Vitaminas y minerales – ¿Cómo y cuando consumirlos si tienes diabetes?

La diabetes es una enfermedad astuta y extremadamente peligrosa que requiere un tratamiento adecuado y un control constante de la salud de la persona enferma. La amenaza puede ser no solo los pecados dietéticos y el incumplimiento de las reglas de tomar medicamentos recetados por un médico, sino también buscar suplementos dietéticos con vitaminas y minerales, cuyo exceso en el cuerpo puede ser particularmente dañino para los diabéticos.

Vitaminas y minerales para personas que tienen diabetes

Cada vez más, hablan y escriben sobre los efectos secundarios de los suplementos de vitaminas y minerales. Desafortunadamente, el uso mal considerado de los suplementos y su combinación con tratamientos farmacéuticos es un problema global que causa una serie de problemas de salud. En particular, la suplementación con vitaminas puede resultar muy perjudicial para los diabéticos, ya que causa no solo problemas de salud desagradables, sino que también puede afectar la efectividad del tratamiento.

¿Cuándo complementar las vitaminas y minerales en personas diabéticas?

La decisión sobre la necesidad de suplementos de vitaminas y minerales siempre debe tomarse en consulta con un médico que, después de examinar nuestra salud y realizar las pruebas de laboratorio necesarias, determinará si tenemos deficiencias nutricionales y cómo deben complementarse.

En la mayoría de los casos, una dieta adecuadamente compuesta es suficiente, lo cual es extremadamente importante cuando se trata la diabetes. Una dieta para diabéticos no solo ayuda a prevenir disminuciones repentinas o saltos en los niveles de glucosa en la sangre, sino que también mejora la salud general de la persona enferma, proporcionándole la cantidad óptima de nutrientes.

Debe recordarse que, en el caso de la diabetes y cualquier otra enfermedad crónica, tomar suplementos dietéticos que no necesitan ser evaluados para determinar su efectividad y composición es potencialmente peligroso, sin embargo, vale la pena señalar que también es peligrosa la desinformación y la falta de trato funcional por parte de algunos profesionales de la salud, que no ven el panorama completo que involucra la mejoría del paciente, como son, además del tratamiento médico, la ejercitación, el cambio de malos hábitos, la buena alimentación (sabiendo qué comer y cómo) y el bienestar emocional del paciente.

Suplementos dietéticos y sus peligros sin supervisión

Tanto la diabetes tipo 1 como la  diabetes tipo 2 requieren supervisión médica constante y un dietista. Con un tratamiento adecuado y una dieta compuesta adecuadamente, no es necesaria la suplementación con vitaminas y minerales.

Usar este tipo de producto por nuestra cuenta puede provocar sobredosis de vitaminas y minerales, y también afectar la aparición de diversas dolencias, por ejemplo, de los sistemas nervioso y digestivo. En particular, es peligroso usar vitaminas liposolubles, es decir, vitaminas A, D, E y K, que se acumulan en el cuerpo y se vuelven tóxicas en exceso.

Una seria amenaza en el caso de los diabéticos es la creencia de que los suplementos funcionan en igualdad de condiciones con los medicamentos. De hecho, solo sirven para complementar la dieta con nutrientes básicos y no tienen efecto curativo. La suplementación no curará la diabetes y no puede ser un sustituto de los medicamentos recetados y una dieta equilibrada, seleccionada individualmente.

No uses suplementos y vitaminas por cuenta propia

En resumen, para una buena salud, es mejor evitar el uso de suplementos dietéticos por cuenta propia, no solo cuando se tiene  diabetes.

Este tipo de preparaciones nos parecen completamente seguras, sin embargo, cuando se usan en exceso o se combinan con medicamentos, pueden causar serias alteraciones en el funcionamiento del cuerpo y contribuir al deterioro de la salud de la persona enferma.

Los médicos alarman que tendemos a exagerar al tomar varias preparaciones con vitaminas y minerales, lo que causa problemas de salud y afecta el abandono de una dieta saludable. En el caso de las personas con diabetes, no puede haber autotratamiento ni desviaciones de la terapia prescrita por el médico.

Se puede vivir una vida normal con diabetes, pero es necesario modificar muchos malos hábitos, saber escuchar y seguir el tratamiento, y por sobre todo, llevar una vida activa y cuidar nuestra alimentación.

Acerca del autor

Equipo Editorial

Equipo Editorial

Equipo editorial de Vida Lúcida. Somos un equipo de trabajo comprometido con la propuesta de temas informativos y redacción basada en fuentes serias y confiables para asegurar un artículo de calidad a nuestros lectores.