Bulimia Salud

Cómo diferenciar la bulimia de lo que no lo es

Uno de los trastornos alimenticios y psicológicos más peligrosos es, sin duda, la bulimia. Esta es a menudo confundida con la anorexia, sin embargo, a pesar de que muchos pacientes pueden tener ambos trastornos, es importante diferenciarlos.

Una mujer joven que padece bulimia

¿Qué es la bulimia?

Como ya se mencionó, la bulimia es un trastorno alimenticio y psicológico. Este consiste en la ingesta abundante de, por lo general, comida chatarra en un período de tiempo corto. Las personas bulímicas comen sin control y no pueden detenerse. También existe lo que se denomina bulimia nerviosa.

No obstante, una vez quedan completamente llenos, comienzan a sentir culpabilidad, vergüenza y otras emociones negativas. Esto les lleva a adoptar conductas compensatorias para evitar ganar grasa y subir de peso. Por ello, recurren a laxantes, enemas, se inducen el vómito o realizan actividad física extenuante.

Todo esto, con el fin de quemar la grasa y las calorías que pudieran obtener tras el atracón de comida. Asimismo, es habitual que después de estos atracones, las personas con bulimia ayunen, coman menos, fumen cigarrillo y tengan otras conductas poco saludables para poder perder peso.

¿Qué es la anorexia?

La anorexia nerviosa, por su parte, consiste también en un trastorno alimenticio y psicológico, sin embargo, se manifiesta de una forma distinta. En este caso, las personas con anorexia sienten un verdadero temor por engordar, por lo cual, muchas veces, dejan de comer.

También puedes leer:  Métodos efectivos para superar la ansiedad

En la anorexia nerviosa, las personas en lugar de comer y vomitar, comen muy poco o nada por temor a subir de peso. Es por ello que resulta tan peligrosa, ya que los pacientes con anorexia pueden caer en la desnutrición sin darse cuenta de la gravedad de su condición.

¿Qué es el trastorno por atracón?

Por otra parte, también existe otro trastorno, el cual quizá es un poco menos conocido, pero igualmente es importante conocerlo para diferenciarlo de la bulimia. Al igual que en las personas bulímicas, los pacientes con trastorno por atracón tienden a ingieren grandes cantidades de comida en poco tiempo.

Tras la ingesta de los alimentos, se da un sentimiento de culpa, no obstante, no se tratan de aplicar las conductas compensatorias que en la bulimia sí. Por lo tanto, las personas con este trastorno sólo tienen el atracón, se sienten culpables, pero no buscan purgarse para no subir de peso.

¿Cómo diferenciar la bulimia de lo que no lo es?

Por lo tanto, para diferenciar la bulimia de lo que no lo es, es importante tener en cuenta sus principales características:

  • Ingesta descontrolada de comida chatarra en un lapso corto de tiempo.
  • Sentimientos de culpa, vergüenza y arrepentimiento.
  • Temor a subir de peso y acumular grasa.
  • Adopción de conductas compensatorias para evitar subir de peso (laxantes, vómito inducido, enemas, diuréticos, ejercicio físico de alta intensidad…)
También puedes leer:  10 formas sencillas de incluir súper alimentos en tu dieta

La bulimia es un trastorno bastante peligroso y puede tener muchas consecuencias negativas en las personas que lo padecen. Debido a las conductas y comportamientos no saludables que los bulímicos adoptan, se pueden presentar las siguientes complicaciones:

  • Deshidratación.
  • Disfonía.
  • Erosiones en el esófago.
  • Rotura esofágica o gástrica.
  • Problemas en la boca como heridas de la mucosa bucal, caries, gingivitis, infección en las glándulas salivales.
  • Arritmia cardíaca.
  • Piel seca y pérdida del cabello.
  • Debilidad en las piernas, mareos y desmayos frecuentes.
  • Bajos niveles de potasio.
  • Esterilidad, amenorrea o alteraciones en la menstruación.
  • Aspiración del contenido gástrico.

Por lo tanto, es de vital importancia que las personas con este trastorno reciban tratamiento lo más pronto posible. Sin embargo, en muchos casos es difícil percatarse de que alguien tiene este problema, por lo cual el tratamiento suele iniciarse tarde. Cuanto más pronto se trate el problema, mejor es el pronóstico para el paciente.

0/5 (0 Reviews)