12 maneras de crear un jardín tranquilo y relajante

En muchos hogares, ya sea en un pueblo, ciudad o en el medio del campo, la gente se las arregla con jardines caóticos o aburridos. Un jardín tranquilo y relajante no está en el enfoque de muchos pues lo asocian con un trabajo arduo al tener que mantenerlo. Afortunadamente, no tiene por qué ser así.

jardín tranquilo

Incluso el jardín más ruidoso, como la jungla, puede transformarse en un santuario de calma y satisfacción, si sabes dónde centrar tu atención. Desde las plantas, flores y árboles que elijas, hasta las estructuras, muebles y accesorios, rediseñar tu jardín es un proyecto fantástico que seguirá dando frutos año tras año.

Cómo crear un jardín tranquilo y relajante en 12 pasos

Si te cuesta saber por dónde empezar, este es el artículo adecuado para ti. Para permitirte crear un jardín tranquilo y relajante, aquí hay 12 ideas que pueden ayudarte a inspirarte.

1. Limpiar

Cuando tratamos de relajarnos en una habitación desordenada, nos esforzamos por desconectar nuestra mente. Con demasiada estimulación mental y / o esa sensación persistente de que deberías estar ordenando, no podrás relajarte.

Tu jardín no es diferente. Si miras alrededor de tu jardín y ves malezas, hierba cubierta, juguetes, equipo de jardinería y basura general que has estado posponiendo, no es probable que te sientas tranquilo y a gusto. Antes de hacer cualquier otra cosa, comienza a limpiar el jardín de todo lo que no desees.

2. Identifica la fuente principal de ruido no deseado

Si te encuentras en un área especialmente ruidosa, debes intentar identificar de dónde proviene la mayor parte del ruido. Podría ser el tráfico de una carretera cercana o los ruidos de sus propiedades vecinas, pero una vez que sepas lo que es, puedes concentrar tus esfuerzos en reducir su impacto.

Es posible que no puedas eliminar por completo los ruidos no deseados, pero plantar setos y árboles entre tú y la fuente del ruido, podría ayudar significativamente.

3. Capa de plantas verticalmente

Para evitar que entren ruidos en tu jardín, debes intentar bloquear el espacio verticalmente. Esto significa plantar árboles de hoja perenne y pastos como su capa más alta, seguido de arbustos y plantas que se extienden hacia afuera en el medio, y plantas perennes cortas que cubren el suelo en la capa inferior. Si tienes restricciones de espacio, otras opciones incluyen jardines colgantes y paredes vivas.

4. Selecciona árboles de columnas

La plantación de árboles columnares (como columnas) puede crear un seto vivo que proporciona una barrera efectiva entre tu jardín y el mundo exterior. Estos árboles han sido criados para crecer en dirección vertical, y con la poda regular pueden convertirse en setos delgados cuando se plantan juntos.

Hay varios tipos de árboles altos y delgados que crecen relativamente rápido, como el chicle rojo, el carpe europeo y el arce rojo.

5. Vegetación densa para crear un jardín tranquilo

Cuanto más densa sea la vegetación alrededor de tu jardín, más sonidos podrás amortiguar y filtrar. Piensa en ello como una barrera acústica en forma de bosque. Plantar árboles a unos 3 metros de distancia los alentará a crecer en posición vertical, en lugar de a un lado, ya que tratarán de competir por la luz solar.

Sin embargo, es importante recordar dejar un espacio para que entre la luz del sol. Los árboles como el holly possumhaw, el holly yaupon, el arándano rojo y el abedul son excelentes ejemplos de árboles de tallo múltiple que funcionarán bien.

jardin tranquilo

6. Campanas de viento para un jardín tranquilizador

Si bien no todos disfrutan el sonido de las campanas de viento, muchas personas las encuentran muy relajantes. Si eres alguien que considera que los sonidos de la chimenea son relajantes, intenta colgar algunas campanitas cerca de tu asiento para reemplazar los ruidos no deseados.

7. Crear un área reservada dedicada

En algunos casos, puede ser difícil crear un santuario en el jardín sin construir una estructura. Por ejemplo, es posible que no puedas plantar árboles para encerrar tu espacio y / o puedes estar viviendo en un área urbana particularmente ocupada. En estas situaciones, una casa o cabaña de verano puede ser la solución ideal.

Las casas de verano pueden ser como habitaciones al aire libre con ventanas, lo que significa que puedes disfrutar de tu jardín mientras te proteges de los elementos (ya sea viento, lluvia o calor extremo) y minimizas el impacto del ruido circundante.

Agrega algunos muebles suaves, y puedes crear un espacio hogareño para relajarte y / o entretener a amigos.

8. Elige los materiales que absorben el sonido

Todas las superficies de tu jardín amplificarán o absorberán los sonidos. Para evitar que los sonidos en tu jardín se reflejen y amplifiquen, debes aumentar los materiales que absorberán los sonidos y harán que tu espacio sea más silencioso.

Por ejemplo, las superficies suaves como el mobiliario de las sillas absorberán los sonidos, mientras que el metal y la piedra lo amplificarán. Es probable que el suelo sea el mayor culpable de la amplificación, pero puedes reducirlo plantando muchas plantas y flores con superficies texturizadas.

9. Lleva una fuente de agua

Si vives en un área ruidosa, o si hay un sonido particular que deseas ahogar, instalar una fuente de agua es una solución fantástica. Incluso una característica de agua relativamente pequeña que produce sonidos de correr, burbujear, chispotear, verter o rociar agua puede cubrir sonidos desagradables.

Esto podría ser una cascada en un estanque o un pequeño adorno con un elemento de agua incluido adentro.

Si por alguna razón no puedes tener una fuente de agua en tu jardín, la tecnología puede ser de gran ayuda. Un parlante en el jardín con una aplicación de efectos de sonido puede reproducir el sonido del agua corriente (o cualquier otro sonido que encuentre relajante) con sólo presionar un botón.

Recuerda ser considerado con los vecinos cercanos si planeas reproducir sonidos en el exterior a través de un altavoz.

10. Atraer pájaros hace un jardín más relajante y tranquilo

El canto de los pájaros es ampliamente considerado como uno de los sonidos más agradables de la naturaleza, si no del mundo.

De hecho, incluso se ha descubierto que el canto de los pájaros tiene usos prácticos que incluyen ayudar a las personas a superar los miedos, concentrarse durante los exámenes y aumentar su productividad.

Puedes tomar medidas para alentar a las aves silvestres a que visiten tu jardín y hacerlo mágico, como tener casas para pájaros en los árboles, un comedero para pájaros y / o un baño para pájaros.

11. Elige plantas y flores con fragancia

Además de pensar en los ruidos que quieres o no quieres en el jardín, también puedes considerar las fragancias a tu alrededor. Se ha demostrado que hay muchas plantas, hierbas y flores que ayudan a la relajación, como la manzanilla y la lavanda.

Encuentra algunas fragancias que te parezcan atractivas y siembra en un borde alrededor de tu jardín o en el área en la que pasarás la mayor parte del tiempo.

12. Elige muebles cómodos

Sentarse en las paredes del jardín, el césped, los muebles de madera astillados o las sillas de plástico deformadas difícilmente te ayudarán a instalarte en una sesión de relajación que aliviará tus problemas.

Debes invertir en muebles cómodos en los que desees sentarte, es decir, sillas que apoyen tu cuerpo y lo mantengan cómodo durante un período prolongado de tiempo.

Para una solución de asiento verdaderamente lujosa, considera una silla colgante o una hamaca que también da un movimiento de balanceo tranquilo al cerrar los ojos y dejar que la luz del sol y la suave brisa acaricien tu rostro. Con el agua corriente y el canto de los pájaros como pista de fondo, realmente no hay nada más pacífico que eso.

Acerca del autor

Equipo Editorial

Equipo Editorial

Equipo editorial de Vida Lúcida. Somos un equipo de trabajo comprometido con la propuesta de temas informativos y redacción basada en fuentes serias y confiables para asegurar un artículo de calidad a nuestros lectores.