5 postres con calabacín totalmente deliciosos

Cuando las personas piensan en el postre, piensan en suntuosos pasteles y galletas, hundiendo sus dientes en algo habitual y deliciosamente dulce. Lo último que imaginan es el calabacín, los aspirantes a pepinos que siempre se comen por última vez en bandejas de verduras, lo cual es una pena porque son ricos en nutrientes, ricos en antioxidantes, pueden mejorar la salud del corazón y de ellos pueden resultar los más deliciosos postres. Estos son 5 postres con calabacín que no puedes perderte.

postres con calabacín

Aunque las siguientes recetas de postres con calabacín son saludables, siempre pueden tener su opción aún más saludable. Trata de utilizar ingredientes de buena calidad que sean orgánicos y si son productos de origen animal, opta por los que son de libre pastoreo, como en el caso de la mantequilla, que también puedes utilizar en ese caso su opción clarificada que es el ghee.

Con respecto a las harinas, usa también harinas de procedencia orgánica y si no toleras el trigo, están las opciones sin gluten que puedes usar libremente en estas recetas.

5 recetas de postres con calabacín completamente deliciosos

Con estas deliciosas recetas de postres con calabacín, puedes tener ambos sentidos de la alimentación. Podrías tener tus verduras, y puedes tener tu postre y comerlo también, literalmente, sin ninguna culpa. Lo mejor de todo es que tus hijos y los adultos exigentes nunca sabrán que están comiendo verduras.

Brownies de calabacín

Ingredientes:

  • 1 taza de mantequilla (puedes usar ghee o mantequilla de coco también)
  • 1 taza de azúcar de coco
  • 2 huevos grandes orgánicos a temperatura ambiente, (sustituto de huevo para opción vegana)
  • 1/2 taza de yogurt natural (yogurt de coco o anacardo como sustitutos)
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 2 ½ tazas de harina (con o sin gluten para todo uso – comprada en la tienda o ver receta)
  • 1/4 taza de cacao en polvo
  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 2 tazas de calabacín rallado

Para el glaseado:

  • 2/3 taza 72% de chispas de chocolate negro
  • 1/2 taza de mantequilla de maní o almendras natural

Direcciones:

  1. En un tazón grande, bate la mantequilla y el azúcar de coco hasta que esté suave y esponjoso.
  2. Agrega los huevos, uno a la vez, batiendo bien después de cada uno.
  3. Agrega el yogurt y la vainilla. Combina la harina, el cacao en polvo, el bicarbonato de sodio y la sal.
  4. Agrega gradualmente la mezcla de harina a la mezcla de crema. Agrega el calabacín.
  5. Vierte en una fuente de horno engrasada de 33 x 23 centímetros (13 × 9 pulgadas) aproximadamente, o puede ser otro tamaño similar cuadrado.
  6. Hornea a 180 ºC (350 °F) durante 35–40 minutos o hasta que un palillo insertado en el centro salga limpio.
  7. Para el glaseado, combina las chispas de chocolate y la mantequilla de maní en una cacerola pequeña.
  8. Revuelve a fuego lento hasta que esté suave. Extender sobre los cálidos brownies.
  9. Dejar enfriar sobre una rejilla. Cortar en cuadrados.

Pastelitos de calabacín

Ingredientes:

  • 3 huevos grandes orgánicos a temperatura ambiente
  • 1 taza de azúcar de coco
  • 1/2 taza de aceite de coco derretido
  • 1/2 taza de jugo de naranja
  • 1 cucharadita de extracto de almendras
  • 2 ½ tazas de harina (con o sin gluten para todo uso)
  • 2 cucharaditas de canela molida
  • 2 cucharaditas de polvo de hornear
  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio
  • 1 cucharadita de sal
  • 1/2 cucharadita de clavo molido
  • 1 ½ tazas de calabacín rallado

Para el glaseado:

  • 2 tazas de crema de coco (saca la crema espesa de coco que se encuentra en la parte superior de la lata)
  • 1/2 taza de almidón de tapioca
  • 1 cucharada de polvo de estevia
  • Una pizca de vainilla en polvo

Nota: Asegúrate de que el polvo de estevia tenga una dulzura 1: 1 para el azúcar de mesa, ya que el polvo puro de estevia es extremadamente dulce.

Direcciones:

  1. Precalentar el horno a 180º C (350 °F)
  2. Batir los primeros cinco ingredientes.
  3. Combina los ingredientes secos; agrega gradualmente a la mezcla el huevo y mezcla bien.
  4. Agrega el calabacín.
  5. Llena los moldes de muffins forrados de papel hasta que estén dos tercios llenos.
  6. Hornea de 20 a 25 minutos o hasta que un palillo insertado en el centro salga limpio.
  7. Enfría 10 minutos, luego retira los muffins y colócalos sobre una rejilla.

Para el glaseado:

  1. En un tazón grande, combina la crema de coco a temperatura ambiente, el polvo de vainilla y la estevia.
  2. Usa una batidora de mano para batir a velocidad media hasta que esté bien combinada.
  3. Agrega gradualmente el almidón de tapioca hasta alcanzar el grosor deseado y el glaseado sea suave.
  4. Vierte el glaseado en un recipiente o tazón hermético y refrigere hasta que esté listo para usar.

Gotas de limón y calabacín

Ingredientes:

  • 1/2 taza de mantequilla
  • 1 taza de azúcar de coco
  • 1 huevo grande orgánico a temperatura ambiente
  • 1 taza de calabacín finamente rallado
  • 1 cucharadita de ralladura de limón
  • 2 tazas de harina sin gluten para todo uso

Nota: la harina común para todo uso también funciona si el gluten no es un problema

  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio
  • 1 cucharadita de levadura sin aluminio
  • 1 cucharadita de canela molida
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1/2 taza de pasas
  • 1/2 taza de nueces picadas

Para el glaseado de limón:

  • 2 tazas de azúcar de coco
  • 4 cucharadas de harina de tapioca
  • 2 a 3 cucharadas de jugo de limón

Direcciones:

  1. En un tazón grande, bate la mantequilla y el azúcar de coco hasta que esté suave y esponjoso.
  2. Batir el huevo, el calabacín y la ralladura de limón.
  3. Combina la harina sin gluten, el bicarbonato de sodio, el polvo de hornear, la canela y la sal; agrega gradualmente a la mezcla de crema y mezcla bien.
  4. Agrega pasas y nueces.
  5. Coloca la mezcla por cucharadas a 8 centímetros de distancia en bandejas para hornear ligeramente engrasadas.
  6. Hornea a 180°C durante 8-10 minutos o hasta que estén ligeramente doradas.
  7. Retira a las rejillas para enfriar.
  8. Para el glaseado, mezcla el azúcar de coco y la harina de tapioca durante un minuto o hasta que se parezcan al azúcar en polvo.
  9. Agrega suficiente jugo de limón para crear una consistencia delgada para untar.
  10. Extiende o rocía el glaseado sobre las galletas enfriadas.

Cuadrados de calabacín y arándanos

Ingredientes:

  • 2 tazas de calabacín rallado (no empacar)
  • 1/2 taza de suero de leche (o vea la opción casera y sin lácteos más abajo) *
  • 1 cucharada de ralladura de limón
  • 3 cucharadas de jugo de limón
  • 1 taza de mantequilla
  • 2 tazas de azúcar de coco
  • 2 huevos grandes orgánicos a temperatura ambiente
  • 3 1/4 tazas + 2 cucharadas de harina (con o sin gluten para todo uso)
  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 2 tazas de arándanos frescos o congelados **

Para el glaseado:

  • 2 tazas de azúcar de coco
  • 4 cucharadas de harina de tapioca
  • 1/4 taza de suero de leche
  • 1 cucharada de ralladura de limón
  • 2 cucharaditas de jugo de limón
  • 1/8 cucharadita de sal

Direcciones:

  1. Precalentar el horno a 180°C. Engrasa un molde cuadrado para hornear de aproximadamente 25 x 25 x 2 centímetros. (puede variar un poco el tamaño).
  2. En un tazón pequeño, combina el calabacín, el suero de leche, la ralladura de limón y el jugo de limón; mezcle para combinar.
  3. En un tazón grande, bate la mantequilla y el azúcar de coco hasta que esté suave y esponjoso.
  4. Ve poniendo en la mezcla los huevos uno a la vez.
  5. En otro tazón, bate 3¼ tazas de harina, bicarbonato de sodio y sal.
  6. Agrega lentamente la mezcla de harina, agrega a la mezcla de crema, alternando con la mezcla de calabacín, y mezcla bien.
  7. Mezcla los arándanos con la harina restante e intégralos a la masa.
  8. Transfiere la masa a la sartén preparada, extendiendo uniformemente (la sartén estará llena).
  9. Hornea de 30 a 35 minutos, o hasta que el pastel esté ligeramente dorado y un palillo insertado en el centro salga limpio.
  10. Enfriar completamente en el molde sobre una rejilla de alambre.

Para el glaseado

  1. Mezcla el azúcar de coco y la harina de tapioca durante un minuto o hasta que se parezcan al azúcar en polvo.
  2. Revuelve con el resto de los ingredientes hasta que quede suave.
  3. Extiende el glaseado sobre la parte superior del pastel.
  4. Dejar reposar hasta que el glaseado esté listo y cortar en cuadrados.

* Haz tu propio suero de leche mezclando 1 cucharada de jugo de limón o vinagre en 1 taza de leche o leche sin lácteos de tu elección. Permite que repose durante 5-10 minutos o hasta que se cuaje.

** Para los arándanos congelados, no permitas que se descongelen; de lo contrario, decolorarán la masa.

Pastel de chocolate y calabacín con glaseado de coco

Ingredientes:

  • 1/2 taza de mantequilla
  • 1/2 taza de aceite de coco derretido
  • 1 ½ tazas de azúcar de coco
  • 2 huevos grandes orgánicos a temperatura ambiente
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 2½ tazas de harina (con o sin gluten)
  • 1/4 taza de cacao en polvo
  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio
  • 1/2 cucharadita de levadura en polvo
  • 1/2 cucharadita de canela molida
  • 1/2 cucharadita de clavo molido
  • 1/2 taza de suero de leche
  • 2 tazas de calabacín rallado

Para el glaseado:

  • 1 taza de coco rallado
  • 6 cucharadas de mantequilla
  • 2/3 taza de azúcar de coco
  • 1/2 taza de nueces picadas
  • 1/4 taza de leche entera, o tu alternativa favorita sin lácteos

Direcciones:

  1. En un tazón grande, bate la mantequilla, el aceite y el azúcar de coco hasta que quede suave.
  2. Agrega los huevos, uno a la vez, batiendo bien después de cada adición.
  3. Agrega la vainilla. Combina la harina sin gluten, el cacao en polvo, el bicarbonato de sodio, el polvo de hornear, la canela y el clavo; agrega gradualmente a la masa alternativamente con suero de leche, batiendo bien después de cada adición.
  4. Agregar el calabacín.
  5. Vierte la masa en una fuente de horno engrasada de 30 × 20 centímetros.
  6. Hornea a 180°C durante 45–50 minutos o hasta que un palillo insertado en el centro salga limpio.
  7. Dejar enfriar sobre una rejilla de alambre durante 10 minutos.

Para el glaseado

  1. Combina los ingredientes del glaseado en un tazón pequeño y extiéndelos sobre el pastel tibio.
  2. Asa el pastel de 10 a 15 centímetros alejado del fuego durante 2–3 minutos o hasta que la parte superior esté dorada. Enfriar por completo.

Acerca del autor

Equipo Editorial

Equipo Editorial

Equipo editorial de Vida Lúcida. Somos un equipo de trabajo comprometido con la propuesta de temas informativos y redacción basada en fuentes serias y confiables para asegurar un artículo de calidad a nuestros lectores.