Desayunos saludables de 300 calorías para bajar de peso

Prepara estos desayunos saludables para bajar de peso mediante una comida rápida y abundante con solo 300 calorías o menos. Estas recetas nutritivas de desayuno diseñadas por dietistas saciarán tu hambre, le darán un sabor increíble a tus desayunos y te ayudarán a cumplir con los objetivos nutricionales para el día de una sola vez.

Desayunos saludables para bajar de peso

Desayunos saludables de 300 calorías

La comida más importante del día también es la que se omite con mayor frecuencia, como es el desayuno, el cual se suele sustituir incluso por comida chatarra. Pero, ¿sabías que comer un desayuno saludable y bien equilibrado ayuda a mantener los niveles de energía durante todo el día, acelera tu metabolismo y minimiza la probabilidad de tener antojos durante el día?

De hecho, comer dentro de las dos horas posteriores al despertar puede afectar la forma en que metabolizas la glucosa todo el día.

Solo obtendrás los beneficios del desayuno si comes los alimentos correctos, es decir, la combinación correcta de proteínas, carbohidratos y grasas saludables. Así que disfruta sabiamente de tu comida temprana y opta por un comienzo delicioso y abundante para tu día que también registre menos de 300 calorías con estas 15 comidas.

1. Tostada de aguacate con huevo

La tostada de aguacate está de moda en este momento, por una buena razón. Esta comida simple y fácil de preparar tiene una dosis saludable de grasa, lo que significa que te sentirás lleno mientras comes menos, y además de esto, la grasa que contiene el aguacate es una grasa saludable y recomendada.

Para hacer este desayuno rápido y saludable para bajar de peso, toma una rebanada de tu pan favorito (panes integrales y lleno de granos, mejor), ponlos a tostar. Machaca de ¼ a ½ aguacate en todo el pan y sazona con sal y pimienta. Cúbrelo con un huevo frito y un par de chorros de salsa picante, si lo deseas.

Este es uno de los desayunos saludables más prácticos y fáciles de preparar, y cuando es bien combinado puede ser de gran ayuda para adelgazar.

2 Yogur griego y miel

Cuando salgas corriendo por la puerta porque olvidaste poner la alarma y no tienes tiempo para cocinar, siempre es bueno tener a la mano unos cuantos yogures griegos para el desayuno. Omite las opciones con frutas y azúcar agregadas, y simplemente compra la versión de yogur natural. Poder agregar tu propio edulcorante significa que controlas cuánto y realmente no necesita exagerar.

Una pizca de miel y algunas bayas frescas ayudan a que esta fuente de proteínas tenga un sabor extra delicioso. Le puedes agregar algunas moras o frutos del bosque a tu elección.

3. El clásico batido verde

El desayuno no tiene que ser una comida complicada. De hecho, puede ser tan simple como un batido verde o un yogur natural con frutas. Sigue las tendencias hacia las verduras para limitar el consumo de azúcar y dale un giro a un delicioso batido verde. Las opciones son infinitas cuando se trata de variaciones. Y lo mejor de todo, es totalmente portátil, ya que puedes disfrutarlo cuando y donde lo desees.

Para hacer un batido verde para bajar de peso, comienza con una base líquida, como leche de almendras, leche de coco o agua de coco. Agregue un gran puñado de verduras. La espinaca, la col rizada, la col rizada y la acelga son buenas opciones. Elija una fruta congelada para obtener dulzura natural, como media banana, fresas, manzanas, peras, duraznos o bayas. Luego, agregue algunos extras: aguacate, semillas de chía, semillas de lino, canela, jengibre, colágeno en polvo o polvo verde. Cubra con hielo, mezcle y disfrute.

4. Omelete de espinacas y parmesano

Esta es otra opción para tus desayunos saludables y que son una comida muy completa.

  1. En una sartén mediana cubierta con spray antiadherente para cocinar, saltea 1 taza de espinacas picadas y 1 cucharada de cebolleta picada durante 1 minuto.
  2. Bate 2 huevos con una pizca de tabasco; agrégalos a la sartén.
  3. Cocina hasta que el huevo esté bien cocido, aproximadamente 2 minutos.
  4. Voltea y agrega 2 cucharaditas de queso parmesano rallado; cocínalo de 15 a 30 segundos.
  5. Sirve con 1 rebanada de pan de avena tostada y 1/2 taza de uvas.

5. Panqueques de plátano y huevo

Los panqueques no siempre tienen que ser pilas gigantes de bombas de calorías, empapadas en montones de mantequilla y jarabe de maíz con alto contenido de fructosa. De hecho, esta versión más saludable de dos ingredientes no contiene gluten y no podría ser más fácil de hacer.

Cúbrelos con una pizca de conservas de frutas totalmente naturales o una cucharada de mantequilla de almendras.

Para elaborarlo machaca un plátano en un tazón y bate dos huevos. Vierte la masa en una sartén ligeramente engrasada y cocina como lo harías con los panqueques normales.

6. Budín de chía y coco

Las semillas de chía se han convertido en las favoritas del mundo de la dieta saludable porque están llenas de fibra, omega-3, proteínas y calcio. Eso las convierte en el complemento perfecto para un desayuno equilibrado. Aunque la textura tarda un poco en acostumbrarse, una vez que les des la oportunidad, seguramente cambiarán tu rutina normal.

Para hacerlo, mezcla una lata de leche de coco con ⅓ taza de semillas de chía, 1 cucharada de vainilla y miel al gusto. Cubre la bebida con bayas frescas o congeladas, y podrás tener una bebida incluso si viajas.

7. Desayuno de quinoa para bajar de peso

Cuando te hartas de los huevos y la avena, cámbialo un poco con otro grano potente que tenga un sabor fantástico cubierto con chispas de chocolate negro. Alto en proteínas y bajo en calorías, esta opción de desayuno se convertirá absolutamente en tu nueva opción. Toma un poco más de tiempo que otras opciones, pero ciertamente puede prepararse con anticipación y distribuirse durante la semana.

Para su preparación, comienza enjuagando las semillas de quinua en un colador. Combina 1 taza de quinua cruda con 1 cucharadita de sal marina y 2 ½ tazas de agua, posteriormente hierbe sin tapar. Una vez que hierva, cúbrelo y reduce el fuego a bajo, cocinando por aproximadamente 20 minutos.

Destapa y agrega 4 tazas de leche, 1 cucharadita de vainilla y 1 cucharadita de canela, y ponlo a hervir. Baja el fuego y cocina durante 30 minutos o hasta que alcance el espesor deseado. Sírvelo tibio y cubierto con chispas de chocolate.

Estas opciones para tener desayunos saludables y que ayuden a bajar de peso pueden ser una buena combinación con tu rutina de yoga, caminatas matutinas y otras actividades al aire libre.

Acerca del autor

Equipo Editorial

Equipo Editorial

Equipo editorial de Vida Lúcida. Somos un equipo de trabajo comprometido con la propuesta de temas informativos y redacción basada en fuentes serias y confiables para asegurar un artículo de calidad a nuestros lectores.

Continue in browser
To install tap Add to Home Screen
Add to Home Screen
To install tap
and choose
Add to Home Screen
Continue in browser
To install tap
and choose
Add to Home Screen
Continue in browser
Continue in browser
To install tap
and choose
Add to Home Screen