Alimentación sana Cocina Recetas

Pan para desayuno de zanahoria y coco sin harinas refinadas ni lácteos

Pan de zanahoria

Esta es una receta excelente de un desayuno para personas intolerantes a la harina refinada de trigo y a los lácteos. Recientemente, hay mucha información acerca de los padecimientos que causan las intolerancias y alergias a los alimentos, entre los que se encuentran las harinas refinadas (el gluten que contiene el trigo) y los productos derivados de la leche.

Enfermedades del intestino y de las articulaciones crónicas, son algunos de los problemas desarrollados por personas que son susceptibles a estos alimentos. Pero ya no sólo son algunas personas, cada vez son más los que desarrollan intolerancias a los alimentos ya que las enfermedades están en alza. Se ha demostrado que el gluten y la leche de vaca pasteurizada son dañinos para la salud.

Pan de zanahoria y coco

Ingredientes

  • 3/4 taza de harina de almendras
  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio
  • 1/2 cucharadita de canela en polvo
  • 2 huevos orgánicos
  • 1/2 cucharadita de extracto de vainilla
  • 4 cucharadas de aceite de coco
  • 1/2 taza puré de banana (2 bananas muy maduras medianas)
  • 1/2 taza de dátiles, sin hueso y picadas
  • 1/2 taza de zanahorias , toscamente ralladas
  • 1/4 taza de coco desecado
  • 1/4 taza de Pistachos o avellanas, picadas
  • 1/4 taza de arándanos

Instrucciones

  1. Calienta el horno a 180C/375F. Engrasa el molde.
  2. En un tazón grande, combina la harina de almendra, bicarbonato y la canela. Reserva.
  3. En otro tazón, bate los huevos. Agregar la vainilla, el aceite de coco y puré de banana. Combina los ingredientes secos y húmedos. Agregar los dátiles, las zanahorias, coco, arándanos y nueces picadas. Separa los grandes trozos de dátiles si se mantienen pegados.
  4. Transfiere la masa al molde. Hornea por 40 minutos o hasta que el probador salga limpio.
No dejes de leer:
Cómo hacer malvaviscos de manera saludable

Opcional: unta crema de coco sobre el pan. Puedes hacerla tú mismo naturalmente endulzándola con un edulcorante natural como miel de abejas o miel de agave, stevia, azúcar de coco, etc.

Redacción: equipo de Vida Lúcida