Psicología

Qué es la crisis de Identidad y cómo saber si la padeces

Atravesar una crisis de identidad te haría preguntarte a ti mismo(a) quién eres, qué sentido tiene que estés en este vivo, cuál es tu función en el mundo.

Una mujer que sufre crisis de identidad

¿Qué es una Crisis de Identidad?

Partiendo del significado de identidad como aquello que define a un individuo o al conjunto de elementos que le integran y por el cual se diferencia de los otros, una crisis se produce en la manera en que la persona no tiene una idea clara de aquellas características que le convierten en un ser único en el mundo.

La identidad se va formando progresivamente y es influenciada por factores psicológicos, culturales y sociales.

A nivel psicológico, apoya su construcción en la autoconcepción que cada persona tenga de sí misma(o), así como en los rasgos característicos de su personalidad como el temperamento, el carácter y las actitudes, y en lo cultural, el individuo va adquiriendo de su entorno los valores, códigos éticos y creencias.

Durante una crisis de identidad, la persona pierde por un período de tiempo, que puede prolongarse varias semanas, esa seguridad que te puede conceder el autoconocimiento. Es similar a que un soldado se hallara de golpe sin las herramientas que le servían para defenderse en batalla.

Se trata de un desconocimiento de sí mismo(a), de aquello que le define como persona y que es su punto de referencia para desenvolverse en la vida.

También puedes leer:  Cómo descargar las emociones sin dañar a los demás

¿Cómo saber si padeces una crisis de identidad?

La persona que padece una crisis de identidad sentirá que se perdió en algún momento del camino y que ahora no conoce a ciencia cierta quién es. Comenzará a experimentar una sensación de vacío intensa así como de desconcierto.

Por lo general, te sentirás muy solo y abandonado, te asaltarán las dudas sobre todos los aspectos relacionados contigo mismo(a), tu forma de ser y la finalidad de tu existencia.

Además de la sensación de desconcierto y pérdida de ti mismo(a), pueden aparecer otros síntomas como la ansiedad, inseguridad, desequilibrio emocional, sensación de fatiga y cansancio general que te pueden dificultar hasta las tareas más sencillas.

En conclusión, si en algún momento de tu vida llegaras a sentir que definitivamente te desconoces y no logras hallar ese plano del que te apoyabas para desenvolverte, te sientes perdido, desorientado, ansioso, débil a nivel corporal y te consideras incapaz para tomar una decisión por más pequeña que sea, en vista de que no sabes lo que quieres ni hacia dónde te diriges, estás en medio de una crisis de identidad.

Causas de la Crisis de Identidad

Una crisis de identidad es detonada por diversos elementos relacionados con cambios que experimenta el individuo en su entorno inmediato o a nivel personal.

También puedes leer:  Comprueba con este test si realmente sabes disfrutar de la vida

La trascendencia de estos cambios para el individuo le pueden desenfocar, por así decirlo, y transformar de tal manera su mundo que le conducen a sentirse perdido.

Un ejemplo de ello se puede ilustrar en la etapa de la pubertad, que es la transición entre la infancia y la adolescencia, período durante el cual las exigencias del entorno obligan al individuo a exhibir comportamientos más maduros con respecto a los que él estaba acostumbrado. Aquella persona que no posea las herramientas para superar estos cambios, puede llegar a padecer una crisis de identidad.

La edad, la madurez y ciertas situaciones imprevistas (como fallecimientos, separaciones, cambios de estatus o nuevas exigencias del entorno) pueden ocasionar que una persona desarrolle una crisis de identidad y como consecuencia sienta que de repente se desconoce y no tiene la mínima idea de cómo actuar ante determinada situación pues dentro de tantos cambios las antiguas formulas empleadas ya no funcionan.

5/5 (1 Review)