¿Qué sucede después de la menopausia? Los síntomas de la posmenopausia

La posmenopausia no es algo que debas temer; de hecho, es algo que muchas mujeres esperan con ansias. La posmenopausia es la etapa después de la cual una mujer no ha tenido su período durante más de 4 años. Y se ha descubierto que cuanto más sepas sobre qué esperar durante la posmenopausia, mejor será tu experiencia.

Mujer en la etapa de la posmenopausia

Aprende qué esperar durante la posmenopausia y qué puedes hacer para facilitar la transición.

Síntomas que se pueden esperar durante la posmenopausia

Es de esperar que los síntomas de la menopausia desaparezcan por completo durante la posmenopausia. Desafortunadamente, este no es siempre el caso. Los síntomas como los cambios de humor y los sofocos aún pueden ocurrir durante la posmenopausia, pero con menos frecuencia que durante la menopausia. También puedes seguir viendo que persisten varios síntomas de la menopausia, tales como:

  • Aumento de peso;
  • sequedad vaginal;
  • urgencia urinaria;
  • olvidos momentáneos;
  • pérdida de libido;
  • fatiga.

No debe ser motivo de preocupación si los síntomas de la posmenopausia difieren de los que experimentan otras mujeres de tu edad. Dado que cada persona es única, todas las mujeres notan diferentes síntomas durante este tiempo. Sin embargo, debes estar atenta a los síntomas que podrían ser un indicio de un problema médico.

Debes comunicarte con tu médico si experimentas sangrado vaginal o manchado (después de un año completo sin menstruar), palpitaciones del corazón o cualquier otra cosa que parezca extraña.

Cuidarse durante la posmenopausia

Durante la posmenopausia, debes hablar con los médicos con la frecuencia necesaria para establecer una rutina de atención médica constante. Como resultado de los niveles más bajos de estrógeno, las mujeres posmenopáusicas corren un mayor riesgo de padecer ciertas afecciones de salud como osteoporosis, hipertensión, presión arterial alta, obesidad, ataque cardíaco y otros padecimientos, por lo que debes comenzar a pensar de manera proactiva en estas afecciones ahora antes de que surja un problema.

Los hábitos de estilo de vida saludables deben ser la máxima prioridad: el ejercicio rutinario, una dieta equilibrada, el alivio del estrés y dormir lo suficiente pueden ayudar a reducir los riesgos asociados con la posmenopausia.

Consume una dieta rica en calcio, vitamina D, ácidos grasos omega-3, frutas y verduras frescas y minimiza el consumo de alimentos procesados, grasas y aceites. La acupuntura y los masajes, en combinación con estas opciones saludables, también pueden ayudar a reducir el estrés y aliviar algunos de los síntomas de la posmenopausia.

Sin embargo, es importante darse cuenta de que estos hábitos no solo reducirán la duración y la gravedad de los síntomas, sino que también te ayudarán a vivir una vida más feliz.

Otra cosa importante para recordar es no descuidar la salud mental durante la posmenopausia. Si tienes pensamientos negativos sobre esta etapa de tu vida, recuerda que tu cuerpo está haciendo exactamente lo que fue diseñado para hacer. Después de todo, con la edad viene la sabiduría, y has superado muchos otros cambios difíciles a lo largo de los años, ¿verdad? Habla con los demás sobre tus frustraciones, tal vez incluso con alguien que esté pasando por las mismas cosas. Si sientes que puedes estar experimentando depresión posmenopáusica, habla con un médico sobre cuáles son las mejor opciones para ti.

Sobre todo, trata de ver la posmenopausia como el comienzo de una parte maravillosa de tu vida sobre la que tienes el control total. Comienza a realizar todos los sueños que dejaste pendientes.

Beneficios de la posmenopausia

Hay muchas razones para celebrar la posmenopausia. ¡Mira lo lejos que has llegado! Estos son solo algunos de los beneficios de esta etapa:

  • Una gran excusa para iniciar o incrementar hábitos saludables.
  • No más períodos, síndrome premenstrual o manchado inesperado.
  • Disfrutar del sexo sin preocuparse por la anticoncepción o planificar tu ciclo.
  • No más dolores de cabeza hormonales. Si los tuviste antes en la vida, la posmenopausia generalmente los elimina gradualmente.
  • Mayor confianza en uno mismo. Niños que están creciendo, la libertad de jubilarse y ser liberados del síndrome premenstrual… Muchos factores como este conducen a sentimientos de seguridad en uno mismo, ambición artística y más.

Es importante seguir de cerca también nuestra propia salud, que puede ser diferente a las de nuestras amigas, y sobre todo aprender a cuidar lo que comemos, aprendiendo primero qué es lo que no afecta a nuestro cuerpo a corto o largo plazo.

Acerca del autor

Equipo Editorial

Equipo Editorial

Equipo editorial de Vida Lúcida. Somos un equipo de trabajo comprometido con la propuesta de temas informativos y redacción basada en fuentes serias y confiables para asegurar un artículo de calidad a nuestros lectores.