Cocina Recetas

Kimchi: cómo preparar el fermentado más saludable

El kimchi es un alimento originario de corea, consiste en un fermentado de verduras que tiene diversas formas de ser preparado.

Conoce los beneficios del kimchi

Desde el punto de vista de la salud, es un alimento rico en vitaminas, fibra vegetal, betacarotenos y lactobacilos, estos último son bacterias que constituyen un tipo de probiótico.

Cómo se prepara el kimchi

Este plato tradicional coreano se elabora a base de col (repollo), cebollín o cebolleta y pimientos rojos.

La col debe cortarse en tiras y lavarse, posteriormente se le coloca una abundante cantidad de sal tras lo cual se le agrega agua (debe evitarse el uso de agua con cloro ya que esta no permite que ocurra la fermentación).

Tras algunas horas se retira la col del agua, que debe conservarse, se lava bien bajo agua fresca y se mezcla con condimentos para darle sabor. Estos incluyen ajo, jengibre, pimiento seco molido, cebollín, rábano e incluso salsa de pescado.

Una vez mezclada la col con los condimentos, esta se coloca en un frasco de vidrio, se llena el frasco con parte del agua en la que previamente estuvo sumergida con la sal (salmuera) y se tapa bien.  Se deja unos 5 días fuera de la nevera y posteriormente se refrigera por hasta 3 meses.

Este proceso hace que los vegetales se fermenten y adquieran un sabor ácido.  Se trata de un sabor que puede ser fuerte al principio, pero al que luego el paladar se adapta. Según la cantidad de jengibre y pimiento que se añada resultará más o menos picante.

Cada vez que se vaya a consumir debe tenerse cuidado al abrir el frasco, ya que la fermentación origina la producción de gases.

También puedes leer:  Galletas Chocolate Chips sin harinas refinadas ni lácteos

Cómo se consume el kimchi

El kimchi se usa como un acompañante en las comidas o incluso puede servirse solo como plato principal.

Otra forma de emplearlo es como una base para preparar sopas, salsas, estofados o incluso panquecas y tortillas. También puede ser usado como una especie de salsa para preparar hamburguesas, sándwiches, bocadillos o hasta perros calientes.

Puede consumirse diariamente sin acarrear ningún riesgo para la salud

Beneficios de los alimentos fermentados como el kimchi

Diferentes productos fermentados envasados

Los alimentos fermentados como el kimchi, son ricos en probióticos, un tipo de bacterias vivas que son muy beneficiosas para la salud.

Los probióticos tiene varios efectos beneficiosos para la salud, entre los que se incluyen:

Previenen la aparición de infecciones

Muchas veces las infecciones intestinales son producto de una alteración en las bacterias protectoras que forman parte de la flora intestinal, lo que permite la colonización y proliferación de las bacterias patógenas que producen infecciones.

Los fermentados son una fuente de lactobacilos, el principal tipo de bacterias “buenas” que ayudan a mejorar el equilibrio microbiano del intestino lo que es importante al momento de prevenir la aparición de infecciones.

Regulan la función del sistema inmune

Las bacterias del tipo lactobacilos tienen un efecto importante sobre el funcionamiento del sistema inmune.

Estimulan la producción de un tipo de anticuerpo, la inmunoglobulina A, necesaria para la protección de las mucosas, estimulan la proliferación de determinadas líneas celulares de defensas y contribuyen a limitar los procesos inflamatorios. Estos efectos no ocurren solo a nivel digestivo, estos beneficios también se han observado a nivel del sistema urinario.

También puedes leer:  Licuado para la diabetes y colesterol de papaya con avena

Mejoran la motilidad intestinal

Otro beneficio de los probióticos es su efecto sobre la movilidad intestinal, que le han llevado a ser de gran ayuda para tratar condiciones como el estreñimiento y el síndrome de colon irritable.

En este punto el kimchi tiene una gran ventaja sobre otro alimento fermentado ampliamente usado como es el yogurt, esta consiste en su alto contenido de fibra vegetal.

Mejoran los síntomas de la intolerancia a la lactosa

Las personas que padecen intolerancia a la lactosa presentan molestias como dolor abdominal tipo cólico, distensión abdominal, gases y cambios en las evacuaciones producto de su incapacidad para metabolizar la lactosa, un azúcar presente en la leche y los derivados lácteos.

Algunos tipos de probióticos son capaces de fermentar la lactosa aminorando estos síntomas.

Contribuyen a disminuir los niveles de grasas en la sangre

Las bacterias de la flora son capaces de inhibir la absorción de las sales biliares, sustancias contenidas en la bilis y que son necesarias para que se absorban las grasas a nivel intestinal. Esto lleva a que disminuyan los niveles de grasas en la sangre.

Otro mecanismo por el que se ha planteado que ocurra esto es mediante la inhibición en la actividad de una enzima del hígado llamada HMGCoA reductasa.

La inhibición de esta enzima es el mismo mecanismo por el cual ejercen sus efectos los medicamentos llamados estatinas, que incluyen la simvastatina, atorvastatina, pravastatina y rosuvastatina.

5/5 (2 Reviews)