10 maneras de conseguir motivación en la vida

Henry Ford dijo una vez que, las personas que no creen que puedan hacer algo, ciertamente no lograrán nada. Como uno de los primeros fabricantes de automóviles legendarios de Estados Unidos, Ford tenía una visión profunda de lo que se necesita para alcanzar las metas. ¿Qué puedes hacer para conseguir motivación en la vida?

conseguir motivación en la vida

Motivación es algo que hace que te muevas en una dirección específica. Los niños aprenden a través de la orientación y la experiencia de que, sus acciones producen resultados predecibles. Por ejemplo, presiona un botón en el juguete, y hará un sonido y se moverá.

Estos ejemplos elementales son formas de aprender a establecer metas y las mejores formas de lograrlas. Cuando estabas en la escuela, sabías que tenías que estudiar para sacar una buena nota en un examen. Pronto te diste cuenta de que necesitabas puntajes altos para graduarse y tener éxito como adulto.

Nadie se fijó nunca que las metas de la vida estuvieran ociosas, aburridas e insatisfechas. Sin embargo, muchas personas terminan así porque no están motivadas. Todavía tienen que creer en sí mismos y en sus habilidades. Muchos de ellos ni siquiera han definido sus objetivos.

Incluso cuando creas que tiene metas tangibles para tu vida, puede cambiar el rumbo muchas veces. Es normal y necesario revisar tus planes y métodos. Sin embargo, no puedes perder de vista quién eres y las cosas más importantes.

Las personas muy motivadas planifican el futuro, pero se dan cuenta de lo crucial que es vivir en el presente. Nunca es demasiado tarde para salir de tu zona de confort y reconstruir los planes de tu vida. Quizás puedas beneficiarte al hablar con un amigo de confianza, un ser querido o un mentor espiritual.

10 maneras de conseguir motivación en la vida

El mejor momento para conseguir la motivación es ahora. Comienza con un lápiz, una hoja de papel y una actitud decidida. Aquí hay diez formas en que puedes mejorar la motivación y darte cuenta del potencial que siempre has tenido.

1. Establece un objetivo diario

Si quieres más motivación en tu vida, debes saber lo que quieres lograr. Una vida sin propósito te deja corriendo en círculos e insatisfecho. Sería útil si tuvieras metas que te alentaran a trabajar más duro y llegar más lejos.

Sin embargo, te sentirás abrumado si intentas hacer todo a la vez. En su lugar, divide tus metas en porciones más pequeñas y establece una meta diaria para ti.

2. Adopta un estilo de vida saludable

Cuando estás enfermo, cansado y desnutrido, no tienes ganas de hacer nada. ¿Eres alguien que lucha contra el exceso de peso o la obesidad? ¿Sabías que puedes tener sobrepeso u obesidad y aún estar desnutrido?

Los expertos modernos están de acuerdo con el filósofo griego Epicuro, que eres lo que comes. Cuando tu dieta está abrumada con comida chatarra demasiado procesada cargada de grasa, azúcar y conservantes, no alimentarás a tu cuerpo. Una dieta poco saludable puede provocar problemas de salud graves e incluso la muerte prematura.

Para mejorar tu motivación, habla con tu médico de cabecera sobre la dieta y el régimen de ejercicios que sea mejor para ti. Una dieta saludable puede ayudarte a perder peso y tener más energía. El ejercicio tonifica y fortalece tu cuerpo para que puedas alcanzar los objetivos que te has marcado.

3. Practica bondad todos los días

Puedes mejorar la motivación tratando a los demás como esperas que te traten a ti. Investigaciones han descubierto que hacer actos de bondad les da a las personas más alegría y satisfacción en sus vidas. Incluso si logras todas las metas de tu vida, nunca serás realmente feliz si eres una persona cruel y egoísta.

Las personas motivadas comprenden que todos estamos conectados, desde la persona que barre los pasillos hasta el presidente de la junta. Trata de practicar la bondad todos los días y tal vez consideres buenas acciones al azar. Incluso si no crees en el karma, es probable que en algún momento tu bondad regrese a ti.

4. Nunca dejes de aprender

El hecho de que te hayas graduado de la escuela o la universidad no significa que no puedas aprender más. El aprendizaje y la superación personal es un viaje que dura toda la vida para quienes están motivados. Parte de la lista de sus objetivos incluye la investigación sobre los temas y las mejores formas de lograrlos.

¿Planeas abrirte camino en tu empresa? Escucha a otros que han estado allí más tiempo y aprende todo lo que tienen que ofrecer. Mantente alerta mentalmente leyendo y manteniéndote al día con los eventos actuales. También puedes enriquecer tu vida aprendiendo nuevos pasatiempos u otro idioma.

5. Evita estar rodeado de personas negativas

En los icónicos libros infantiles sobre Winnie-the-Pooh, recordarás al triste burro Ígor. Siempre que Pooh y sus amigos están juntos, el pobre Ígor tiene algo negativo que decir. No importa cuánto se diviertan los animales del bosque, el viejo burro se enfurruña y sigue siendo miserable.

¿Te suena a un escenario familiar? Todos tienen un Ígor entre la multitud, ya sea un ser querido, amigo o compañero de trabajo. Nunca tienen nada positivo que decir sobre nada ni nadie. La negatividad se transmite fácilmente y puede afectar tu estado de ánimo y niveles de energía, así como tu motivación.

En la medida de lo posible, evita estar cerca de esos borradores de motivación. No pueden hacer nada más que deprimirte y hacerte sentir negativo también. Los pesimistas suelen ser más propensos a sufrir enfermedades mentales y otras afecciones graves de salud que no deseas.

6. Rodeáte de una atmósfera positiva

En su lugar, mejora la motivación al hacer compañía a personas optimistas. Las personas positivas no están exentas de problemas. En cambio, han descubierto que resolver problemas es solo otra oportunidad para alcanzar sus metas de vida.

¿Has notado que cuando estás con personas positivas, el ambiente está lleno de energía y te sientes mejor contigo mismo? Al escuchar sus puntos de vista optimistas y sus historias de superación de desafíos, obtendrás el coraje y la motivación para hacer lo mismo.

7. Cultiva tu espiritualidad

Es un grave error equiparar religión con espiritualidad, aunque la mayoría los usa indistintamente. Es posible ser religioso sin ser espiritual, y puedes ser espiritual sin ser religioso. La fe es un conducto que muchas personas utilizan para canalizar su energía espiritual.

Puede mejorar tu motivación cuando atiendes a tu naturaleza espiritual. Se necesita tiempo para meditar y darse cuenta de un universo que es mucho más grande que tú. La madurez espiritual te ayuda a llevar tus metas a una mejor perspectiva.

8. Recuerda retribuir

Quizás una de tus metas sea compartir tus bendiciones y retribuir a tu comunidad y tu mundo. ¿Recuerdas a las personas que te asesoraron y te dieron una mano cuando más la necesitabas? Puedes hacer lo mismo con otras personas.

Si bien brindar tus recursos es correcto y admirable, también puedes considerar compartir tiempo, habilidades y conocimientos. Ofrécete como voluntario en un comedor de beneficencia o se un tutor después de la escuela para niños en riesgo. Retribuir te da una sensación de logro y satisfacción que el dinero no puede comprar.

9. Siempre hay márgen de mejora

Es un pensamiento aleccionador darse cuenta de que nadie en el mundo ha “llegado”. No importa su posición, sus posesiones o lo que haya logrado, siempre hay margen de mejora. Eso no quiere decir que debas ser materialista y nunca estar satisfecho con lo que tienes.

Para mejorar la motivación, debes intentar aprender algo nuevo cada día. Siempre hay formas innovadoras de pensar y personas que pueden ser tu inspiración. A menudo, modificarás tu lista de objetivos con la edad, la experiencia y los conocimientos.

10. Iinvierte en experiencias en lugar de cosas

Cuando hables con la mayoría de las personas mayores, probablemente no las escucharás decir que desearían haber pasado más tiempo en la oficina. En cambio, muchos de ellos lamentarán no haber pasado más tiempo con sus seres queridos y disfrutar de lo que tenían.

Por supuesto, necesitas ingresos y seguridad financiera para el futuro, pero eso no es todo. Revisa tu lista de objetivos y ve si incluyes experiencias. Mejorarás su motivación cuando visites nuevos lugares y hagas las cosas divertidas que siempre has querido hacer.

Las experiencias preciosas con tus seres queridos nunca se te pueden quitar.

Reflexiones finales

Si deseas lograr algo, debes contar con el respaldo del “deseo”. La motivación es el incentivo que te impulsa a salirte de la norma y trabajar por lo que quieres. Alcanzar tus metas solo te alentará a desarrollar otras nuevas.

Acerca del autor

Equipo Editorial

Equipo Editorial

Equipo editorial de Vida Lúcida. Somos un equipo de trabajo comprometido con la propuesta de temas informativos y redacción basada en fuentes serias y confiables para asegurar un artículo de calidad a nuestros lectores.