Ejercicio para despertarse rápidamente por la mañana

Un café suele ser la primera opción para despertarse por la mañana, sin embargo, algunos ejercicios simples pueden ser de gran ayuda para despertar de forma activa y saludable.

Ejercicio matutino saludo al sol

La mañana es el momento más productivo. Las personas que se levantan sin problemas suelen tener tiempo para desayunar, salir a correr y hacer un montón de cosas en un día. Después de todo, cuando te despiertas temprano, el día se vuelve inmediatamente muy largo.

Pero, ¿qué pasa si no eres de los que se levanta temprano y apenas puedes abrir los ojos cuando suena el despertador? Con un simple conjunto de ejercicios podrás despertar de forma real, sin aditivos y despertando también tu espíritu.

Complejo Surya Namaskar

Surya Namaskar (del sánscrito “Saludo al sol”) es uno de los complejos más famosos de hatha yoga. Es una secuencia de asanas que se relacionan dinámicamente entre sí. Cada uno de ellos se realiza por inhalación o exhalación. Un ciclo siempre termina en la posición en la que comenzó todo.

Como dice el nombre del ejercicio, al hacerlo, saludamos al sol. Y para hacer esto, por supuesto, es mejor por la mañana (idealmente antes del amanecer). Es por eso que Surya Namaskar es tan popular: puede reemplazar fácilmente los ejercicios matutinos habituales.

¿Qué nos aporta el ejercicio de saludar al sol?

  • Activación de la simpatía (Surya Namaskar ayuda perfectamente a animarse y despertarse)
  • Entrenamiento de alta calidad, estirando los músculos de todo el cuerpo.
  • Una oleada de vivacidad y energía

Hay muchas opciones para realizar el ejercicio, desde las clásicas, hasta las personalizadas, pero vamos a detenernos en dos de las más famosas.

Surya Namaskar en la tradición de Sivananda Yoga

Incluimos la siguiente imagen, y una descripción para realizar cada uno de los pasos:

  1. Posición inicial: Tadasana: de pie, con los pies juntos, el peso se distribuye uniformemente entre ellos. Recogemos las palmas en namaste frente al pecho, e intentamos bajar los hombros y estiramos la cabeza mirando hacia arriba.
  2. Inhalación: levanta las dos manos (si no hay problemas con la zona lumbar, puedes realizar una desviación suave hacia alguno de los lados).
  3. Exhala: baja las dos manos al suelo (ten cuidado, si, al realizar una inclinación, tu espalda está fuertemente encorvada, ya que podría lesionarse, lo correcto será bajar hasta una posición en que no lastimemos el cuerpo), si no se puede lograr lo que muestra la tercera imagen de arriba, doblaremos las rodillas hasta poder tocar con las manos el piso.
  4. Inhala: retrocede con el pie derecho, mirando hacia adelante.
  5. Exhala – intenta realizar la posición de la plancha (plank) pero con los brazos extendidos, e intenta empujar el área entre los omóplatos hacia arriba. Mantente en esa posición en dos respiraciones completas.
  6. Exhala: baja las rodillas, el pecho y la barbilla hacia el suelo. Las palmas permanecen cerca de los hombros. Esta posición es Ashtanga namaskarasana.
  7. Inhala: haz la transición al siguiente movimiento, estirando los brazos, llevando la cabeza hacia arriba y hundiendo el tronco hasta tocar el piso (o lo más cerca posible).
  8. Exhala – En esta posición, intenta mantener la espalda recta. Si te falta elongación, dobla las rodillas o levanta los talones del piso.
  9. Inhala: lleva el pie izquierdo hacia adelante y deja tu pierna derecha estirada.
  10. Exhala: realiza una inclinación (Uttanasana), si no puedes completarla, dobla tus rodillas hasta tocar el piso con tus manos.
  11. Inhala: levanta las dos manos (realizamos una suave desviación agradable, si no hay problemas con la zona lumbar).
  12. Exhala – volvemos a la posición inicial – Tadasana.

Está permitido utilizar Surya Namaskar como práctica matutina independiente y como calentamiento, calentamiento antes de otros ejercicios físicos o práctica de hatha yoga.

El rendimiento regular de Surya Namaskar tiene un efecto positivo en todo el cuerpo: el cuerpo se fortalece, el trabajo de los sistemas respiratorio, circulatorio, linfático, digestivo y nervioso mejora.

Por lo tanto, este es considerado uno de los mejores ejercicios para despertarse por la mañana, y sus efectos tienen alcance durante todo el día.