Licuados de avena para bajar de peso

Si has estado tratando de bajar de peso, seguramente has incorporado el ejercicio y las dietas a tu rutina y estilo de vida. Pero una de las mejores maneras de mantenerte saludable y comer de manera nutritiva para bajar de peso es la preparación de smoothies o licuados de avena.

Batidos de avena para bajar de peso

Cuando empiezas a llevar un estilo de vida saludable se vuelve de suma importancia prestar atención a todo lo que consumes durante el día. Por eso es que vale la pena introducir la avena a tus batidos.

Con este ingrediente podrás preparar un sinfín de licuados diferentes que te ofrecerán frescura, sabor, y muchos beneficios para la salud y la pérdida de peso.

Hoy te mostraremos 5 de las mejores recetas de licuados de avena. Al final, apreciarás este ingrediente e indudablemente lo convertirás en parte de tu rutina de batidos.

Conceptos básicos de la avena

Si aún te consideras un novato en el mundo de la avena, probablemente solamente estés familiarizado con la avena instantánea que ya viene condimentada.

Por eso, a continuación, podrás aprender las diferencias entre la avena cortada al acero, la laminada y la instantánea en cuestión de un minuto.

También puedes leer sobre los beneficios del agua de avena para adelgazar de forma rápida.

Avena cortada al acero

Cuando se trata de avena, las variedades se refieren a la cantidad de procesamiento que se les ha realizado.

En este caso, la avena cortada en acero no se ha cocinado ni prensado más allá del tostado inicial. Se parecen más al arroz, ya que aún no se han aplanado. Además, tardan más en cocinarse y ablandarse.

Laminada

Esta avena se ha sometido a otro proceso mediante el cual se cuece al vapor y se aplana con un rodillo. El proceso hace los copos hace mucho más maleables y fáciles de cocinar.

Avena instantánea

Estos son copos de avena que se han cocinado por más tiempo y se han prensado para que queden más finos. El resultado de esto es que pueden prepararse en mucho menos tiempo que la variedad que está cortada en acero o la laminada.

Entonces, ¿qué tipo es el mejor para preparar licuados de avena? Tal vez la mejor en este caso es la laminada ya que le da más textura a la bebida, aunque la avena instantánea también funciona bien. Sin embargo, no es muy recomendada la avena cortada en acero, ya que hará que tu bebida sea mucho más espesa y tenga más pedazos por masticar..

¿Es buena la avena para bajar de peso?

Una porción de ½ taza de avena seca contiene 150 calorías, que son menos calorías que un par de rebanadas de pan. La avena es rica en fibra, lo que contribuye a que te sientas lleno mucho después de haberla consumido.

No es de extrañar que los expertos promuevan la avena como un ingrediente clásico para bajar de peso.

Solo asegúrate de comprar avena simple. La avena de sabores empaquetada puede ser sabrosa, pero generalmente está cargada de azúcar, que agrega calorías pero no contribuye al valor nutricional de la avena.

Aprende cómo preparar una infusión de avena para usarla como un remedio natural muy eficaz.

Los 5 mejores licuados de avena para bajar de peso

1. Receta de licuados de avena de tarta de bayas

Uno de los beneficios de incorporar avena en un batido es que aporta mucha textura y suavidad a la bebida. Lo mejor de todo es que agrega más fibra y proteínas, lo que significa que no tendrás que usar ningún polvo para obtener los resultados que deseas.

Para que tu bebida quede más refrescante, puedes congelar tu leche de almendras y así darle más sabor, pero con la fruta congelada debería ser suficiente.

En cuanto a las espinacas, es mejor si están frescas. Si estás usando algo menos potente que una licuadora de alto rendimiento, asegúrate de picarla antes de ponerla en la licuadora. De lo contrario, quedarán trozos gruesos de espinaca flotando en tu bebida.

Ingredientes:

  • ½ taza de cerezas congeladas
  • Un plátano congelado
  • Media taza de jugo de naranja
  • Media taza de leche de almendras sin azúcar
  • Media taza de espinaca picada
  • ¼ taza de avena
  • ¼ taza de yogur griego
  • Un puñado de nueces

Instrucciones:

Pon todo junto en tu licuadora y licúa hasta obtener una consistencia suave.

Para obtener mejores resultados, cubre tu licuado con una pizca de avena y trozos de nuez. También puedes agregar semillas de chía para obtener una nutrición adicional.

2. Receta de batido de avena y chocolate

Otro gran beneficio de usar avena es que te permite preparar licuados que son más ligeramente un postre que un batido tradicional.

Sin embargo, solo porque tenga un sabor dulce no significa que realmente lo sea. El grosor de la avena te permite crear una bebida que es casi como un batido de chocolate pero mucho más saludable.

Si quieres que este sea lo más espeso y delicioso posible, lo mejor es mezclar los ingredientes a mano y luego dejar que se enfríe en el refrigerador durante unas horas antes de licuarlos. Eso también lo hará más refrescante, ya que no habrá ingredientes fríos o congelados en esta receta. Lo único que estarás excluyendo es la leche.

El extracto de vainilla le agrega una nueva capa de sabor, pero si no tienes, no pasa nada. La leche de almendras y la mantequilla harán la mayor parte del trabajo en este caso.

Ingredientes:

  • ½ taza de copos de avena
  • Una cucharada de mantequilla de almendras
  • Dos cucharadas de cacao en polvo
  • Una taza de leche de vainilla y almendras
  • Una cucharada de jarabe de arce
  • ½ cucharadita de extracto de vainilla

Instrucciones:

Una vez que hayas enfriado la mezcla, métela en la licuadora hasta obtener la consistencia deseada.

Para obtener mejores resultados, espolvorea algunas chispas de chocolate o malvaviscos pequeños encima.

3. Licuados de avena con manzana y canela

Si eres fanático de la avena instantánea regular, lo más probable es que hayas probado variaciones que incluían manzana y canela. Estos tres ingredientes realmente van muy bien juntos, por lo que hacer un batido con ellos no es gran sorpresa.

¡Este es también uno de los mejores batidos para tener en el desayuno!

Ingredientes:

  • ¼ taza de avena
  • Una taza de leche desnatada
  • ¼ taza de yogur griego
  • ¾ taza de puré de manzana
  • Dos cucharadas de mantequilla de maní (o mantequilla de almendras)
  • ½ cucharadita de canela
  • Una cucharadita de miel

Instrucciones:

Lo mejor es dejar reposar los ingredientes durante unas horas después de mezclarlos. Sin embargo, eso es solo para dejar que se ablande y espese un poco, así que si te gusta que tu batido sea un poco más suave, no dudes en beberlo de inmediato.

Primero mezcla todos los ingredientes no líquidos y licúa hasta que la mezcla sea uniforme. Luego agrega la leche descremada u otra leche baja en grasa y la miel hasta obtener la consistencia deseada.

4. Batido de avena, piña y coco

Esta receta en particular es como una versión no congelada del famoso cóctel, solo que sin alcohol y mucho más espesa (eso es por el yogur griego y la leche de coco, que es tanto grasa como espesa). No obstante, el sabor es muy similar.

De todos modos, esta receta en particular es como una versión no congelada del famoso cóctel, solo que sin alcohol y mucho más espesa. No obstante, el perfil de sabor es muy similar.

Para obtener mejores resultados, congela la leche y la piña de antemano para que quede más fresco y refrescante.

Ingredientes:

  • ¼ taza de avena
  • Una taza de leche de coco
  • ¼ taza de yogur griego
  • Una taza de trozos de piña congelados
  • Una cucharadita de miel
  • ⅓ cucharadita de extracto de vainilla

Instrucciones:

Pon todos los ingredientes en una licuadora y mezcla hasta obtener la consistencia deseada. Para darle un toque adicional, agrega un poco de miel (o jarabe de agave) sobre el batido cuando esté listo.

5. Receta de licuados de avena con pan de plátano

¿Quién no ama el pan de plátano? Al menos de esta manera, puedes obtener el mismo sabor y textura sin tener que esperar a que se infle el pan por la levadura y se enfríe después de salir del horno.

Puedes espolvorear algunas nueces trituradas encima de tu batido o simplemente mezclar las nueces trituradas con el resto de los ingredientes. La mantequilla de maní aporta a este batido una textura cremosa y grasas saludables; sólo asegúrate de usar mantequilla de maní 100% natural sin azúcar agregada.

Ingredientes:

  • ½ taza de avena
  • Dos plátanos congelados
  • Una taza de leche de almendras
  • ½ taza de yogur griego
  • ⅛ cucharadita de canela molida
  • Pizca de nuez moscada
  • Pizca de sal
  • 1 cucharada de mantequilla de maní natural sin azúcar
  • Una cucharadita de jarabe de arce
  • Un puñado de nueces (opcional)

Instrucciones:

Mezcla todos los ingredientes en la jarra de la licuadora y licúa hasta que quede una mezcla suave. Como se mencionó antes, puedes agregar algunas nueces encima del batido, o puedes agregar un poco de miel o jarabe extra para darle sabor.

Acerca del autor

Equipo Editorial

Equipo Editorial

Equipo editorial de Vida Lúcida. Somos un equipo de trabajo comprometido con la propuesta de temas informativos y redacción basada en fuentes serias y confiables para asegurar un artículo de calidad a nuestros lectores.