Tener una hermana es beneficioso para la salud mental

Veamos el conocimiento común, antes que nada. Las hermanas a veces nos irritan, no hay duda de eso. Actúan como si estuvieran a cargo todo el tiempo y siempre tratan de salirse con la suya. En el fondo, tener una hermana es beneficioso para la salud mental; las amas ferozmente que irías a los confines de la tierra para protegerlas, pero tampoco te importaría recogerlas y arrojarlas a las profundidades del mar Mediterráneo.

hermano y hermana

Por qué tener una hermana es beneficioso para la salud mental

Bueno, aparentemente la ciencia dice que tienes un mejor desarrollo general y una salud mental más estable si has crecido con una hermana. Esto va tanto para niños como para niñas.

Las hermanas mantienen la mente y las emociones funcionando en todo momento, y dado que siempre hay una gran dosis de amor entre hermanos debajo de estos sentimientos, están temperadas para convertirse en medidas disciplinarias que les enseñen a los niños a tener un mejor control de sus emociones y estados mentales.

Las hermanas te hacen más expresivo y optimista

Un estudio realizado por la Universidad de Ulster reveló que las hermanas pueden ayudar a los niños varones a entender cómo tratar mejor a las mujeres. Las hermanas fomentan la comunicación en la familia y fortalecen los lazos entre los niños.

El estudio descubrió que la influencia tranquilizadora y vinculante de las hermanas suele ser invaluable después de eventos familiares angustiosos como la muerte de un miembro o el divorcio.

Publicado en la Sociedad Británica de Psicología, el estudio incluyó la evaluación de los participantes mediante cuestionarios de evaluación psicológica. Se descubrió que las niñas suelen aspirar a la paz y la unidad en la familia, tratando de que todos hablen más, expresen sus sentimientos y, en general, permanezcan juntas.

“Las hermanas parecen alentar una comunicación más abierta y la cohesión en las familias”, dijo Tony Cassidy, investigador principal. “Sin embargo, los hermanos parecían tener el efecto alternativo. La expresión emocional es fundamental para una buena salud psicológica y tener hermanas promueve esto en las familias”.

El estudio de UU también descubrió que las hermanas pueden ayudar a un niño a ser más ambicioso, independiente y orientado a objetivos. Por lo general, son más atentas y solidarias que los hermanos, con el objetivo de dirigir a sus hermanos hacia una vida libre de estrés, feliz y cómoda.

Mejoran tu salud mental y tu autoestima

Un estudio de 2010 publicado en el Journal of Family Psychology y realizado por la Universidad Brigham Young descubrió que el cálido apoyo de una hermana puede mejorar la salud mental y emocional de un niño.

El estudio incluyó la evaluación psicológica de 395 familias diferentes con niños y niñas. Cada familia tenía un hijo o más entre las edades de 10 y 14 años.

Se descubrió que las hermanas promueven un comportamiento social, moral y ético impresionante en los niños, generalmente teniendo una fuerte influencia de amabilidad y generosidad en sus hermanos. También señaló que no importa si la niña es la menor o la mayor de la familia.

Te puede interesar:
Fatiga parental: criar a un hijo es más agotador que trabajar

El estudio también descubrió que las hermanas ayudan a los niños a desarrollar una alta autoestima y, en general, le dan un impulso positivo a la salud mental.

Sorprendentemente, cuando observaron los conflictos entre hermanos, hubo un lado positivo. Si bien las peleas excesivas pueden tener un efecto negativo, pueden aumentar el riesgo de delincuencia a largo plazo, pequeñas cantidades de disputas realmente ayudan a los niños a aprender cómo hacer las paces y recuperarse emocionalmente.

“Lo que sabemos sugiere que las hermanas juegan un papel en la promoción de la salud mental positiva”, dijo asst. Profesor Alex Jensen, autor de la investigación.

“Y más adelante en la vida, a menudo hacen más para mantener a las familias en contacto después de la muerte de los padres. Según el periódico, la influencia de las hermanas enseña a los niños a protegerse de los estados mentales poco saludables de “sentirse solos, no amados, culpables, cohibidos y temerosos”.

Las hermanas enseñan compasión y resolución de conflictos

Los rasgos de amor y afecto que se ven en promedio en las hermanas tienden a promover comportamientos y habilidades sociales como la compasión, el altruismo y la resolución de conflictos.

El estudio descubrió que las hermanas enseñan empatía mientras que sus hermanos aprenden a cuidar. Discutir con tu hermana te enseña cómo resolver conflictos y enfrentar los problemas antes de que se intensifiquen.

Además, una persona que tiene una hermana (generalmente una más joven) está más inclinada a aprender a cuidar, proteger y guiar a su hermana, siempre con el objetivo de ayudar a navegar las duras realidades de la vida.

Los hombres que crecieron con hermanas femeninas suelen tener mejores relaciones románticas con mujeres. Han pasado sus años formativos con mujeres, por lo que están más inclinados a mantener una relación que los hombres que nunca han tenido hermanas.

Saben cómo comunicarse, relacionarse, aplacar y retirarse cuando las tensiones suben demasiado.

Las hermanas son increíbles y si tienes una, abrázala y ámala con todo tu corazón.

Los hermanos varones también tienen sus maravillas

Sin embargo, los niños no son todos problemas y dolores de cabeza. El estudio de la Universidad Brigham Young demostró que el simple hecho de ser un hermano amoroso (hermano o hermana) ayudó a promover las buenas acciones.

Esto podría ser cualquier cosa, desde ayudar a un vecino a cuidar a otros niños en la escuela.

Al final, no importa cuáles sean los géneros de nuestros hijos o hermanos, porque seamos sinceros, eso es algo que no podemos controlar.

Sin embargo, eso no significa que nos rindamos, siempre que estemos conscientes de algunas de las limitaciones potenciales de no tener una mezcla de hijos e hijas, lo más probable es que podamos compensarlo.

La moraleja de la historia es esta: tener el mayor amor posible como familia, apoya a tus hermanos y probablemente estarás bien. Ah, y recuerda, esos baches en el camino son normales, solo trata de no alejarte por un acantilado.

Acerca del autor

Equipo Editorial

Equipo Editorial

Equipo editorial de Vida Lúcida. Somos un equipo de trabajo comprometido con la propuesta de temas informativos y redacción basada en fuentes serias y confiables para asegurar un artículo de calidad a nuestros lectores.