7 estiramientos que relajarán tu columna después de un día difícil

Las personas que pasan la mayor parte del día sentadas pueden experimentar una mala postura y dolor de espalda. Si eres una de estas personas, debes asegurarte de tomarte unos minutos al día y hacer algunos ejercicios que te ayudarán a relajar tu espalda y evitar que se contracture.

Estiramientos para relajar la espalda

Aquí hay 7 estiramientos que pueden ayudarte a relajar la columna después de un día difícil, en los cuales las tensiones suelen acumularse sobre la parte superior de la espalda, haciéndonos sentir pesados y contracturados.

1: Estiramiento infantil

Ponte a cuatro patas, con las muñecas, los codos y los hombros apilados. Coloca las palmas de las manos en el suelo y presiona lentamente los glúteos hacia atrás, lo más que puedas hacia los talones.

Extiende los brazos lo más adelante que puedas y deja caer la cabeza y el pecho hacia abajo. Mantén la postura durante al menos 20 segundos. Posteriormente regresa lentamente a la posición inicial.

2: Postura de la cara de vaca

Siéntate en el piso. Lleva el pie izquierdo hacia el glúteo derecho con la rodilla izquierda apuntando hacia el frente. Coloca tu pierna derecha encima de tu pierna izquierda.

Tus rodillas deben alinearse lo más cerca posible y tu cara debe estar recta hacia adelante. Tus pies deben estar a ambos lados de ti, con los dedos apuntando hacia atrás. Estire columna tanto como sea posible.

3: Apretar el omóplato

Párate con los brazos a los lados y gira las palmas hacia afuera manteniendo esta posición. Mantén los hombros hacia abajo y relajados.

Aprieta los omóplatos juntos. Tus orejas, hombros y caderas deben estar alineados. Mantén la posición durante 6 segundos y luego relájate.

4: Estiramiento de pecho a rodilla

Acuéstate boca arriba con las rodillas dobladas y los pies apoyados en el suelo. Coloca tus manos debajo de tus rodillas. Lleva lentamente las rodillas hacia el pecho y aprieta suavemente las rodillas con las manos.

Mueve las caderas del suelo para que sientas un estiramiento. Cuenta hasta 5 y luego vuelve a la posición inicial.

5: Estiramiento rotacional de la espalda baja

Acuéstate en el suelo, de espaldas, con las rodillas dobladas y los pies apoyados en el suelo. ¡Mantén los hombros firmemente en el suelo!

Gira suavemente las rodillas dobladas hacia un lado. Mantén la posición durante 10 segundos y luego vuelve a la posición inicial. Gira hacia el lado opuesto, sostén y regresa a la posición inicial.

6: Giro de espalda sentado

Siéntate en el suelo con las piernas estiradas. Dobla la rodilla izquierda y coloca el pie izquierdo sobre la pierna derecha. Pon la mano izquierda en el suelo. Dobla el codo derecho y gira hacia la izquierda.

Inhala, exhala y presiona tu brazo contra tu pierna, mirando por encima del hombro izquierdo. Mantén durante 10 segundos y luego vuelve a la posición inicial.

7: Flexión lateral

Siéntate y abre las piernas tanto como puedas. Coloca los brazos sobre el pie derecho e inclina la cabeza para que puedas tocar tu rodilla. Mantén durante 5 segundos y luego vuelve a la posición inicial.

Se debe señalar que no debes forzar tu cuerpo a realizar posturas que no te resulten cómodas o que puedan perjudicar aún más los problemas en la espalda.

Acerca del autor

Equipo Editorial

Equipo Editorial

Equipo editorial de Vida Lúcida. Somos un equipo de trabajo comprometido con la propuesta de temas informativos y redacción basada en fuentes serias y confiables para asegurar un artículo de calidad a nuestros lectores.