Verbena | Conoce los beneficios de esta planta medicinal

La verbena es una planta presente en muchas partes del mundo: crece tanto en Europa como en África y Asia. Se ha utilizado como planta medicinal durante milenios. Incluso los romanos y los celtas le atribuyeron propiedades mágicas durante mucho tiempo. 

Propiedades y beneficios de la verbena

En muchos cuentos populares, la verbena se conoce como una hierba encantada. Y gracias a esto se le atribuyeron cualidades milagrosas y se creía que traía buena suerte.

Pero si volteamos a la realidad, esta es una planta casi mágica por sus numerosas cualidades y propiedades curativas que hasta el día de hoy han sido aprovechadas por la medicina natural. Pero ¿Cuáles son sus beneficios para la salud? ¿Y de qué manera se puede consumir?

La verbena es ideal para tratar los trastornos digestivos

Entre los principales beneficios para la salud de la verbena, destaca su acción beneficiosa sobre los trastornos digestivos. La verbena es muy recomendada en casos de indigestión, inflamación del estómago, flatulencias, diarreas, náuseas y dolores de estómago. 

El método más sencillo para aprovechar estas virtudes digestivas es tomar cápsulas a base de verbena disponibles en las farmacias: la dosis habitual es de una a dos cápsulas a la hora de comer, pero lee atentamente las instrucciones de uso del producto. 

También puedes preparar fácilmente una infusión vertiendo agua hirviendo sobre la verbena. Espera unos diez minutos antes de filtrar la bebida y bebe tu infusión de verbena después de las comidas.

Una solución suave contra los trastornos menstruales

La verbena tiene una acción interesante sobre la actividad hormonal. Por lo tanto, se usa comúnmente para aliviar el dolor premenstrual y tratar los períodos irregulares. Nuevamente, puedes consumir la verbena como infusión o a través de cápsulas.

Verbena para combatir el estrés y la ansiedad

Entre otros beneficios para la salud, la verbena tiene propiedades sedantes y relajantes: actúa directamente sobre el sistema nervioso central para calmarlo. Es perfecta en caso de estrés, ansiedad o depresión temporal. También puedes consumir verbena para conciliar el sueño más fácilmente.

Si quieres aprovechar los beneficios de la verbena para tratar el insomnio y los trastornos de ansiedad, se recomienda que la consumas principalmente en forma de infusión. La tintura de verbena officinalis también es muy recomendada en este tipo de casos: sigue el prospecto explicativo del producto para saber el número de gotas a utilizar.

Usa esta planta para aliviar el dolor

Gracias a sus propiedades antiinflamatorias, la verbena es muy popular para aliviar el dolor de la artritis (inflamación de las articulaciones). También es un efectivo relajante muscular. Puedes utilizarla en particular para aliviar el reumatismo, los dolores o incluso una tensión. 

Finalmente, en caso de haber sufrido un accidente cerebrovascular, esta planta también tiene un efecto beneficioso sobre los hematomas y otras contusiones. Para sacar todo el provecho de estos beneficios, la forma más sencilla de utilizarla es masajear la zona dolorida con un aceite vegetal en el que previamente hayas diluido unas gotas de aceite esencial de verbena. 

Advertencia: los aceites esenciales están muy concentrados y deben usarse con precaución. Muchos de ellos no se pueden usar durante el embarazo, la lactancia y en niños pequeños: es mejor consultar a tu médico o farmacéutico antes de usarlos.

Efectos secundarios y contraindicaciones

Se recomienda encarecidamente buscar consejo médico antes de usar verbena, tanto por vía oral como externa. ¿Por qué? Simplemente porque existen muchas contraindicaciones para el uso de esta planta. 

Es mejor no usarla en particular si padeces insuficiencia hepática, trastornos de la coagulación sanguínea, problemas de presión arterial (hipertensión o hipotensión), anemia o trastornos neurológicos. 

Además, la verbena puede tener interacciones no deseadas con muchos medicamentos, especialmente antibióticos, anticoagulantes, antiinflamatorios y antihipertensivos. También interrumpe la acción de ciertas terapias hormonales (esta planta podría alterar especialmente la acción de los estrógenos).

En cuanto a los efectos secundarios conocidos, existen principalmente riesgos de alergia: pueden manifestarse por reacciones cutáneas o, muy raramente, por shock anafiláctico. Por último, cabe señalar que los efectos de esta planta durante el embarazo y la lactancia aún no se conocen bien: es más seguro evitar esta planta durante estos períodos.

Acerca del autor

Nutrición y Vida

Nutrición y Vida

Somos un equipo de redacción orientados en temas de nutrición y estilo de vida saludable. La información que compartimos tiene solamente un propósito informativo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.