Prueba esta deliciosa receta de huevos Benedict Keto

El huevo con tocino es el clásico desayuno keto, sin embargo, comerlos regularmente puede volverse algo tedioso. Por eso es momento de que te des un capricho probando estos deliciosos huevos Benedict keto. Solamente toma una rebanada de pan tostado, pónle tocino y un huevo escalfado, y finalmente agrégale un poco de salsa holandesa casera.

Deliciosa receta de huevos Benedict Keto

¿Qué son los huevos Benedict?

Los huevos Benedict se elaboran tradicionalmente con estos cuatro componentes: un muffin inglés tostado, huevos escalfados, salsa holandesa y tocino canadiense. A pesar de tener estos aspectos internacionales, el plato en realidad se origina en la ciudad de Nueva York a mediados o finales del siglo XIX.

Desde entonces, han aparecido docenas de variaciones de los huevos Benedict en todo el mundo. Sin embargo, con esta receta cetogénica, aprenderás a hacer la versión original (pero con un toque cetogénico).

¿Los huevos Benedict son Keto-amigables?

Solamente uno de los componentes de los huevos Benedict, el muffin inglés, agrega una cantidad significativa de carbohidratos netos. Desafortunadamente, dado que cada mitad de este pan contiene aproximadamente 13.5 g de carbohidratos netos, es mejor evitar pedir consumir este plato si estás llevando una dieta Keto.

Dicho esto, esto no quiere decir que debas evitar los huevos Benedict por completo. De hecho, hay varias recetas de pan cetogénico que puedes usar para reemplazar el muffin inglés alto en carbohidratos. Con esta receta te mostraremos cómo hacerla con la opción más rápida y sencilla . Esta receta es bastante densa en calorías, por lo que se recomienda comerla como brunch o como tu primera comida en ayunas intermitentes.

Cómo preparar tus propios huevos Benedict Keto

Hacer unos huevos Benedict es tan simple como preparar cada componente individualmente y ensamblarlos. Si los estás haciendo por primera vez, asegúrate de leer las instrucciones con atención.

Recuerda prestar mucha atención a los huevos escalfados y la salsa holandesa, ya que pueden ser difíciles de preparar al principio. Sorprendentemente, reemplazar el muffin inglés con pan cetogénico será la parte más fácil de la receta (aparte de cocinar el tocino canadiense, por supuesto).

Una vez que tengas todos los componentes listos (el muffin inglés keto tostado y con mantequilla, el tocino canadiense, el huevo escalfado y la salsa holandesa), colócalos uno encima del otro, en ese orden.

Personaliza la receta según tus gustos

Otra gran ventaja de los huevos Benedict Keto es que puedes personalizar la receta para que se adapte a tu estilo de vida, sabor e ingredientes.

Estas son algunas de las personalizaciones Keto más populares para esta receta:

  • Huevos Benedict con aguacate Keto: para agregar grasa, sabor y beneficios para la salud a tus huevos, añade aguacate. Córtalo en rodajas o aplástalo en tu pan Keto tostado antes de colocar los otros ingredientes encima.
  • Cocina los huevos a tu gusto: no necesariamente tienes que escalfar los huevos. Siéntete libre de freír o revolver tus huevos. Lo mejor es freírlos con el lado de la yema hacia arriba con poco calor para que puedas obtener el sabor y la textura adicionales de la yema líquida.
  • Use la carne en rodajas que prefieras: ¿no tienes tocino canadiense? No hay problema. Los huevos Benedict cetogénicos se pueden preparar con cualquier tocino, jamón serrano o carne en rodajas que tengas a mano.
  • Omite el pan: convierte tus huevos Benedict en una ensalada saludable para tu almuerzo o mejor utiliza un gofre Keto.

Preparación de la receta

A continuación conocerás el paso a paso para la elaboración de esta receta con huevos.

Salsa holandesa

  • 2 yemas de huevo grandes.
  • 2 cucharadas de mantequilla.
  • 1 cucharadita de jugo de limón.
  • Sal y pimentón, al gusto.

Huevos Benedict

  • 2 porciones de pan Keto.
  • 4 huevos grandes.
  • 140 g de tocino canadiense, aproximadamente 4 rebanadas pequeñas.
  • 1 cucharada de vinagre blanco.
  • Sal, según sea necesario.
  • 2 cucharaditas de mantequilla.
  • 1 cucharada de cebollino picado.

Elaboración de la receta de huevos Benedict

1. Reúne y prepara todos los ingredientes. Consigue el pan Keto, córtalo en rodajas, y déjalo a un lado.

2. Pon una olla de agua (aproximadamente 2.5 a 5 cm de agua) a hervir en la estufa. Una vez que esté hirviendo, baja la temperatura a medio-bajo para hervir a fuego lento.

3. Separa las yemas de huevo (para la holandesa) y reserva las claras para alguna otra receta. Bate las yemas de huevo en un bol de metal (que quepa sobre la olla) hasta que estén brillantes y de color amarillo intenso. Agrega el jugo de limón y vuelve a batir bien hasta que se incorporen.

4. Derrite la mantequilla en el microondas o en una sartén. Una vez derretida, coloca el recipiente de metal sobre la olla a baño maría. A medida que la mezcla de yema de huevo se calienta, agrega la mantequilla lentamente mientras la bates para que se emulsione.

5. Sigue batiendo mientras la mezcla se junta y se espesa. Asegúrate de no aplicar demasiado calor a la mezcla ya que los huevos se harán revueltos si se calientan demasiado. Una vez terminada, la mezcla debería poder adherirse al dorso de una cuchara. Si sumerges una cuchara y la retiras, podrás pasar el dedo a lo largo de ella y ver claramente la hendidura del lugar donde lo deslizaste.

6. Sazona la salsa holandesa con sal y pimentón, luego deja a un lado.

7. Llena la olla de agua con más agua si es necesario, preferiblemente unos 7-10 cm de agua. Vuelve a poner el fuego a medio-alto para que el agua hierva. Una vez que hierva, reduce el fuego a fuego lento, luego agrega sal y vinagre al agua.

8. Agrega un huevo en un molde o plato pequeño. Usa una cuchara para revolver el agua hirviendo en la olla, creando un remolino, luego vierte suavemente el huevo en el agua. Trata de no dejar caer bruscamente el huevo ya que querrás que permanezca completo para que quede escalfado.

9. Deja que el huevo se cocine durante 2-3 minutos, luego retíralo de la sartén con una espumadera. Colócalo en un plato con toallas de papel suavemente, y repite el proceso con los huevos restantes.

10. En una sartén aparte, sofreír el tocino canadiense hasta que esté ligeramente dorado por ambos lados, o al gusto.

11. Si así lo quieres, tuesta el pan Keto con mantequilla o simplemente extiende la mantequilla sobre la parte superior de cada rebanada.

12. Reúne los huevos Benedict. Usando una rebanada de pan, coloca tocino canadiense y un huevo escalfado uno encima del otro. Sazona el huevo con sal y pimienta, si lo deseas. Repite este proceso con el pan, el tocino canadiense y los huevos restantes.

13. Por último, vierte la mezcla de salsa holandesa sobre los huevos. Si la salsa holandesa se ha vuelto demasiado espesa, puedes agregarle una pequeña cantidad de agua y revolver hasta que se pueda pegar en una cuchara otra vez. ¡Decora con cebollino picado y disfruta!

Esto hace un total de 2 porciones de huevos Benedict Keto. Cada porción tiene 781 calorías, 60,9 g de grasas, 5,9 g de carbohidratos netos y 50 g de proteínas.

Acerca del autor

Equipo Editorial

Equipo Editorial

Equipo editorial de Vida Lúcida. Somos un equipo de trabajo comprometido con la propuesta de temas informativos y redacción basada en fuentes serias y confiables para asegurar un artículo de calidad a nuestros lectores.