Belleza Cabello

5 mascarillas que nutren tu cabello dañado y le devuelven el brilllo

Si tienes el cabello sin brillo, reseco y quebradizo, no tienes que desesperarte, recuperar su belleza solo requiere de un poco de tiempo, dedicación y algunos ingredientes naturales que aportan sus beneficios en provecho de la belleza de tu pelo, no te pierdas estas mascarillas que nutren tu cabello dañado.

Mujer realizando un tratamiento con mascarillas para el cabello dañado

Una mascarilla natural de pelo mejora grandemente la calidad y la apariencia total del cuero cabelludo y las puntas resecas del pelo. La contaminación del medio ambiente, la exposición al sol, el agua con cloro, el exceso de champú y el peinado inadecuado pueden dañar tu cabello más de lo que crees. Para restaurar el brillo y fortaleza perdidos, seguramente ya has probado muchos productos comerciales. Estos contienen productos químicos dañinos y compuestos sintéticos, que causan más daño a nuestro pelo. Esto puede solucionarse utilizando algunas mascarillas con ingredientes naturales.

Mascarillas para el cabello dañado

Para evitar tener el pelo maltratado y conseguir que nuestro pelo se vea más sano, y evitar tener que cortarlo o asistir a salones costosos, podemos usar las ventajas de algunos alimentos que pueden nutrir nuestro cabello nuevamente, y revertir su daño.

Mascarilla de miel

Puré de 1 plátano

  • 1 huevo
  • ¼ taza de Leche
  • 4 cucharadas de Miel
  • 3 cucharadas de Aceite de oliva

Procedimiento:

Toma un tazón y mezcla bien todos los ingredientes mencionados anteriormente. Asegúrate de que están bien mezclados. Aplica esta mascarilla a tu cabello. Deja actuar durante unos 15 a 30 minutos y lava con un champú muy suave. Esta máscara de pelo deja tu cabello suave y húmedo hasta su próxima ducha y funciona bien cuando se aplica dos veces por semana.

También puedes leer:  Cómo rejuvenecer con un corte de pelo y su cuidado adecuado

Mascarilla de aloe vera

  • 4 cucharadas de Aloe Vera
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 yema de huevo

Procedimiento:

Calienta el aceite por 8 segundos, luego en un recipiente  mezcla el aceite de oliva, el áloe vera y la yema de huevo, Aplícalo en tu pelo frágil y seco con un cepillo para el cabello y déjalo durante 4 a 5 horas. Aplícalo durante la noche para obtener mejores resultados. Luego lava el cabello con un  champú suave.

Mascarilla de aceite de coco y almendras

mujer con el cabello sano, con brillo y recuperado de su maltrato

Las almendras son otro gran ingrediente en lo que respecta al cuidado del cabello dañado. Si deseas lograr una experiencia de spa similar a un salón en casa, entonces esta es una mascarilla para el cabello que debes probar.

Para hacer esta mascarilla, necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 3 a 4 cucharadas de clara de huevo
  • 5 cucharadas de leche de almendras
  • 2 cucharadas de aceite de coco

Procedimiento

Mezcla bien los ingredientes y aplícalo a tu cabello. Mantenlo durante una hora y luego lávalo con agua fría.

Mascarilla capilar de aceite de jojoba

Esta es una de las más fáciles de realizar, consiste en masajear el aceite de jojoba regularmente en el cuero cabelludo para que promueve la circulación sanguínea y también agregue humedad al cabello y al cuero cabelludo. Se recomienda su aplicación regularmente una hora antes de lavarte el cabello.

También puedes leer:  Remedios para combatir el sebo en el cabello

Mascarilla de aguacate y mayonesa

Seguramente esta mascarilla para el cabello pueda sonar a una receta para preparar batidos, pero tal como el cuerpo debe ser bien alimentado, nuestro cabello también puede recibir estos ingredientes como una forma de cuidado. Dado que la mayonesa se compone de huevo y aceite, cuando se aplica al cabello, agrega humedad y evita daños adicionales en el pelo. El aguacate es rico en grasa y hace que tu cabello sea mucho más suave y liso.

Para aplicar esta máscara para el cabello, machaca medio aguacate y mézclalo con dos cucharadas de mayonesa. Aplica esto a tu cabello, especialmente en los extremos. Mantenlo durante 20 minutos y luego lávalo con un champú suave.