Qué es el absceso anorrectal: Conoce sus síntomas y causas

El absceso anorrectal, también conocido como absceso anal, es una infección de piel y partes blandas que consiste en un aglomerado de pus que, en conjunto a una reacción inflamatoria local, representan una enfermedad infecciosa muy molesta de la zona del ano o el recto. Esta acumulación de materia purulenta, puede formar una protuberancia en la región anorrectal y su contenido puede drenar hacia la piel cercana en la región perianal o en la mucosa rectal.

Qué es el absceso anorrectal

Los abscesos anales constituyen un motivo de consulta habitual ya que es una patología que genera inconformidad y molestias al paciente, siendo más frecuente en hombres luego de la tercera década de la vida.

Una de las complicaciones más temidas del absceso anorrectal es la fístula rectal, lo cual significa, una comunicación patológica entre dos espacios o cavidades (por lo general entre la piel y la mucosa rectal), lo cual puede generar que la infección se perpetúe en el tiempo y sea más difícil de sanar por completo.

Síntomas del absceso anorrectal

El dolor es el principal síntoma del absceso anal. Este dolor es persistente, puede ser de leve, moderada o fuerte intensidad, se exacerba al sentarse o usar ropa ajustada, es de carácter punzante y pueden estar acompañado de otros síntomas como:

  • Sensación de masa o peso.
  • Enrojecimiento de la piel.
  • Aumento de la temperatura de la zona afectada.
  • Fiebre.
  • Escalofríos.
  • Pérdida del apetito.
  • Miedo al evacuar.

De progresar en el tiempo, el absceso anorrectal, puede crecer en gran magnitud abarcando la zona genital y perineal. En otros casos, el contenido purulento puede drenar espontáneamente, lo que percibe como un líquido espeso blanquecino, en la mayoría de las ocasiones con olor desagradable. En casi la mitad de los casos existe el riesgo de producirse una fístula anal.

De encontrarse presente otra comorbilidad en el paciente que cause inmunosupresión (disminución en sus defensas) como diabetes mellitus, infección por VIH sin tratamiento anti-retroviral, uso de esteroides o tratamiento con quimioterapia, esta infección puede generar síntomas graves de respuesta inflamatoria sistémica y llegar a estado de sepsis, sobretodo en pacientes ancianos.

Causas del absceso anorrectal

Las regiones perianal y anal son zonas que albergan gran contenido de bacterias, debido a su cercanía con las heces que se encuentran en el recto, además son zonas de gran humedad. En el borde del canal anorrectal se encuentran unas glándulas, que secretan moco que permiten mejorar la consistencia de las heces durante la evacuación. Cuando estas glándulas son colonizadas por las bacterias entéricas ocurre una reacción inflamatoria, que hace que se desencadene una respuesta inmunológica local que promueve la generación de pus y líquido plasmático. Al acumularse se forma un absceso rectal.

Las causas de que esta colonización se produzcan son: la presencia de hemorroides internas prolapsadas, las fístulas anales y las lesiones traumáticas (afeitado, higiene agresiva, entre otras).

Te puede interesar:
Los mejores batidos para prevenir el cáncer

Diagnósticos diferenciales

Si bien el absceso rectal es una patología molesta que hace que el paciente acuda al médico, existe un gran número de pacientes que presenta abscesos rectales recurrentes que, en ocasiones al drenar su contenido, mejoran la sintomatología y hacen que el paciente, de uno u otro modo, aprenda a convivir con esta condición. Aunque este escenario no es el recomendable, ya que en este tipo de pacientes hay una gran probabilidad de desarrollar fístulas ano-rectales.

La única manera de saber si una masa dolorosa en la región anal corresponde a un absceso rectal es acudir al médico, ya que debe hacer el diagnóstico diferencial entre hemorroides internas, fístulas ano-rectales, gangrena de Fournier o prolapso rectal, que tienen otro manejo terapéutico.

¿Qué se debe hacer en caso de presentar síntomas de absceso rectal?

Si usted presenta alguno de estos síntomas debe acudir al médico, ya que el absceso perianal debe ser tratado lo más pronto posible. Un gran número de abscesos perianales deben ser drenados quirúrgicamente, en vista del riesgo de aumentar de tamaño, presentar una fístula anal y de repetirse en el tiempo.

Cuando los abscesos son muy grandes o profundos y el paciente presenta alguna condición que afecte sus defensas inmunológicas, además de plantearse el abordaje quirúrgico debe iniciarse tratamiento antibiótico de amplio espectro.

El médico especialista en este tema es el médico coloproctólogo, quien es el encargado del diagnóstico y tratamiento de las enfermedades del colon, ano y recto. De presentarse un absceso anorrectal debe estar tratado por un Especialista en Coloproctología, con la finalidad de prevenir las complicaciones, inclusive, la lesión del esfínter anal posterior a la cirugía de drenaje del absceso anorrectal.

Bibliografía:

Acerca del autor

Avatar

Dr Manuel A. Rodriguez R.

El Doctor Manuel Alejandro Rodriguez es Médico Cirujano especialista en Obstetricia y Ginecología. Asesor de la Federación Latinoamericana y la Federación Venezolana de Sociedades Científicas de Estudiantes de Medicina – FELSOCEM / FEVESOCEM Ifmsa - Vzla.

Deja tu comentario

avatar
  Subscribirse  
Notificar