Degeneración macular Salud

Síntomas de la degeneración macular y cómo diagnosticarla

La degeneración macular es una patología del globo ocular, que consiste en la afectación de un área de la retina que se conoce como mácula. La retina es la estructura encargada de convertir los haces de luz provenientes de una imagen en impulsos eléctricos, que son enviados como señales nerviosas a áreas del cerebro para su interpretación y reconocimiento.

los síntomas de la degeneración macular

La mácula se localiza en la parte posterior de la retina con una extensión de aproximadamente 5 mm de diámetro, con un área central que se conoce como fóvea, que presenta características histológicas especiales que la diferencian de otras áreas de la retina.

Dentro de estas características de la fóvea destacan: su menor grosor, la presencia de conos en un elevado número y la ausencia de bastones, lo que permite una visión más fina y detallada de las imágenes.

La degeneración macular, consiste en una degeneración de la retina en el área macular, que como se mencionó corresponde con el sector de mayor agudeza visual, por lo cual se deteriora la visión central, mas no la periférica.

La degeneración macular afecta generalmente a personas de más de cincuenta años de edad, viéndose incrementada enormemente en aquellos individuos con hábitos tabáquicos que consumen más de una cajetilla al día. 

Síntomas de la degeneración macular

  1. Visión central borrosa, aún con el uso de anteojos para las personas que lo requieran.
  2. Dificultad para leer y reconocer rostros.
  3. Requerimiento de mayor iluminación.
  4. Reducción de la visión nocturna.
  5. Mayor sensibilidad al deslumbramiento.
  6. Escasa sensibilidad al color.

La degeneración macular no produce síntomas dolorosos. En algunos casos, la degeneración macular avanza tan lentamente que las personas no alcanzan a determinar cambio alguno en su visión, pero en otros individuos, la enfermedad progresa más rápidamente y puede llegar a causar una pérdida de la visión bilateral, pudiendo incluso ser declarados ciegos legalmente, a pesar de conservar parcialmente la visión periférica.

También puedes leer:  Fácil receta de barras de granola con almendras, higos y dátiles

Causas de la degeneración macular

La degeneración macular es una enfermedad multifactorial en la que están involucrados la genética, la dieta, el estilo de vida y el medio ambiente. Por lo que, al momento de evaluar estos pacientes debe realizarse una historia clínica personal y familiar detallada.

¿Cómo diagnosticar la degeneración macular?

El diagnóstico precoz es obviamente esencial para que las medidas a tomar surtan los mejores resultados posibles. Por consiguiente, los médicos de atención primaria que sospechen de una degeneración macular deberían remitir directamente a sus pacientes a un oftalmólogo.

cómo se ve la degeneración macular

La degeneración macular se detecta mediante el interrogatorio y examen físico completo ocular que puede requerir pruebas, como:

  • Agudeza visual, para detectar afectación de la visión central.
  • Examen con dilatación pupilar, que permite realizar visión directa de la retina y del disco óptico por parte del oftalmólogo, para ver si hay señales de degeneración o alguna otra alteración ocular, como la presencia en la zona macular de drusas (depósitos amarillos de residuos celulares), cambios en el epitelio pigmentario de la retina, hemorragia, líquido sub o intrarretiniano, exudados, etc.
  • Rejilla de Amsler, es un test sencillo que utilizan los oftalmólogos para evaluar la visión e identificar esta patología. Consiste en una imagen compuesta por un enrejado de líneas rectas idénticas y paralelas que tiene un punto en el medio. Este test consiste en mirar la rejilla aproximadamente a 40 centímetros de distancia y fijar la mirada en el punto central, tapando alternativamente cada ojo sin ejercer presión. La persona con degeneración macular no ve las líneas rectas sino onduladas o deformadas e incluso algunas faltantes, y el punto central se ve como una mancha en mitad del recuadro.
  • Tonometría, mediante la cual a través de un dispositivo se permite medir la presión dentro del ojo.
  • Podrían ser requeridos estudios de imagen, como angiografías o tomografías para precisar diagnósticos diferenciales.
También puedes leer:  Tratamientos naturales para la fiebre del heno

La degeneración macular puede evolucionar desde formas leves a severas, por lo cual, es conveniente buscar la evaluación especializada de manera oportuna, que permita orientar al paciente en función de sus características particulares, vigilancia y prevención de factores de riesgo que pueden influir en el desarrollo de las afecciones en la mácula, como la hipertensión arterial, diabetes, tabaquismo, hipercolesterolemia, entre otros.

Referencias

  1. Ambati J, Ambati BK, Yoo SH. (2003) Age-related macular degeneration: Etiology, pathogenesis, and therapeutic strategies. SurvOphthalmol. 48:257-93.
  2. García-Layana A, Arias L, Figueroa M, et al. (S/F) Guía clínica de Expertos sobre el Manejo de la Degeneración Macular Asociada a la Edad exudativa. Disponible: http://www.oftared.com/docs/adb6b2.pdf.
  3. Klein R, Tomany SC, Moss SE. (2002) Ten-year incidence of age-related maculopathy and smoking and drinking: The Beaver Dam Eye Study. Am J Epidemiol. 156:589-98.
  4. National Eye Institute. (2018). Facts About Age-Related Macular Degeneration. NIH – NEI, EE.UU. Extraído de: nei.nih.gov/health/maculardegen/armd_facts.
  5. Verdaguer J. (2010). Degeneración macular relacionada a la edad. RevMed Clin Condes. 21(6) 949-955
5/5 (1 Review)