Trastornos

Personas peligrosas y 9 formas en que actúan con los demás

¿Alguna vez has estado cerca de alguien e inmediatamente te has sentido incómodo? ¿Casi como si pudieran ver a través de ti? Pero luego, en minutos, la persona te ha desarmado y, a pesar de la sensación inicial de incomodidad, te involucras con ella. Poco a poco, parecen saber exactamente lo que se necesita decir o hacer para derribar el muro. Entonces, les dejas entrar, diciéndote a ti mismo que no hay nada malo. Las personas peligrosas tienen esta habilidad.

personas peligrosas

9 patrones de conducta de las personas peligrosas

Tienen talento para vincularse con personas que tienen dinero, poder o influencia. Esto lo hacen para ocultar aún más su traición. Entonces, cuando las encuentras, parecen sanas y atractivas, pero es una trampa que puede costarte la cordura o la vida.

Alinean y aislan

Las personas peligrosas se alinean con tus amigos y familiares que son tu gente. Luego comparten con sus nuevos conocidos una “preocupación” sobre ti en un esfuerzo por “ayudarte”. Esto generalmente se hace en secreto para no “lastimarte porque están preocupados por tu reacción”. En sí, lo que ha hecho con esto una persona peligrosa, es aislarte de hablar con tu gente y de obtener ayuda de alguien que no sea ellos.

Alenta y alarma

Una herramienta común es el alcohol, sin embargo, cualquier sustancia adictiva puede ser sustituida, como medicamentos recetados, videojuegos, POT o incluso dinero para gastar. Cuando estás con personas peligrosas, fomentan el comportamiento adictivo y participan en niveles insalubres. Pero si te involucras en eso sin ellos (incluso en niveles moderados), ellos declaran que eres un adicto que necesita ser arreglado.

Una mala persona enfrenta y evita

No hay un acuerdo recíproco para la confrontación. Si la persona peligrosa se enfrenta a ti, incluso si lo hace de manera incorrecta y lo mezcla con amenazas abusivas, debes tomarlo como una muestra de amor hacia ti. Pero si en cambio, tú eres el que se enfrenta a esta persona, incluso haciéndolo con calma, la persona peligrosa se apaga y no está dispuesta a recibir ninguna crítica. Luego te acusan de ser duro y sin amor.

También puedes leer:  El rasgo de personalidad que aumenta en un 50% el riesgo de desarrollar demencia

Iluminan y confunden

Las personas peligrosas tienen un sexto sentido sobre ellos. Pueden evaluar rápidamente a una persona por sus vulnerabilidades, fortalezas y debilidades. Para ganar confianza, expondrán una fracción de lo que ven, lo que hace que bajes la guardia. Una vez que se ha ganado la confianza, la persona peligrosa ataca, lo que es tan confuso e inconsistente con su comportamiento anterior. Al sentir tu incomodidad, a menudo te acusan de ser “demasiado sensible”.

Tranquila y enojada

Una persona peligrosa tiene el don de estar calmada en el exterior mientras se mantiene furiosa en el interior. No hay signos visibles de su enojo y, cuando se enfrentan, lo niegan, pero el sentimiento de su intensidad es inconfundible. Cuando dices: “Veo que estás enojado”, su inclinación natural es cuestionar tu percepción mientras piden evidencia externa. Incapaz de producir alguna, la persona peligrosa dice que estás “exagerando”.

Las personas peligrosas protegen y dañan

Cuando una persona peligrosa ve que otra persona te ha hecho llorar, se apresura a consolarte. Tiende a ser demasiado protectora y te hace comentarios amenazadores sobre dañar a la otra persona porque te lastiman, pero rara vez se enfrentan directamente a la otra persona. Pero cuando la persona peligrosa es la fuente de tus lágrimas, es fría y desdeñosa. Ella sí puede causarte daño, pero otros no pueden.

También puedes leer:  Conoce los 5 trastornos mentales más comunes que existen

Pasivas y controladoras

Otro patrón de comportamiento de las personas peligrosas, es la capacidad de saber cuándo participar en una lucha de poder y cuándo desconectarse. A diferencia de las personalidades dominantes que quieren tener el control todo el tiempo, ellas están dispuestas a ser sumisas cuando les conviene. Esto lo hacen para desarmarte aún más. Sin embargo, aún tienen mucho control, incluso cuando son pasivos y pueden llegar a ser instantáneamente dominantes cuando sienten que están perdiendo poder o influencia.

Seguras y inseguras

Las técnicas mencionadas se realizan para brindarte la falsa percepción de seguridad cuando en realidad la persona peligrosa es muy insegura. La incertidumbre a menudo hace que sientas que no puedes confiar en ti mismo o, peor aún, que te estás volviendo loco. No lo estás. Incluso cuando no puedes señalar un elemento específico como preocupante, solo la sensación de que algo no está bien es suficiente.

Lo más probable mientras estás en medio de un encuentro con una persona peligrosa, es que te sientas abusado, pero no tendrás ninguna evidencia del abuso. Este es un fuerte indicador de que necesitas alejarte de ellos lo antes posible. Las personas peligrosas no pueden ser “reparadas” por otra persona. Solo pueden arreglarse si y cuando ellos mismos ven el daño que causan a los demás. Pero esto es algo extremadamente raro. Cualquier cambio debe ser probado por un profesional.

Personas peligrosas y 9 formas en que actúan con los demás
5 (100%) 2 votos

Deja tu comentario

avatar
  Subscribirse  
Notificar