Infección sinusal: signos y síntomas y 10 remedios naturales

La sinusitis es una inflamación, o hinchazón, del tejido que recubre los senos paranasales que conduce a una infección. La sinusitis puede provocar acumulación de mucosidad y dolor. Si alguna vez has experimentado una infección sinusal, entonces sabes lo desagradable que puede ser, mucho peor que tener solo una nariz tapada.

infección sinusal

Si bien en la mayoría de los casos, una infección sinusal te hará querer usar descongestionante hasta el cansancio, en el peor de los casos, este puede llegar al punto en que se necesite una cirugía para extirpar un absceso que se haya desarrollado o la obstrucción de los senos paranasales.

La sinusitis es un diagnóstico médico común para el que se recetan antibióticos en estos días.  Si bien los antibióticos para la infección sinusal son un tratamiento convencional muy común, la mayoría de las infecciones sinusales son en realidad el resultado de resfriados o virus.

Afortunadamente, hay muchas formas naturales de tratar una infección sinusal, incluida la alimentación, spray nasales de soluciones salinas, aceites esenciales y suplementos científicamente comprobados como un remedio casero eficaz para la infección sinusal.

Qué es una infección sinusal

Los senos, o cavidades sinusales, son espacios huecos a través de los cuales fluye el aire dentro de los huesos que rodean la nariz. Una infección sinusal o sinusitis ocurre cuando las cavidades nasales se hinchan e inflaman. Normalmente, tus senos nasales se llenan de aire. Cuando los senos se bloquean y se llenan de líquido, los gérmenes (bacterias, virus y hongos) pueden crecer y causar una infección.

Cuánto duran las infecciones sinusales

Eso depende del tipo de infección sinusal que sufras. La sinusitis aguda puede durar más de dos semanas incluso con un tratamiento adecuado. Si tu infección sinusal dura más de 10 a 14 días, entonces lo más probable es que tenga sinusitis bacteriana. La sinusitis crónica dura mucho más, al menos 12 semanas.

La sinusitis crónica con pólipos es una inflamación de los senos nasales que dura 12 semanas o más y puede ocasionar pólipos nasales. Otras formas de sinusitis crónica se asocian a las alergias o a una desviación del tabique, y también pueden durar 12 semanas o más.

¿Es contagiosa una infección sinusal?

La respuesta a esa pregunta: depende de lo que la causó en primer lugar. Si un virus causa tu infección sinusal, entonces podrás transmitir este virus. Esto significa que una persona que se contagia con tu enfermedad (el virus) probablemente se resfriará, lo cual podría después convertirse en una infección sinusal, aunque también podría permanecer como un resfriado.

En algunos casos, la gripe también desencadena una infección sinusal. Las bacterias también pueden causar una infección sinusal. En este caso tu infección no se podrá transmitir a otras personas. Sin embargo, una infección sinusal bacteriana suele ser más intensa y dura más que una infección sinusal viral.

Cómo puedes saber qué tipo de infección sinusal tienes

Tu médico no podrá decirte si tu infección sinusal es bacteriana o viral con solo observar los síntomas o con un simple examen. La mejor manera de determinar la raíz de una infección sinusal es la duración de los síntomas.

Si se trata de una infección sinusal viral, deberías comenzar a mejorar después de cinco a siete días. Por otro lado, una infección bacteriana a menudo dura de siete a 10 días o incluso más y la infección puede empeorar después de siete días.

Signos y síntomas de la infección sinusal

Muchos síntomas de infección sinusal son comunes en los casos agudos y crónicos de sinusitis. Los síntomas comunes de una infección sinusal incluyen:

  • Secreción espesa, amarilla y maloliente de la nariz
  • Obstrucción en la nariz
  • Congestión
  • Goteo post-nasal
  • Presión sinusal o dolor alrededor de la cara y los ojos
  • Dolor de cabeza (generalmente en el área de la frente y a menudo denominado «dolor de cabeza sinusal»)
  • Un resfriado persistente o que empeora
  • Fatiga
  • Tos
  • Fiebre
  • Dolor de oído

Es importante tener en cuenta que todos estos síntomas pueden ocurrir en un resfriado común. Es solo cuando estos síntomas continúan por más de 10 días, que se puede considerar una infección sinusal.

Si presentas dos o más síntomas y / o tienes secreción nasal espesa, verde o amarilla, puede ser una sinusitis aguda. En el caso de la sinusitis crónica, continuarás teniendo estos síntomas durante 12 semanas o más, además, también puedes experimentar lo siguiente:

  • Sensación de congestión
  • Pus en la cavidad nasal
  • Secreción nasal o goteo postnasal descolorido
  • Mal aliento
  • Dolor de muelas
  •  Sensación de cansancio constante

Causas y factores de riesgo de la sinusitis

Cualquier situación de salud que bloquee los canales de drenaje vitales de los senos paranasales puede causar una infección sinusal. Estas situaciones incluyen:

  • Infecciones respiratorias como el resfriado común
  • Fiebre del heno o exposición a alérgenos como el humo del cigarrillo, el aire seco y los contaminantes
  • Obstrucciones en las cavidades nasales o sinusales, incluidos pólipos nasales, tabique desviado o espolón óseo nasal
  • Rinitis no alérgica (síntomas similares a la alergia que no tienen una causa conocida)
  • Cambios en la presión del aire (por ejemplo, al nadar o escalar a grandes alturas )
  • Infecciones resultantes de problemas dentales
  • Lesiones físicas en los senos paranasales
  • Bacterias, virus y hongos

Las cinco bacterias más comunes que pueden causar infecciones sinusales son: Streptococcus pneumoniae, Haemophilus influenzae, Moraxella catarrhalis, Staphylococcus aureus y Streptococcus pyogenes.

Los factores de riesgo (algunos de los cuales se superponen con las causas) para las infecciones sinusales incluyen:

  • Tener asma
  • Uso excesivo de descongestionantes nasales
  • Natación o buceo frecuente
  • Escalar o volar a grandes altitudes
  • Pólipos nasales, espolones óseos nasales u otras anormalidades como tabique desviado o paladar hendido
  • Infección dental
  • Exposición a la contaminación del aire y al humo del cigarrillo
  • Embarazo
  • Enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE).
  • Estar hospitalizado, especialmente si la razón por la que estás en el hospital está relacionada con una lesión en la cabeza o si necesitas un tubo insertado en la nariz (por ejemplo, un tubo nasogástrico que va desde la nariz hasta el estómago).

Tratamiento para la infección sinusal

Cuando se trata de una infección sinusal, muchos médicos recomiendan usar antibióticos si es que los síntomas han persistido por más de 10 días o si la infección sinusal se considera bacteriana.

Si tu infección sinusal tiene un origen viral, entonces no necesitas un tratamiento con antibióticos. La amoxicilina (Amoxil) se prescribe comúnmente para una infección sinusal aguda sin complicaciones.

Muchos médicos también usan amoxicilina-clavulanato (Augmentin) como un tratamiento cuando hay una sospecha de infección sinusal bacteriana.

Los médicos también recomiendan los corticosteroides nasales, descongestionantes, analgésicos, reductores de fiebre, antihistamínicos, mucolíticos y otros medicamentos.

Es importante tener en cuenta los efectos secundarios de todos los medicamentos que te sean recetados. También es crucial saber que hay una gran cantidad de médicos que continúan recetando antibióticos para las infecciones sinusales virales y esto solo aumenta el problema de la resistencia a los antibióticos.

10 remedios naturales para las infecciones sinusales

 Principales alimentos y bebidas que debes consumir

  • Agua: una hidratación adecuada es la clave para eliminar el virus de tu sistema. Trata de beber al menos 200 mililitros cada 2 horas.
  • Caldo de pollo con verduras: este remedio tradicional ayuda a aliviar las cavidades nasales y el sistema respiratorio, además de proporcionar minerales importantes.
  • Rábano picante: cualquier persona que por accidente haya comido demasiado rábano picante puede haber experimentado su potente capacidad para limpiar las fosas nasales. Mezcla un poco de rábano picante con limón para hacerlo aún más potente.
  • Jengibre: prepara un té de jengibre y agrégale miel cruda para poder aliviarte.
  • Ajo y cebolla: estos dos vegetales ayudan a incrementar la función inmune.
  • Alimentos ricos en vitamina C: El consumo de alimentos ricos en vitamina C puede estimular el sistema inmunológico y acelerar la recuperación de la sinusitis.

2. Alimentos y bebidas que debes evitar

  • Azúcar: el azúcar disminuye la cantidad de glóbulos blancos que ayudan a combatir las infecciones.
  • Jugos de frutas: aunque el jugo de naranja contiene algo de vitamina C, no es tan rico en vitamina en particular como las frutas o verduras enteras.
  • Productos lácteos: la leche y otros productos lácteos producen moco, por lo que es mejor evitarlos.
  • Harina y granos refinados: todos los granos refinados pueden ocasionar una mayor producción de moco.

3. Aceite de orégano

El aceite de orégano contiene dos potentes compuestos llamados carvacrol y timol que tienen potentes propiedades antibacterianas y antifúngicas. Lo más recomendable es ingerir 500 miligramos de aceite de orégano cuatro veces al día.

Durante el tratamiento de las infecciones sinusales, puedes agregar unas gotas de aceite de orégano a un tazón grande de agua hervida y acercar tu cara al vapor.

Ten cuidado de no quemarte, cúbrete la cabeza con una toalla creando una pequeña tienda de campaña en el tazón para mantener dentro el vapor, cierra los ojos y coloca la cara sobre la olla (a una distancia segura del agua caliente) e inhala el vapor durante unos minutos.

Esto ayudará a limpiar tus fosas nasales y se puede repetir varias veces al día.

4. Extracto de semilla de toronja

El extracto de semilla de toronja tiene potentes propiedades antivirales. Es por eso que se incluye en muchos aerosoles nasales y de garganta. Se cree que los principales compuestos biológicos de la semilla de toronja que son responsables de su capacidad para destruir a los invasores infecciosos son los polifenoles conocidos como limonoides y naringenina.

Puedes usar un aerosol nasal de extracto de semilla de toronja cuatro veces al día.

5. Vitamina C

La vitamina C es esencial para la función adecuada del sistema inmune, que es el sistema que protege a tu cuerpo de contraer infecciones y también ayuda a tu cuerpo a combatir infecciones una vez que ya invadieron tu organismo.

Al ser un antioxidante, la vitamina C ayuda a proteger nuestras células del daño de los radicales libres. Los radicales libres se encuentran en cosas que comúnmente pueden contribuir al desarrollo de infecciones sinusales como la contaminación del aire y el humo del cigarrillo. Lo recomendable es tomar 1,000 miligramos de vitamina C tres veces al día.

6. Ajo

El ajo es uno de los mejores antibióticos que hay en la naturaleza. Dado que los resfriados a menudo conducen a una infección sinusal, el ajo es una forma increíble no solo de tratar naturalmente una infección sinusal, sino de prevenirla.

En un estudio con dos grupos de participantes, un grupo tomo suplementos de ajo, y el otro tomó placebos, esto 12 semanas de la temporada de frío (entre noviembre y febrero).

Quienes consumieron ajo tenían menos probabilidades de resfriarse, y si se resfriaron, se recuperaron más rápido que el grupo placebo. El grupo que no consumió ajo (grupo placebo) tuvo una probabilidad mucho mayor de contraer más de un resfriado durante el período de tratamiento de 12 semanas.

Para promover la salud general de un adultos, la Organización Mundial de la Salud recomienda una dosis diaria de dos a cinco gramos (aproximadamente un diente) de ajo fresco, 0.4 a 1.2 gramos de ajo seco en polvo, dos a cinco miligramos de aceite de ajo, 300 a 1,000 miligramos de extracto de ajo u otras fórmulas que son iguales a dos a cinco miligramos de alicina.

7. Echinacea

La equinácea es una hierba que puede ayudar a tu cuerpo a combatir los virus y las bacterias. Los herbolarios profesionales a menudo recomiendan esta hierba para el tratamiento natural de las infecciones sinusales.

Estudios científicos han demostrado que la equinácea contiene sustancias activas que son antivirales y estimulan el sistema inmunológico, al tiempo que reducen el dolor y la inflamación, que es una combinación perfecta de beneficios durante una infección sinusal.

Lo mejor es tomar un suplemento de equinácea a la primera señal de haber contraído esta enfermedad. Lo recomendable son 1,000 miligramos de dos a tres veces por día.

8. Limpiador nasal Neti

El uso de una limpiador nasal Neti con una solución salina también puede mejorar en gran medida los problemas sinusales y despejar las vías nasales.

Este proceso se llama «irrigación nasal». Una investigación publicada en el Canadian Medical Association Journal demostró que el uso del limpiador Neti puede eliminar algunos síntomas de la sinusitis crónica y mantener resultados positivos durante un período de seis meses.

9. Agregar más humedad

Ya sea que se trate de un humidificador, un aerosol nasal salino o estar sentado en un baño lleno de vapor, agregar más humedad al aire y tus fosas nasales realmente puede ayudar a reducir la congestión.

Para esto lo más recomendable es dormir con un humidificador mientras se tenga una infección sinusal. También puedes comprar un aerosol nasal con solución salina natural que puedes usar varias veces al día (siguiendo las instrucciones de la caja).

La inhalación de vapor es especialmente buena para reducir los dolores de cabeza sinusales.

10. Aceites esenciales

Para limpiar naturalmente los senos, el uso de aceite de eucalipto y de menta puede ser muy efectivo. Estos aceites esenciales pueden abrir naturalmente los senos paranasales, eliminar la mucosidad y eliminar infecciones.

Frota una gota de cada uno de estos aceites en tu paladar (solo haz esto con aceites esenciales de grado alimenticio). Luego bebe agua.

Precauciones

Si tus síntomas de infección sinusal empeoran o no ves una mejoría después de 10 a 14 días, entonces debes ver a tu médico. Una infección sinusal que no mejora puede provocar otras afecciones, como la bronquitis, y la necesidad de una cirugía.

Cuando experimentes por primera vez síntomas similares a la alergia, es posible que también quieras consultar a un alergólogo ya que un alergólogo puede determinar la causa de tus síntomas.

Acerca del autor

Equipo Editorial

Equipo Editorial

Equipo editorial de Vida Lúcida. Somos un equipo de trabajo comprometido con la propuesta de temas informativos y redacción basada en fuentes serias y confiables para asegurar un artículo de calidad a nuestros lectores.

1 comentario