Mejora la salud pélvica siguiendo estas 6 consejos

El piso pélvico se refiere a los músculos, ligamentos, tejidos conectivos y nervios que sostienen y ayudan a que funcionen los órganos pélvicos. En las mujeres, estos órganos incluyen la vejiga, el útero, la vagina y el recto. Si sufres de mala salud pélvica, no dejes de leer a continuación las formas en que puedes tratarla y mejorarla.

cambios de vida para una mejor salud pélvica

Casi una cuarta parte de las mujeres enfrentan trastornos del suelo pélvico, pero muchas no se dan cuenta de que estas afecciones responden bien a tratamientos. Hoy en día, las nuevas terapias, medicamentos y procedimientos ofrecen esperanza a las mujeres que se han visto restringidas por el dolor, la incomodidad y la vergüenza por problemas con el piso pélvico.

Tipos de afecciones pélvicas

Las siguientes son algunas de las afecciones pélvicas más comúnes que las mujeres pueden sufrir en diferentes edades.

  • Incontinencia urinaria
  • Prolapso de órganos pélvicos (tejido de la vejiga, recto, útero o intestino que sobresale en la vagina).
  • Miomas uterinos (tumores benignos de tejidos musculares y fibrosos).
  • Sangrado uterino anormal (menorragia).
  • Endometriosis (el crecimiento de tejido uterino fuera del útero).
  • Disfunción sexual
  • Dolor pélvico
  • Cánceres ginecológicos
  • Pruebas de Papanicolaou anormales

6 formas de mejorar la salud pélvica

Aquí hay 6 componentes que pueden ayudarte a crear salud pélvica:

Sigue una dieta que equilibre las hormonas

Consume una dieta baja en carbohidratos de alto índice glucémico y adecuada en proteínas y grasas saludables. Esto ayuda a equilibrar los niveles de insulina y cortisol y mejorará tu salud hormonal en general.

Elimina los lácteos y las carnes rojas

Tanto los lácteos como las carnes rojas tienen un alto contenido de un precursor eicosanoide conocido como “ácido araquidónico” y pueden causar inflamación en individuos susceptibles. Se recomienda eliminar todos los productos lácteos producidos convencionalmente (incluso los bajos en grasa) y las carnes rojas durante al menos 3 meses.

Estos alimentos pueden ser buenos para ti, pero querrás experimentar para ver si te sientes mejor después de no consumirlos por un período de tiempo.

Toma suplementos nutricionales

Apoyar a tu cuerpo con los suplementos nutricionales adecuados puede ayudar a combatir el daño celular debido a los radicales libres, que es uno de los mecanismos subyacentes clave en las enfermedades crónicas y muchos cánceres.

Es posible que desees incluir algunos o todos los siguientes: magnesio, ácidos grasos omega-3, vitamina C, complejo B y vitaminas A y E. Además, los niveles más altos de vitamina D se asocian con un menor riesgo de trastornos del piso pélvico.

Toma probióticos

Los probióticos pueden recolonizar tu intestino con bacterias “amistosas” y pueden tanto prevenir como a tratar las infecciones del tracto genitourinario.

Prueba la acupuntura y las hierbas

La acupuntura a menudo puede aliviar el dolor pélvico. Yunnan Baiyao es una medicina tradicional china que se usa para tratar el sangrado abundante. Pueraria mirifica es una planta utilizada en la medicina tradicional tailandesa para ayudar a equilibrar las hormonas y traer tu cuerpo en armonía.

Fortalece el piso pélvico con ejercicio

El entrenamiento de los músculos del suelo pélvico es un tratamiento conservador o preventivo comprobado para el prolapso de órganos pélvicos. Investigaciones informan que esta práctica redujo la frecuencia y la gravedad de los síntomas del prolapso de órganos pélvicos.

Los ejercicios para fortalecer los músculos del suelo pélvico débil y mitigar estos efectos secundarios deben ser parte de tu rutina diaria para una mejor salud pélvica. Ejercicios tales como:

  • Ejercicios de Kegel
  • Sentadillas
  • Puente
  • Plank movedizo
  • Split en posición de mesa
  • Inclinaciones pélvicas en posición de mesa
  • Perro ave
  • Crunches de dead bug (bicho muerto)