Psicología Salud emocional

La huella emocional de los abuelos deja marcas imborrables

“El amor perfecto a veces no llega hasta el primer nieto” , dice un proverbio galés. Y la verdad es que cuando un abuelo o una abuela ven por primera vez a su nieto, sienten una serie de emociones indescriptibles.

El amor tiene muchas facetas y es fantástico descubrir en esta etapa de la vida que todavía puedes experimentar nuevas emociones con gran intensidad. Este descubrimiento les da nueva energía. Y pronto el niño encontrará que su abuelo es su mejor amigo y maestro de la vida. Entonces es cuando se crea una relación muy especial que deja una huella emocional que perdura para siempre.

Entusiasmo, gratitud y un poco de preocupación

Cuando los abuelos se llevan a su nieto por primera vez, lo primero que experimentan suele ser una profunda gratitud. Gratitud porque todo ha ido bien y pueden abrazar a esa pequeña criatura que ya saben que revolucionará su mundo.

Con la sabiduría que les dio vida, saben que tienen que permanecer atentos porque incluso para los padres la llegada del bebé es un momento muy especial. Pero aún pueden estar disponibles si es necesario, para brindar apoyo cuando sea necesario y para dar consejos cuando se les solicite.

Con alegría y emoción viene un poco de preocupación. Los abuelos son conscientes del desafío de criar a un niño, por lo que es normal que se preocupen por todos los desafíos que enfrentarán los padres con la llegada del recién nacido. Sin embargo, deben saber que sus hijos pueden contar con su apoyo, orientación y sabiduría.

De hecho, se vio que la relación madre-hija mejora cuando nace un niño, porque la abuela descarta su papel de madre para encontrar un nuevo rol, la de amiga y mentora de su hija, elevando así la relación a un nivel superior. De repente, su hija comienza a darse cuenta de todos los sacrificios que ha hecho su madre, y comprende el enorme amor que está experimentando, por lo que normalmente su relación mejora, se vuelve más sólida y puede al fin, comprender lo que han hecho sus padres por ella.

También puedes leer:
Significado de los sueños y sus símbolos

Tendrán que reinventar su identidad

Abuelo caminando con su nieto

La nueva generación de abuelos está lo suficientemente lejos de la imagen clásica de la abuela que se queda en la cocina y el abuelo va a recoger a los nietos en la escuela. Los abuelos de hoy son mucho más activos, pero aún así, este nuevo rol implica la necesidad de reconstruir su identidad.

La llegada del primer nieto significa que a partir de entonces también serán abuelos, lo que llevará a una reestructuración de su “yo”. Algunas personas pueden sentirse más “viejas” de repente y pueden tener dificultades para asumir el nuevo rol.

Pero aquellos que asumen el cambio positivamente reconstruyen una identidad más rica, por lo que sienten una mayor sensación de bienestar, desarrollan un nuevo propósito en sus vidas y comienzan a sentirse más logrados. También hay muchos abuelos que se sienten renovados con la llegada de su nieto, sienten que tienen más fuerza y ​​energía.

De hecho, hoy la mayoría de las personas se convierten en abuelos alrededor de los cincuenta años, un período de la vida en el que muchos se han rezagado de la “tiranía del deber” descrita por Karen Horney para seguir sus deseos. En esta etapa, el deseo de impresionar a los demás permaneció al revés y comenzaron a vivir más plenamente, por lo que muchos abuelos asumieron el nuevo rol de manera agradable, con una actitud mucho más relajada, sabiduría y una mentalidad más abierta que cuando eran padres.

Los nietos, una segunda oportunidad para probar con calma y consciencia

La magia de los abuelos radica en el hecho de que no necesitan asumir el papel de padres. Ellos saben lo que es criar a un bebé, pero también son conscientes de que su función es acompañar a los niños durante el crecimiento, transmitir su sabiduría y apoyarlos en los momentos más difíciles.

abuelos dejan huellas emocionales

Los abuelos escuchan y dan buenos consejos, tienen tiempo para escuchar los problemas de sus nietos, les permiten ser ellos mismos sin castigarlos, cultivar su ilusión y alimentar la complicidad. Su trabajo es construir un vínculo emocional que aún sirva a los nietos, por lo que a menudo también intervienen con sus padres, sabiendo que no hay nada tan grave que no pueda resolverse con amor y comprensión.

También puedes leer:
Lo que separa a las personas de éxito de las personas fracasadas

Los abuelos saben que cada momento cuenta, saben que el tiempo que pasan con sus nietos es limitado, por lo que tratan de hacerlo lo más agradable posible. Los abuelos saben, como cualquier otra persona, cómo aprovechar el aquí y el ahora. Y los niños lo perciben, entonces ellos también disfrutan de esta presencia completa.

Abuelos y nietos: una relación beneficiosa para ambos

El contacto de los abuelos con los nietos es muy beneficioso para los ancianos porque no solo reduce el riesgo de caer en la depresión sino también de desarrollar enfermedades neurodegenerativas como la demencia. Un estudio realizado por la Universidad de Cowan, en el que 500 ciudadanos de la tercera edad fueron analizados, descubrió que los abuelos que estaban activamente involucrados en el cuidado de sus nietos vivían un promedio de cinco años más que aquellos que no tenían nietos.

Esto se debe a que los nietos no solo mantienen a sus abuelos activos físicamente, sino también mentalmente. Además, tener que “tratar” en algunos momentos con sus nietos los alienta a cuidar de sí mismos también.

Por supuesto, los nietos también se benefician de esta relación especial. Un estudio en la Universidad de Oxford descubrió que de los 1,515 niños y adolescentes entrevistados, aquellos que tenían una relación cercana con sus abuelos informaron una mayor sensación de bienestar.

Los psicólogos descubrieron que la clave era que los abuelos a menudo amortiguaban el impacto de los eventos adversos en la vida de sus nietos, ayudándolos a calmarse y ver los problemas desde una perspectiva diferente. Esto indica que los abuelos son una fuente de estabilidad y resiliencia que los niños y adolescentes no siempre encuentran en sus padres.

Comparte esto:
Suscribirte al Boletín
Recibe en tu correo las últimas publicaciones de Vida Lúcida Totalmente gratis!
También podrás recibir novedades y noticias sobre salud y los temas de interés que tratamos.
2016 (C) Derechos reservados
   
* No olvides revisar tu bandeja de entrada para confirmar tu suscripción.
Vida Lúcida Social!
Forma parte de Vida Lúcida Social. Crea tu cuenta gratis y comienza a conectar con más personas que buscan el bienestar y mejorar su calidad de vida.
2018 (C) Vida Lúcida