Reducir la inflamación de la artritis con curcumina

La cúrcuma es una especia brillante de color amarillo anaranjado que es un ingrediente básico en la cocina asiática y ahora, del mundo. Su popularidad tiene que ver con la investigación que muestra que la curcumina que es el componente poderoso de la cúrcuma, tiene beneficios antiinflamatorios potenciales. Revisa las cantidades a tomar de la curcumina para ayudar a reducir la inflamación de la artritis.

Cómo usar la cúrcuma para reducir la inflamación producida por la artritis

¿Cuánta cúrcuma necesitas para reducir tus niveles de inflamación?

Esta especia tiene numerosos beneficios para la salud, pero no es una panacea. La cúrcuma es una especia de color anaranjado-amarillo que es muy utilizada en la cocina asiática. Este ingrediente lo puedes encontrar en muchos lugares, desde tés, lattes, barras de proteínas y suplementos. 

La popularidad de este ingrediente se debe a sus propiedades antiinflamatorias, las cuales se han comprobado a través de diversos estudios. ¿Pero cuánta cúrcuma deberías consumir para poder aprovechar estos beneficios? Según expertos, esto depende de algunos factores.

Varias maneras de consumir cúrcuma

Antes que nada, hay algunas formas diferentes de consumir cúrcuma. Las maneras más comunes incluyen el polvo de la raíz, extracto de cúrcuma o un suplemento de curcumina.  La curcumina, el principal componente activo que le da a la cúrcuma sus propiedades antiinflamatorias y antioxidantes, solo constituye el 3 por ciento de la cúrcuma seca. 

Los extractos de cúrcuma o la curcumina aislada que se encuentran en los suplementos dietéticos son mucho más altos en curcumina, por lo que es más probable que tengan un impacto sobre la inflamación que la especia seca.

Por lo tanto, es posible que una pizca de cúrcuma en una receta ocasional no tenga efectos antiinflamatorios duraderos, a menos que una persona también consuma suplementos de cúrcuma o curcumina con regularidad.

Dosis recomendadas de cúrcuma para reducir la inflamación

La mayoría de las investigaciones indican que tomar al menos un gramo de curcumina por día es necesario para recibir efectos antiinflamatorios medibles. La Arthritis Foundation recomienda de 400 a 600 miligramos (mg) de cápsulas de cúrcuma, tres veces al día, o de la mitad a tres gramos del polvo de raíz por día para aliviar la inflamación. 

Un estudio publicado en el Journal of Medicinal Food encontró que las personas con artritis obtuvieron beneficios al consumir un gramo de curcumina por día.

También es importante tener en cuenta que el cuerpo no absorbe muy bien la especia por sí sola. Por esto se recomienda combinar la cúrcuma con pimienta negra y una fuente de grasa como el aceite de oliva o el aguacate para poder tener una máxima absorción. (Solo asegúrate de no combinarla con algún alimento que pueda causar inflamación).  

Aunque la cantidad de cúrcuma que se usa normalmente para cocinar es segura para el consumo humano y probablemente no cause efectos secundarios, consumir cantidades extremadamente altas podría causar problemas gastrointestinales. Como malestar estomacal, náuseas, diarrea y mareos. 

Lo que podemos concluir de esta información

La principal conclusión es que si estás considerando tomar cúrcuma o cualquier otro suplemento para la inflamación, primero es importante que informes a tu médico, especialmente si tomas otros medicamentos. 

Todos ellos deben ser revisados ​​para determinar si existe alguna interacción potencial entre medicamentos que pueda representar un riesgo para la salud. Por ejemplo, si uno estuviera tomando ciertos medicamentos anticoagulantes, ingerir cúrcuma podría aumentar el riesgo de sangrado. 

Aún se necesita más investigación para determinar una dosis específica de cúrcuma o curcumina que garantice beneficios para la salud, pero no está de más añadir algunas de las especias molidas a tus recetas o hablar con tu médico sobre posibles suplementos y dosis adecuadas.

Acerca del autor

Equipo Editorial

Equipo Editorial

Equipo editorial de Vida Lúcida. Somos un equipo de trabajo comprometido con la propuesta de temas informativos y redacción basada en fuentes serias y confiables para asegurar un artículo de calidad a nuestros lectores.