobre el neurotransmisor GABA producen una estabilización del estado de ánimo y reducción del estrés. Las cantidades suficientes de GABA harán que una persona se sienta más relajada y tenga menos probabilidades de tener períodos de ansiedad.

Este mineral es crítico para regular el sistema de respuesta al estrés del cuerpo. Este sistema es parte del sistema nervioso autónomo que se divide en el sistema nervioso parasimpático (SNP) y el sistema nervioso simpático (SNS).

La respuesta directa en momentos de estrés es generada por el SNS. En este momento, el SNS le dice a las glándulas suprarrenales que reduzcan los niveles de cortisol y adrenalina.

Te puede interesar:
Señales de deficiencia de potasio en la sangre

Esto es lo que causa los síntomas, como el aumento de la frecuencia cardíaca y la frecuencia respiratoria. Una vez que la amenaza percibida desaparece, el cuerpo vuelve a la normalidad. Sin embargo, cuando alguien experimenta estrés crónico, los efectos de la respuesta de ocasionada por el SNS pueden esencialmente provocar un desgaste en el cuerpo.

Cuando el magnesio funciona para regular esta respuesta, hace que todo sea más fácil de manejar. También puede ayudar a reducir el riesgo de que las personas experimenten estrés crónico.

Investigaciones han demostrado que la suplementación de magnesio puede ser útil para estabilizar el estado de ánimo. Ya que puede ayudar a reducir los síntomas que experimentan las personas cuando tienen depresión leve a moderada o cuando tienen ansiedad leve o moderada.

La serotonina necesita del magnesio. La serotonina es un tipo de químico cerebral que funciona para transmitir mensajes entre las células nerviosas. Comúnmente es asociada con el estado de ánimo, las emociones, la función cognitiva, el apetito, las funciones motoras y las funciones autónomas.

Una investigación mostró que niveles reducidos de transmisión de la serotonina puede contribuir a la depresión.

Esta investigación sugiere que la suplementación con magnesio puede ayudar a aumentar los niveles de serotonina. De hecho, varias veces se han encontrado niveles bajos de serotonina en pacientes con deficiencia de magnesio.

El magnesio ayuda con la depresión porque alivia el dolor

Una de las manifestaciones físicas de la depresión es en forma de varios tipos de dolor en todo el cuerpo. De hecho, el magnesio se recomienda como parte del tratamiento para una serie de molestias dolorosas.

Una razón por la que alguien podría tomar magnesio para la depresión es para aliviar el dolor de cabeza. Investigaciones han demostrado que aquellos que sufren una deficiencia de magnesio tienen más probabilidades de experimentar dolores de cabeza, incluidos dolores de cabeza por migraña.

Por lo tanto, si una deficiencia de este mineral está contribuyendo a la depresión de una persona, corregir la deficiencia puede beneficiar tanto en el alivio de los dolores de cabeza como los síntomas depresivos que experimenta una persona.

El dolor de espalda, articulaciones y músculos también puede aliviarse con magnesio. De hecho, una investigación mostró que entre pacientes con fibromialgia, la suplementación con magnesio puede reducir el dolor en los puntos sensibles y los síntomas de la depresión.

Reduce los síntomas del síndrome premenstrual

Justo antes del período menstrual de una mujer, los cambios que ocurren en su cuerpo pueden hacer que experimente el síndrome premenstrual. Se estima que aproximadamente el 90 por ciento de las mujeres experimentan al menos algunos síntomas del síndrome premenstrual al comienzo de su período menstrual.

Se ha demostrado que el magnesio reduce ciertos síntomas del síndrome premenstrual y los vuelve más tolerables, incluidos los cambios de humor, ansiedad, hinchazón, irritabilidad y tensión.

Mejora las funciones cognitivas

Cuando una persona padece depresión, los problemas cognitivos, como la falta de memoria, y la dificultad para concentrarse, son síntomas que pueden aparecer.

Un equipo realizó varias investigaciones con el objetivo de determinar de qué manera el magnesio puede beneficiar la función cognitiva. Los resultados indican que aumentar el contenido de magnesio, puede tener un efecto positivo en el cerebro mejorando las capacidades cognitivas de una persona.

Un estudio realizado por el mismo equipo de investigación determinó que el magnesio promovía la plasticidad sináptica. La plasticidad del cerebro se define mejor como la capacidad del cerebro de reconectarse, que es esencialmente modificar sus conexiones.

Esto hace posible que el cerebro se desarrolle a lo largo de la vida o se recupere si se produce una lesión cerebral.

¿Cuáles son los signos de bajos niveles de magnesio?

No hace mucho tiempo, se pensaba que la deficiencia de magnesio era relativamente rara en el mundo occidental. Sin embargo, investigaciones acerca de la prevalencia de esta deficiencia han demostrado que en realidad es muy común.

En los Estados Unidos, se estima que aproximadamente la mitad de la población no recibe cantidades suficientes de magnesio por día. Sin embargo, muchos expertos creen que el porcentaje es mayor. La siguiente es la ingesta de magnesio diaria recomendada para adultos:

  • Hombres 19-30: 400 miligramos
  • Mujeres 19-30: 310 miligramos
  • Hombres 31-50: 420 miligramos
  • Mujeres 31-50: 320 miligramos
  • Hombres 51+: 420 miligramos
  • Mujeres mayores de 51 años: 320 miligramos
  • Síntomas de la deficiencia de magnesio

Los síntomas de una deficiencia de magnesio generalmente se dividen entre síntomas tempranos y síntomas posteriores. Los primeros síntomas pueden incluir:

  • Pérdida de apetito
  • Vómitos
  • Náusea
  • Debilidad
  • Fatiga
  • Insomnio
  • Mala memoria
  • Irritabilidad
  • Dificultad para aprender cosas nuevas
  • Estado de ánimo deprimido

Tan pronto como se manifiesten los síntomas anteriores, es importante visitar a un médico para evaluar los niveles de magnesio. Sin embargo, si la deficiencia no es tratada, puede progresar y causar síntomas que son más graves:

  • Niveles bajos de calcio en la sangre
  • Hormigueo y entumecimiento en las extremidades
  • Convulsiones
  • Ritmo cardíaco anormal
  • Niveles bajos de potasio en la sangre
  • Contracciones musculares y calambres
  • Cambios de personalidad
  • Espasmos coronarios

Cuando los niveles de magnesio son bajos a largo plazo, las vías bioquímicas experimentan cambios y estos cambios pueden aumentar el riesgo de enfermedades en una persona. Hay ciertas condiciones que una persona tiene mayor riesgo de padecer si tiene una deficiencia de magnesio a largo plazo:

  • Enfermedad cardiovascular
  • Alta presión sanguínea
  • Osteoporosis
  • Diabetes tipo 2
  • Migrañas

Causas de la deficiencia de magnesio

Hay varios factores que pueden aumentar el riesgo de una deficiencia de magnesio. Estos pueden incluir:

  • Ingesta insuficiente de magnesio
  • Trastornos renales
  • Desórdenes gastrointestinales
  • Vejez
  • Alcoholismo crónico
  • Estrés crónico
  • Dietas altas en sodio
  • Deficiencia de vitamina D
  • Consumo excesivo de cafeína
  • Diabetes tipo 2 o resistencia a la insulina
  • Ciertos medicamentos, como los diuréticos tiazídicos, los inhibidores de la bomba de protones o los antibióticos (cuando se usan antibióticos a largo plazo)

Magnesio en la dieta y los suplementos de magnesio

Hay una gran variedad de alimentos que contienen magnesio, pero incluso ingerir cantidades suficientes no protege completamente a alguien contra una deficiencia de magnesio y existen varias razones dietéticas para esto:

  • Tomar suplementos de zinc puede interferir con la capacidad del cuerpo para absorber magnesio
  • Demasiada proteína puede hacer que el cuerpo absorba menos magnesio
  • La ingesta significativa de fibra puede reducir la utilización de magnesio en el cuerpo

La utilización de suplementos de magnesio se está volviendo ampliamente recomendada para aquellos que tienen una deficiencia. El uso de suplementos para aumentar los niveles de este mineral en el cuerpo permite resultados rápidos y muy pocos efectos secundarios.

Con respecto a la ansiedad, los problemas del sueño y la depresión, algunos estudios que analizaron la suplementación con magnesio para estos problemas registraron que hubo un alivio de los tres dentro de una semana de comenzar la suplementación.

Debido a estos resultados, generalmente se recomienda que cuando se usa magnesio para la depresión, los pacientes usen la forma suplementaria del mineral.

Acerca del autor

Equipo Editorial

Equipo Editorial

Equipo editorial de Vida Lúcida. Somos un equipo de trabajo comprometido con la propuesta de temas informativos y redacción basada en fuentes serias y confiables para asegurar un artículo de calidad a nuestros lectores.

Deja tu comentario

avatar
  Subscribirse  
Notificar