Consejos Salud

Causas del dolor de talón y como aliviarlo naturalmente

El dolor de talón es una de las molestias que más incomodidad causa a un grupo cada vez más numeroso de personas, sobre todo cuando este dolor es incapacitante,  generando dificultad para la marcha, ocasionando incluso aparición de frustración  y depresión en los casos mas graves.

Las causas del dolor de talón

El dolor en el talón generalmente se asocia a trastornos de la biomecánica (forma inadecuada de caminar) que afecta directamente al hueso del talón y  las estructuras de sostén asociadas a este, (tendones) por aumento de tensión, lo que se traduce en inflamación y dolor.

Cuando se realizan largas caminatas o se emplea calzado incomodo, puede existir una herida en la region plantar, lo cual puede además generar dolor.

Causas del dolor de talón

Este dolor es la expresión directa de la afección del hueso del talón y de los tendones que se fijan a él, por ser este hueso el de mayor tamaño en el pie, es el principal soporte óseo del mismo,  y su afección puede deberse a causas mecánicas o causas externas, secundario a enfermedades sistémicas, que afectan el sistema músculo esquelético; que detallaremos a continuación:

1. Causas biomecánicas

Esto involucra desde cambios en la forma del pie, relacionada directamente con la marcha, que en la mayoría de los casos son de origen congénito o producto de deformidades en las extremidades adquiridas a lo largo de la vida, como pie plano, varismo o valgismo, que afecta la estabilidad mecánica de las extremidades inferiores, ocasionando una inflamación constante de la región plantar.  

2. Fascitis plantar

La fascitis plantar es una inflamación de la fascia del pie (banda fibrosa que sostiene y mantiene el arco plantar) generalmente por traumatismos repetidos, permanecer de pie por períodos prolongados, espolones, sobrepeso o actividad física prolongada, esta es una de las causas mas frecuentes de dolor en el talón que empeora en la mañana al iniciar el caminar.

3. Espolón Calcáneo

Esta es una especie de neocalcificación que se forma en el hueso del talón, como un mecanismo compensatorio por soportar sobrepeso y la presión en la región plantar.

También puedes leer:  El cacao puede reducir el envejecimiento cerebral

Es frecuente en personas mayores de 40 años con obesidad y que emplean calzado iadecuado, con deformidades en los pies congénitas o adquiridas, se asocia directamente a la aparición de fascitis plantar.

4. Bursitis del talón

La bursa retrocalcánea es un tejido de sostén en forma de pequeña bolsa que se localiza entre el hueso del talón y el tendón de aquiles, cuando esta se inflama, se genera un dolor localizado en la parte posterior del talón, que se exacerba con los movimientos del pie.

Puede aparecer en deportistas por lesiones traumaticas en la zona.

5. Traumatismos en el talón

Cualquier lesión traumática en la región plantar puede generar dolor en el talón, ya sea por un golpe directo, mal movimiento de caída tras un salto, sin embargo, es muy probable que se produzca una herida en la zona.

6. Artritis

Nuestros pies brindan soporte y absorción de impactos para nuestro peso corporal durante toda la vida. Pero con el tiempo, y dependiendo de muchos factores, como los niveles de actividad y el peso, esta presión puede causar desgaste por artritis, por ejemplo, en casos de enfermedades como la osteoartritis y afecciones inflamatorias como la espondilitis anquilosante.

Cómo aliviar el dolor de talón naturalmente

Gran parte de los dolores en el talón, ya sea dolor en la parte posterior del talón o dolor que se irradia en la parte inferior del pie, necesitan un enfoque integral y en varias etapas para tratarlo adecuadamente.

Inicialmente, se recomienda reposo, junto con los medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINES) de venta libre, como el ibuprofeno. Después de este período inicial de descanso, es importante tomar medidas activas para reducir el dolor, fortalecer el pie en general y evitar daños mayores.

Aliviar el dolor en el talón puede hacerse a través de algunas medidas naturales o tradicionales, que incluyen:

  • Remedios caseros que pueden ayudar a reducir la inflamación.
  • Ejercicios para el talón.
  • Medicamentos recetados por un especialista.
  • Terapia junto a un fisioterapeuta para rehabilitar el pie.
  • Procedimientos intervencionistas, como ablación por radiofrecuencia o inyecciones.
  • Cirugía para casos severos.
También puedes leer:  5 tipos de cáncer más comunes en la mujer

Soluciones naturales:

1. Frio local

Aplica una compresa fría o un trozo de hielo cubierto con una compresa en el talón, en períodos de 30-40 minutos, lo que genera un aumento del flujo sanguíneo, ayudando así a que los factores pro inflamatorios locales se puedan “barrer” logrando mejoría del dolor en los talones.

2. Tintura de árnica

Esta sustancia se emplea tradicionalmente para ayudar en procesos inflamatorios agudos y crónicos, por sus beneficios antinflamatorios. En la mayoría de los casos se aplica con compresas tibias.

3. Adoptando una alimentación balanceada

Evitar el consumo de alimentos que puedan aumentar los niveles de ácido úrico en las articulaciones, especialmente en pacientes con enfermedad de artritis gotosa aguda, de esta manera se reducen las crisis dolorosas

5. Masaje con pelota de tenis

Coloca el talón en el suelo y una pelota de tenis debajo del arco del pie. Poco a poco lleva tu peso hacia adelante sobre la pelota de tenis. Mantén por 30 segundos. Intenta evitar que tus dedos agarren la pelota y muévela hacia el talón. La idea es mover nuestro pie sobre la pelota para que la misma acción del movimiento pueda masajear nuestro pie.

6. Remojar los pies en sales Epsom

Puedes usar las sales de Epsom o sales de árnica en alta concentración para preparar un baño tibio con el que puedes remojar tus pies, este remedio casero es muy efectivo para aliviar los dolores en el talón.

Otras recomendaciones

Incluyen evitar el sobrepeso, usar calzado cómodo tomando en cuenta las características del pie de cada persona, se recomiendan los zapatos y plantillas de apoyo y amortiguación, evitar permanecer de pie de manera prolongada, logrando así mejoría del dolor de talón.

5/5 (2 Reviews)