El ñame silvestre para aliviar los síntomas de la menopausia

El ñame silvestre (Dioscorea villosa) es a menudo utilizado por mujeres menopáusicas como una alternativa natural a la terapia con estrógenos.

Tiene el potencial de tratar los síntomas de la menopausia y la artritis reumatoide. Ten en cuenta que las cremas de hormonas marcadas como “naturales” que se elaboran con ñame silvestre para frotar en la piel pueden contener progesterona, estrógeno o ácido docosahexaenoico (DHA); el ñame en sí no contiene ninguna de estas hormonas.

¿Funciona el ñame silvestre como remedio para la menopausia?

La investigación es mixta. En un estudio de 2001 realizado por el Baker Medical Research Institute en Australia, 23 mujeres menopáusicas que experimentaron sofocos, sudores nocturnos e insomnio usaron una crema de ñame frotada sobre la piel o un placebo durante 6 meses. Si bien parecía seguro, los investigadores concluyeron que la crema de ñame tenía “poco efecto sobre los síntomas de la menopausia“.

En un estudio de 2011 realizado por investigadores de la Universidad Médica de China y la Universidad I-Shou en Taiwán, 50 mujeres menopáusicas usaron un producto de ñame silvestre o un placebo durante 1 año. El grupo de mujeres que lo usó vio algunas mejoras después de 6 meses, reportando menos ansiedad, tensión y nerviosismo, así como alivio del insomnio y dolores musculares.

El ñame silvestre como alternativa a la terapia hormonal

En la década de 1990, se descubrió que los voluntarios que tomaban terapia de reemplazo hormonal como parte de un estudio financiado por Estados Unidos habían desarrollado un mayor riesgo de cáncer de mama y accidentes cerebrovasculares.

El estudio se detuvo. Inspiradas en las afirmaciones de los practicantes de la medicina alternativa en ese momento, muchas mujeres recurrieron al ñame silvestre como tratamiento para los síntomas de la menopausia. Luego se comercializó ampliamente como un remedio para tratar la menopausia sin medicamentos, el cual podría servir como un alivio para los sofocos, los sudores nocturnos y el insomnio.

Riesgos asociados con la ingesta de ñame silvestre

Los extractos de ñame silvestre no deben tomarse internamente por más tiempo de lo recomendado, ya que un estudio de 2008 de la Universidad de Queensland de Australia encontró que el uso prolongado aumenta el riesgo de daño renal.

El futuro del ñame silvestre

Si bien aún se está deliberando sobre el efecto sobre la menopausia, ha aumentado el interés en otros posibles usos del ñame silvestre. La evidencia preliminar de un estudio de probeta de 2004 en la Universidad Kyung-Hee de Corea sugirió que el ñame salvaje asiático Dioscorea tokoro puede ser prometedor contra la artritis reumatoide.

Los compuestos de esta planta parecen reducir la producción de sustancias inflamatorias en las células del tejido articular humano.

En un estudio de 2005 de la Universidad Nacional Normal de Taiwán, 24 mujeres posmenopáusicas que consumieron Dioscorea alata, todos los días durante 30 días vieron aumentos en los niveles sanguíneos de hormonas, incluido el estradiol y la globulina transportadora de hormonas sexuales.

Los científicos señalaron que estos efectos podrían reducir el riesgo de cáncer de mama y enfermedades cardiovasculares en mujeres posmenopáusicas. Sin embargo aún se siguen realizando pruebas para confirmar todos estos beneficios.

Acerca del autor

Equipo Editorial

Equipo Editorial

Equipo editorial de Vida Lúcida. Somos un equipo de trabajo comprometido con la propuesta de temas informativos y redacción basada en fuentes serias y confiables para asegurar un artículo de calidad a nuestros lectores.